jueves, 16 de agosto de 2018


-¿Te puedo confesar algo?
-Dime.
-Aquella tarde, cuando me presente contigo, después de vernos tantas veces sin saber nuestros nombres hasta aquel día, me moría de nervios.
-¿En serio? Jamás lo habría pensado.
-No sentiste mi mano sudando.
-No. Quizá fue porque a mi también me sudaba. Te mirabas tan seguro.
-Sabes, creo que la mayoría de los fracasos amorosos que he tenido se han debido al hecho de que en cierto punto de una relación que empieza a tomar forma por el tiempo, el miedo me empieza a ilustrar una imagen de mi dependiendo de alguien, y aun más fuerte es el temor de saber que alguien dependerá de mi. Y eso me hace sabotearlo todo, si es que esa persona no se aburre antes de mi. Y te lo cuento porque desde que te conocí he tratado de mostrarme seguro, pero por dentro he vivido aterrado.
-¿Por qué?
-Porque contigo no pasa eso, digo, tengo miedo, pero contigo fue desde un principio; y por otro motivo.
-¿Y cuál es ese motivo?
-El hecho de saber que a ti sé que no te podré tener más que en esta vida, no habrá segundas oportunidades; y no es que en mis otras relaciones piense en segundas oportunidades, es que, y no sé que tan mal se escuche esto, simplemente no me importaban, porque yo sabía que no eran tú, aun sin haberte conocido. Nunca me había importado el tiempo, y el hecho de saber que algún día voy a morir, pero contigo es diferente, por primera vez en mi vida puedo decir que le temo al paso del tiempo. Pero lejos de inmovilizarme el miedo como ese miedo que sentía antes, este miedo me hace querer disfrutar de todo, y de nada. Me hace querer disfrutar cada momento que estoy contigo, y cada momento que no lo estoy, disfrutar el sonido que haces con la nariz cuando respiras, tu mirada, tu hermoso pelo, tu forma de bailar cuando quieres llamar mi atención, como saboreas el café, la forma en que se te miran tus gafas oscuras, la forma en que susurras esa canción a mi oído.
[...]
-Te puedo hacer una pregunta "A".
-Dime.
-Eres casada.
-Si.
-Ya veo.
-Pero eso no me impide conocer a otras personas, digo; tú sabes a lo que me refiero.
-Eso es una entrada.
-Si.
[...]
-Tú eres de los que piensan que necesitas a una persona porque la amas, o de las que aman porque necesitan a esa persona.
-No lo sé, creo que no soy ninguna de esas personas. Porque yo no te necesito, vamos; no quiero crear ese peso sobre ti, no es justo. Pero [créeme que] si de algo estoy seguro en esta vida, es de que te amo.




lunes, 13 de agosto de 2018

Tres (cortas) historias.


-Conocí ha alguien.
-En serio.
-Si.
-Un nuevo amigo.
-No, una chica.
-En serio. Vaya, eso si es, sorprendente. -dijo ella riendo- Digo, no quiero decir que...
-No, lo sé, te entiendo. De hecho fue muy raro.
-¿Qué?
-Como nos conocimos.




Sus ojos, eran las puertas del cielo, si me dieran a elegir que sería lo último que quisiera ver antes de morir, sería esa mirada, incluso mas que a ella. Era un demonio, un vendaval, ella era un ángel perverso y yo un pobre diablo, pero a la vez era tan buena, noble, la mejor persona que jamás conoceré, recuerdo esos dos lunares que tenia justo aquí, en el pecho, recuerdo lo mucho que le gustaba que los besara.





-Te molesto.
-No.
-Mi trasero es enorme.
-Tu trasero es hermoso.
-Pero no es perfecto.
-Para mi es imperfectamente perfecto.









jueves, 9 de agosto de 2018

El discurso que jamás di.


 Siempre he sido muy malo con las palabras, no, corrijo; siempre he sido muy malo con las palabras hablando (las escasas novias que he tenido en mi vida pueden dar fe y legalidad a este hecho) y esto se dificulta en un 70% si hay que hablar por teléfono o si tengo que dar un discurso, hoy por ser un día muy especial (siempre he considerado este un día de mucha suerte) quiero hablarles de uno que jamás se llegó a dar.

Sólo he dado un discurso en mi vida, fue para los quince años de una prima, y aunque me gustó como salió (no sé si los comensales del evento, salvo por la mamá de la festejada y la tía que me propuso hacerlo y una par de personas que lo leyeron previo a darlo me dieron su visto bueno, y que además una de ellas me cuestionó lo que muchos me han cuestionado -bueno, la verdad no tantos- el porque cuento todo a través de un episodio vivido en mi vida, a lo cual la respuesta es que cuento las cosas en primera persona porque al fin de cuentas yo las vivo, y todo lo que también los demás viven, también pasa o afecta directa o indirectamente en mi vida, pero ya no entro en detalles, me desvío del tema central) y si no fuera porque es muy personal e íntimo el texto se los compartiría, así que sólo les compartiré en esta ocasión, ese discurso que jamás dí, y la historia de este y el por qué lo iba a dar.

Fue hace cuatro años, cuando postulé por primera vez mi novela a un concurso literario para poder publicarla, entonces yo estaba tan emocionado con la idea de que mi trabajo resultara ganador, que empecé a redactar de a poco un texto que sería el discurso que diría el día de la premiación en el marco de la feria del libro que se hace en mi ciudad, pero pues mi novela no fue la elegida y el texto se quedó arrumbado por ahí, no es hasta hace unos días buscando otro papel con un dialogo que tenía escrito ahora que estoy trabajando con la idea de poder hacer por fin mi primer cortometraje como debe de ser, me topé con este texto, y pues nada, tengo ganas de compartirlo por acá, Así que se los dejo.


"Hay una frase de F. Scott Fitzgerald con la que me identifico mucho, pues así como él decía que uno es la suma de sus fracasos, yo creo que también así como somos una suma de lo vivido, sea triunfo o fracaso, también somos la suma de lo no vivido, de lo que no vivimos cuando decidimos no salir de casa y decidimos quedarnos leyendo un libro, o viendo una película, o escuchando algo de vieja música mientras bebemos algo o fumamos algo, esas cosas que luego hacen que uno sienta unas terribles ganas de expresar sentimientos en alguna forma de arte, y sé que para muchos "famas" estas palabras no tienen sentido, para esa clase de gente que sólo contabiliza su vida en cuánto dinero gana, o quien ganó la pelea de box del fin de semana, que coche consigues y se la llevan esperando la hora para salir del trabajo. Muchas de las historias que nos inspiran nacieron de no vivir, y esta es una de ellas."


martes, 7 de agosto de 2018

Las diez películas que yo considero cambiaron mi vida.


Este es un ejercicio al cual me invitaron a colaborar en Facebook, el cual consistía en compartir los carteles de las diez películas que han cambiado nuestra vida, esto sin dar explicación alguna del porque las considerábamos así, de modo que yo quise extender un poco más el ejercicio y acá voy a dar la explicación a cada una de las películas del porque yo considero cambiaron mi vida como espectador.

La mayoría considero que la cambiaron más que nada en la visión de como veo el cine, como lo concibo, y que han hecho que busque ver precisamente esta clase de cine, y una que otra supongo a la larga si han hecho que cambie algunas cosas de mi vida ya en un plano más profundo, pero no la gran mayoría.

Sin más preámbulo en esta introducción les comparto las diez películas que cambiaron mi vida.



El Rey León.
La primera película que yo siento que marcó mi vida fue esta. Quizá si me pongo a hacer un recuento de las películas animadas que más me gustan, que honestamente son muy pocas, no por falta de calidad en esta clase de trabajo, sino simplemente porque así es conmigo, creo que esta lideraría dicha lista.
Fue la segunda película que yo vi en el cine, y al ser la primera en dibujos animados, de tanta duración (vamos, con esto quiero decir que las caricaturas que miraba en la tv eran de menos de 30 minutos) fue más especial para mi, sumando a eso el hecho de que el protagonista muere casi al inicio de la cinta, y que años más tarde sabría que es una adaptación más a la magnánima obra Hamlet de Shakespeare, creo que no hay nada más que decir.


Stand By Me.
Cuanta conmigo quizá sea la película que yo más recuerde de mi infancia, por encima de la que me digan como Cementerio de Mascotas, Pesadilla en la Calle del Infierno, o Nuestra Pandilla (sobre esta última sólo por muy poco) Y creo la recuerdo mucho, y con mucho cariño por el hecho que me hace recordar muchas vivencias similares que viví con muchos de mis viejos amigos de aquellos años, en primer lugar; y en un segundo lugar porque fue la primera muerte que yo vi y que me impactó mucho, ya había visto algunas otras en películas, pero eran en películas de terror (hago un recuento mientras hago este ejercicio y me pongo a pensar que de niño si me gustaba ver películas de terror, cosa que hoy día no tolero) y en esta el ver que era un niño, y retratado de una manera muy real, nada estrafalaria o dramática, creo que si dejó algo en mi, como si ese niño podría ser yo.


Naranja Mecánica.
Descubrir esta película en la prepa por el hecho de escuchar a mis amigos hablar tanto de ella, fue sin duda abrir una puerta, cambiar el switch a todo lo que yo concebía que podía hacer el cine, ya no era sólo entretenimiento, o si bien si entretenimiento; ya no sólo para quemar tiempo, desperdiciarlo, ahora podía entretenerme planteándome preguntas durante la película, y después de la película, comprendiendo que las películas eran algo así como los libros.


El Padrino.
Con El Padrino fue más que nada la comprensión que hay personajes en el quehacer del cine que son tan importantes como toda la película. De esta película lo que me cambió fue la perspectiva hacia los actores, y lo grandes artistas que pueden llegar a ser, como el señor Marlon Brando. Me enseñó a buscar películas a través de este método, el de filtrar por actores.


Amelie.
Para muchos quizá no sea la mejor obra de Pierre Jeunet, pero yo amo tanto esta película, y tiene un significado para mi como no tienen idea, que son un sin fin de causas por las cuales a mi me marcó tanto.
Para empezar diré, y esto si ya lo comenté acá en el blog en mi primera lista de películas favoritas y en la entrada que escribí sobre la película hace ya 4 años, que es la película que me hizo querer buscar más cine francés, que a su vez me hizo querer conocer más el cine europeo completamente, también la considero como la película que me hace como tal un cinéfilo, no sólo un fanático del cine comercial.
Ahora, lo que pocos saben sobre mi amor por esta película es que gracias a ella yo conocí a Eric Villa, quien es coordinador editorial de la revista para la que colaboro, Cinéfagos, y fue precisamente el primer número que yo leí sobre la película en el que escriben sobre ella, y de ahí nacieron mis ganas de querer colaborar con ellos. También un dato muy peculiar sobre la película es que cuando yo la vi por primera vez en la vida, fue en el 2012, año en que cumplí 23 años, la edad que tiene Amelie en la cinta (como olvidar la escena donde pasan en la tv su muerte) y por último esa escena en la que imagina que su amado sale a comprarle levadura, esa escena fue la que me hizo comprender que el cine provoca sentimientos reales, no sólo emociones, o risas, o sustos, o diversión, también te hace feliz en plenitud, te hace sufrir, llorar con esos personajes con los que te puedes identificar y ver tu propia vida ahí, personajes reales y no indestructibles. No creo honestamente ver una película en vida que me de la gracia y la plenitud que me da Amelie cada vez que la veo.
(Por cierto, nunca me ha gustado del todo el poster)


Midnight In Paris.
La película de Woody Allen también la vi en el 2012, y si en algo cambió mi vida esta película, y si algo de puedo adjudicar yo, es que gracias a ella yo empecé a escribir, a raíz de haberla visto y a la par de un par de sueños que tuve con unos meses de diferencia y algunas vivencias, nombres, libros y viajes, yo me animé a escribir mi novela, y años después supongo gracias a eso también nació este blog, pero siempre he creído que el detonante principal de todo fue esa película, y acá sigo.


Azul.
Jamás se me va a olvidar la noche en que yo miré esta película, me dejó un sentimiento de vacío, pero a la vez de cierta alegría y anhelo, que pocas veces logro volver a sentir al ver una película, incluso recuerdo que me costó mucho volver a verla, por miedo a no sentir lo mismo, pero cada vez que la veo, me hace sentir lo mismo que aquella primera noche, es como una maquina del tiempo para mi. Me enseñó quizá no a sentir como Amelie, pero si me hizo tener cierta empatía por el sufrir de Juliette Binoche, a la cual si bien yo ya conocía de otras películas, y ya la amaba, creo que a raíz de ver esta actuación la elevé hasta la cima de mis actrices favoritas, incluso al grado de creer fielmente que es la mejor actriz que haya pisado este planeta, por encima de quien ustedes o las personas que saben de esto me digan.


La Dolce Vita.
Sin duda alguna otra película que me ha marcado hondamente es esta joya indeleble del italiano Federico Fellini. Pues en ella vemos al hombre que todos quisiéramos ser nada más y nada menos que por el mejor actor de todos los tiempos: Marcello Mastroianni.
La Dolce Vita es un retrato de la vida misma, vemos pasar el tiempo como pasa en la vida, sin pretensión alguna, haciendo del cine una extensión de dudas y complejos que cualquiera puede tener, lejos clasismos, aunque la película trate a una sociedad clasista y putrefacta en ciertos aspectos. Tarkovski nos dejó la poesía hecha vida e imagen, Bergman dudas e inquietudes provenientes de nuestros sueños y nuestro pasado a través del silencio, Fellini dejó al mundo lo parco de la vida fielmente retratado, y con eso le debemos mucho, todo.


Her.
Con Her simplemente la marca consistió en quitarme el paño de los ojos y ver que muy pocos somos los que aún podemos amar de verdad en esta era. No haré ningún comentario más porque probablemente me ponga a llorar.


La Gran Belleza.
Con La Gran Belleza fue un poco reafirmar mi ideología de vida, esa de ser más meditante y absorbiendo toda la belleza posible en mi interior y tratar de hacer algo con ella escribiendo, aunque nadie, o casi nadie lea jamás todo lo que escribo como el papa de Juan Antonio en Vicky, Cristina Barcelona, y ser tan hipster y banal en el exterior como me sea posible para que nadie descubra mis secretos y sufrimientos.
Me considero desde entonces un Jep Gambardela prematuro, además de que no creí encontrar a la par una obra como la de Fellini, la ya mencionada, pues a pesar de lo que todos digan, yo encuentro más similitudes entre esta y La Dolve Vita, que con 8 1/2


Saló, o los 120 días de sodoma.
No quise dejar de mencionar esta película porque como una mención especial porque es de las pocas películas que me creó un shock, un impacto que no sé si me marcó, o me cambió para bien o para mal.


domingo, 5 de agosto de 2018

Películas V.







El Callejón de los Milagros.
Película del cineasta mexicano Jorge Fons del año 1995, la cual si bien a bien por si sola es una gran película, su mayor virtud, o por la que todo mundo puede hacer referencia de ella, es por haber sido el debut cinematográfico de la, en aquel entonces desconocida por el mundo joven actriz llamada Salma Hayek.

La historia cuenta en tres capítulos, la historia de tres personas que viven en un callejón de la Ciudad de México llamado El Callejón de los Milagros, y a la vez de que nos cuenta la historia de estos tres personajes, sirve de pretexto para contarnos el entorno de todas las personas de ese callejón, vemos todos los estereotipos de la sociedad mexicana, y lo retrata de una manera muy fidedigna, el como pasa el tiempo y como este los va cambiando, tanto lo que son como el lugar donde muchos están.

Si yo le tuviera que poner un nombre alternativo a la película sería: "persiguiendo el sueño de la ilusión perdida" ya que es el retrato de lo que se pierde por una falsa ilusión, que si algunos llegan a conquistar dichos deseos, es porque involucraron algo más, que es el olvido de todo lo pasado, pero nuestros las personas que en la película quieren algo más, no comprenden esta premisa.

La trama tiene un desarrollo armónico, y aunque por muchos momentos es predecible, esto no le juega en contra, sino todo lo contrario, ya que aunque predecible se comprende que así tenía que ser, porque tiene veracidad y fundamentos, no buscan sorprender a nadie ni dar giros de tuerca innecesarios, (sólo por mencionar un ejemplo, era imposible que Abel matara a José Luis porque es un buen muchacho) además esto ayudado por las excelentes actuaciones de todo el cast, no sólo de Salma. (que si a mí me lo preguntan, aunque buena la actuación, no hace nada extraordinario en comparación a Ernesto Gómez Cruz o la gran actriz Margarita Sanz).

Quizá poseedora de una de las bandas sonoras mas bellas del cine mexicano, sumado además el gran trabajo del director, la facilidad y la versatilidad con la que hace de este guión adaptado de una novela egipcia, algo tan claramente mexicano.





La Tarea.
Dirigida por el gran director Jaime Humberto Hermosillo, esta película tenía desde un principio, incluso antes de que yo lo supiera, o la viera, o leyera sobre ella al respecto, todos los elementos para que fuera una de mis películas mexicanas favoritas, por ejemplo el hecho del reparto minimalista, de la anécdota por la anécdota, sin querer ejercer presión o moralidad sobre el espectador, su discurso sobre el erotismo, el sexo, el amor, los recuerdos, la pareja. Tiene quizá una de las escenas más eróticas y elegantes de nuestro cine, y que además quizá compita con la escena en secuencia más larga de nuestro cine.

Los dos únicos actores en escena como lo son José Alonso y María Rojo dan verdadera cátedra de actuación, es un verdadero ejercicio y además pieza obligada para quien pretenda llevar esta carrera, y además la premisa que nos da la película al final es muy original.

Sin hablar más de ella les digo que se convirtió desde que la vi mi segunda película mexicana favorita.

El título completo de la película juega mucho con la intención de la película en general. ¿Es una película experimental? Yo sólo diría que es una película, y una muy buena por cierto.


miércoles, 1 de agosto de 2018

El Espejo de Andrei Tarkovsky


El Espejo (o The Mirror, o Zerkalo) del director soviético Andréi Tarkovski, es una película de 1974 que narra la visión de un niño sobre su madre siendo este un pequeño, y a su vez como fue que lo marcó en su vida adulta, y como esto modificó su comunicación con ella, el como lo influenció en sus relaciones futuras, tratando de encontrarla, ya fuera buscándolo o no, mujeres que le recordaran la figura de su madre, y la visión de su pequeño hijo, y el como esto altera su realidad y su educación.

Hablar de una película de Tarkovski es hablar sin lugar a dudas, hablemos de la película que hablemos; de su gran impacto visual, no sólo en la iluminación, o en lo referente al diseño de producción, o retratada por momentos a color y por momentos en blanco y negro, el uso de espejos y simbolismos en el viento, el fuego y el agua a los que se les puede dar un sin fin de lecturas, sus referencias al arte en general como fuente de inspiración como la pintura, sino de la propuesta visual y la poesía creada entre el argumento y las imágenes.

El silencio predominante, las actuaciones mesuradas, la poca música que se utiliza es sublime y no trata de manipular lo que sentimos, las miradas parcas que a menudo rompen con la cuarta pared; son sólo algunos de los grandes sellos del cineasta que años después serían emulados y fuente de inspiración para grandes cineastas como Carlos Reygadas, P.T. Anderson, Wes Anderson, Wong Kar-Wai o Stanley Kubrick.

La carta en que se convierte la película nos da un retrato histórico muy fiel sobre lo vivido por los niños durante la Segunda Guerra Mundial en la URSS, por lo cual hace a la película en cierta forma una especie de autobiografía del cineasta, y lo vivido por sus padres, además de un capítulo retratado de la Guerra Civil Española por la incorporación de unos personajes peculiares. Sentimientos de pérdida, conciliación, de espera, de muerte, son muy constantes así como el trato a la religión y la patria, cosas que nos inculcan los padres. En la trama no hay cronología, es un constante juego en el tiempo, entre el presente y el pasado, o el pasado y el futuro, en realidad no se sabe, y se disfruta mejor la película de esta manera, si saber con certeza. Y el hecho de que se utilice un solo actor y una sola actriz para interpretar a la madre del actor principal, o del que nos va narrando tanto su historia como la poesía (al cual nunca vemos) ayuda mucho a que los límites en la estructura de tiempo e historia se vuelvan indelebles. (Margarita Terekhova, la actriz que interpreta a la madre de joven y a la esposa del personaje principal es muy destacable, y la mujer mayor que interpreta a la madre ya en su vejez es la propia madre de Tarkovski, y el joven actor tiene un parecido increíble con el cineasta)

Sin lugar a dudas un poema adelantado a su tiempo, y más sin embargo logra retratar con una realidad bárbara la historia tanto personal como del entorno del cineasta, las memorias sobre su madre, la hacen a esta película una carta abierta a su madre, lo cual la hace muy personal, y no intenta complacer a nadie con este trabajo, si la carta es de amor, eso le toca a cada uno resolverlo, además del hecho de lo planteado en torno a los eventos paranormales y surrealistas reflejados en sus sueños, de los cuales nos hace participes en este particular filme que para mi gusto es como ya lo dije, una adelantada a su tiempo.















sábado, 28 de julio de 2018

Crisis.


Cada determinado tiempo suelo tener una crisis existencial, creo que todos atravesamos por eso, algunas son simples sacudidas elípticas sin mayor resonancia ni repercusión (como la última que tuve, por ahí de febrero) y otras que son sacudidas que destrozan nuestros cimientos y todo lo que eramos y pensábamos, muchas veces venideras con relaciones o rupturas amorosas (como la que tuve en mayo pasado, que se juntó con la partida a otro lugar de la tierra de dos personas muy cercanas a mi y otras dos que partieron de este mundo) y otras que refieren más a estas llamadas crisis de edad que se tienen a menos una vez cada década, (supongo que mi novela en el 2012 se escribió en gran medida por una de estas crisis -la de los veinte-) pero ahora quiero explicarles sobre una crisis que he vivido en los últimos días, que la verdad no sé si en los términos estrictos de la palabra se le puede llamar crisis.

Y es que en las últimas dos o tres semanas han sido noches en las que duermo muy poco, cosa de 4 o 5 horas al día, algo que sólo había experimentado cuando estaba en el proceso más demandante de mi novela, pero pegado a esto he tenido una demanda de trabajo muy fuerte, además de las responsabilidades del hogar por el hecho de que estoy días he estado viviendo solo. Pero aún con todas estas cosas no me siento ni estresado ni presionado (se me ha estado empezando a cerrar otra vez el ojo derecho, pero creo se debe más al hecho de las pocas horas dormidas que a cualquier otra cosa -cada día me parezco más a Buñuel y Allen-) He tenido oportunidad de ver muchas películas que no había podido ver, he terminado textos que tenía pendientes de hace mucho tiempo, me vuelven a venir ideas, trabajo en ese corto que tanto he querido hacer desde hace años, aunque no sea con la historia que soñé poder plasmar la primera vez que se me cruzó por la cabeza la idea de que podía hacer algo así, he salido más, aunque no tanto como quisiera y con los amigos que quisiera ver (ahí el trabajo no ayuda por los horarios absorbentes cuando de ver atardeceres y socializar se refiere).


Pero aún así con todo lo que conlleva una vida viviendo solo, con las responsabilidades que esto demerita, como el ser auto suficiente en todos los aspectos, tener que pagar por los alimentos que la gente te hace con tanto amor a lo que hace, y saliendo también un poco de lo establecido, de la rutina, de la zona de confort, hoy día la crisis, o el cambio, no se siente tan malo. (A pesar de los casi treinta de vida que tengo, donde se supone la paciencia no debería de ser tan buena).

miércoles, 25 de julio de 2018

Love of Lesbian: Un disco, una canción.




Para este ejercicio no evocaré a toda la discografía de esta peculiar banda española del llamado indie-rock, sino sólo a los tres discos que bien conozco de pi a pa. Si bien de los otros dos discos anteriores de la banda (los que son en español, ya que cuentan con otros tres discos en habla inglesa) conozco alugnas canciones, con estas la verdad no tengo una proyección muy personal, y ustedes saben que mi relación con la música, al menos con la que me marca significativamente, es porque de cierta manera comulgan con vivencias personales de su sirviente escritor.

De modo que, aunque para mi ha resultado un ejercicio muy difícil, acá les compartiré una sola canción del disco "1999 (o como generar incendios de nieve con una lupa enfocando a la luna)", "La Noche Eterna. Los Días No Vividos", y "El Poeta Halley"; esa canción que bien no puede ser uno de los sencillos, o si; o no puede ser la mejor, pero que la elijo porque en ella encuentro parte de mi vida retratada. Sin más acá les dejo a las tres elegidas.



1.-Allí donde solíamos gritar.
Probablemente para propios y extraños, quiero decir, para los verdaderos fans de Love Of Lesbian y los que los escuchamos habitualmente, seguramente este es el mejor disco considerado por todos y el favorito. Un disco lleno de recuerdos, nostalgias, autoflagelación, masoquismo, (como diría una publicación hace poco sobre este disco, quien este libre de amores que nos hicieron sufrir que arroje la primera piedra) memorabília, influencias y memorias de la juventud llenas de lágrimas. El disco narra una historia cronológicamente desde 1999 que parece se extiende más de la cuenta, hasta un 2009 en el que la edad te hace despertar con la mayoría de sus canciones de corte indispensable. Sin lugar a dudas no podía escoger otra canción que no fuera Allí donde solíamos gritar, y si bien en lo particular yo no podría hablar de un lugar a donde iba con cierta chica a gritar para liberarnos de nuestros problemas y nuestros demonios al tiempo que escuchábamos grandes héroes musicales, si me hace recordar tres lugares específicos que marcan mi memoria donde compartí tiempo y memoria con tres mujeres que de cierta manera marcaron hondamente mi alma.




2.-Oniria e Insomnia.
Uno de los sencillos de este disco doble llamado "La Noche Eterna. Los Días No Vividos" el cual lo conforman 18 grandes canciones de las cuales podría mencionar algunas como Los Días No Vividos, o Belice, sólo por mencionar. Una gran canción con la típica historia que a mi me encanta de un amor trágico, incompleto, autodestructivo, y no creo que haga más falta por decir más que decir que esta llena de una esperanza sin futuro, y un pequeño homenaje al gran Fred Astaire.




3.-Contraespionaje.
De "El Poeta Halley" mi canción favorita no es uno de los sencillos seleccionados para su promoción, es una canción que habla mucho de dos cosas que me han perseguido durante mi vida, una es precisamente la actividad que promueve/fomenta/menciona la canción: el espionaje, o como lo dice la canción, el contraespionaje, el salir a la ciudad a observar a la propia gente local que pasa a veces el tiempo no haciendo nada, o que creemos que no hacen nada por no prestar atención por nuestras ocupadas vidas. Y la segunda es este temor a veces absurdo que me caracterizaba por el temor al vivir, al esperar que pasaran las cosas, sin jamás tener una figura fuerte y mayor que me dijera las palabras que Dufayel le dijo a Amelie. Pero de eso hace años creo que me curé.





sábado, 21 de julio de 2018

El mejor lugar para vivir.


Hace algunas semanas que mi hermano estuvo de vacaciones por la ciudad, y que tuvimos que ir a dejarlo al aeropuerto a Los Cabos (que es de donde salen los vuelos internacionales) nos hizo dar a la familia un trip-road por todo el sur del estado, y en este acto hicimos tres cosas que jamás habíamos hecho:

Recorrer toda la parte sur por sus dos carreteras
Viajar todos juntos
Y (esto ya es a un punto muy personal) que no podía caer en un mejor lugar para vivir.


El lugar donde nací quizá sea una de las ciudades más bellas de todo el país, aunque apenas esté en pleno descubrimiento para el resto de la gente del norte, era un secreto a voces, sólo para los locales, (algo así como Loreto para los sudcalifornianos -y que esperemos así nos dure muchísimos años-) pero sin lugar a dudas La Paz, y todo Baja California Sur en particular es sin lugar a dudas el mejor lugar para vivir.

Creo que mi razón principal para creer esto es la tranquilidad con la que se vive, aunque como en toda ciudad de México, tuvo sus tiempos difíciles no hace mucho por cuestiones que todo el mundo puede conocer; hoy día de a poco vuelve a restablecerse este ritmo de vida tan provinciano y tan gratificante para el alma (a pesar de los manejos o lo que los gobernantes quieran hacer con la ciudad)

Otra razón por la que creo que es el mejor lugar para vivir son sin lugar a dudas sus atractivos naturales, prácticamente conozco toda la baja, a excepción de Guerrero Negro, pero les puedo decir que cada rincón de esta bellísima tierra, tiene algo que te puede dejar sin aliento: San Lucas tiene al imponente Arco, formación rocosa que bien puede tener la edad de la tierra misma y que sin lugar a dudas es uno de esos sitios que todo ser que haya vivido en este mundo tiene que conocer, San Jose del Cabo sin lugar a dudas tiene uno de los centros históricos más bellos del país, de noche es una cosa alucinante, Miraflores tiene unas noches tan luminosas por el cielo iluminado por las constelaciones, Santiago es un lugar que hay que ver en tiempo de lluvias, cuando se arroyo se llena de agua, Los Barriles tiene un azul en su mar que bien podría compararse con la pequeña costa azul francesa en México. Lugares pequeños pero con una gran mística como Santa Rosalía, El Triunfo, Todos Santos y sus callen empedradas y galerías de arte. Múlege y sus oasis llenos de palmares, Loreto y sus islas, y sus historias y sus amaneceres (trato de evitar impregnar todo el amor que yo siento este lugar) su ruta de misiones jesuitas, San Carlos, San Ignacio, y todos los puertos pesqueros que tanto han dado a la noble y consciente gente de esta tierra.

Ahora, ¿por qué digo consciente gente? Porque a la gente de este estado se les tacha de huevones, y yo con casi diez años de conocer a esta gente y prácticamente ser ya uno de ellos, les puedo decir que no es tal cosa, es simplemente que saben apreciar lo esencial de la vida, y esto es el tiempo que hay que dedicar para contemplar la belleza y majestuosidad del mar.

Ahora que si hablamos de belleza, hay que hablar de La Paz, de sus atardeceres, de sus playas, que hay de todos colores (literal) tanto en su arena como en su mar, de todos tamaños, mar en el que te puedes sumergir y reparar cualquier cosa que esté enferma, desecha, rota, despegada, sólo hace falta flotar, dejar de pensar y escuchar el mar para darse cuenta que uno es privilegiado por estar en un lugar como en el que estoy, en el que el silencio vale más que mil palabras, aunque siempre es gratificante compartir la belleza con seres amados, saberse desconocido por mucho, y más sin embargo conocer a tanta gente de ciudad pequeña, que todos te den los buenos días y lo digan con el corazón y no como un sistema "automático".











Una publicación compartida por Juan José Antuna Ortiz (@johnnyantuhap) el

jueves, 19 de julio de 2018

Pereza: Mis Canciones Favoritas.




Pereza de dos años para acá yo puedo decir con toda autoridad, y con toda vigencia, que aún sin estar vigente se ha convertido en mi banda española favorita, desde hace tiempo atrás ya me gustaba mucho, era una de mis favoritas, pero no la podía considerar con toda autoridad mi favorita, pero viajes realizados, muchos kilómetros de carretera acumulados, y el amor que he despertado en otras personas por esta banda (quizá sea la banda que yo más he logrado que otra gente escuche) hacen que hoy quiera escribirles sobre ellos, y compartirles las forzadas 10 canciones que a mi más me gustan de la banda.

La banda tiene vigencia en la escena musical ya con algo de público después de haber pisado los sitios más underground y míticos de su siempre bella y adorada Madrid, por allá del 2001 con el disco homónimo, en el cual no sólo eran Rubén Pozo y Leiva, sino que había un tercer miembro en la batería a quien llamaban Tuli. Más por aquel disco como tal, el cual era dominado por una clara influencia que jamás se pudieron quitar del todo por los Rolling Stones, fueron tomando fuerza en la escena por sus colaboraciones en discos homenajes como el que se hizo para Los Fabulosos Cadillacs. En 2003 llegan con Algo Para Cantar, ya sin Tuli y sólo con Rubén y Leiva (incluso por aquellos años Leiva tocaba el bajo en la banda) y sus músicos empezaron a romperla duro abriéndole conciertos a bandas como Bon Jovi y sus adorados Rolling Stones, con este disco fue tan relevante y su música sonaba aún mejor, y con más estilo y calidad, que mucha gente los empezó a llamar "Los Nuevos Ronaldos". De este disco yo podría destacar por sobre todas las canciones (o al menos la que a mi me gusta más) es la de "Pienso en Aquella Tarde", que después harían otra versión en el disco edición especial al lado de Dani Martin y Davis Summers.

Ya luego de un éxito comercial en España, pero aun considerándose una "banda de escena" llega en el 2005/2006 el disco que los daría a conocer a nivel internacional: Animales. (Un año después los descubriría yo) Un disco que ya definía creo yo como tal el estilo que los pondría en el mapa como una banda con sello, canciones potentes tanto en música como en letra, apabullaban y encantaban a la vez, nada más hace falta escuchar Animales, (canción con la que los descubro) Todo o Como Lo Tienes Tú. Su siguiente disco les daría ya como tal el éxito mundial.

Este éxito llegó de la mano del gran disco Aproximaciones, del año 2007 (y creo que lo puedo considerar mi disco favorito) Canciones como Aproximación, Estrella Polar, Por Mi Tripa, o la muy adorada y dolorosa para mi Dos Gotas; hacen de este disco, y todas sus canciones una delicia. Ahora, en este disco, a diferencia de los otros noto dos cosas, una es que Pereza se vuelve muy generoso con su público al escribir 15 canciones para este, y la segunda es que a diferencia de los discos pasados, Rubén Pozo lejos de lo que hoy es Leiva y uno pudiera pensar, Rubén tiene más protagonismo y siento que es la fuerza como tal del material, (mejor dicho, siento que las canciones de Ruben son mejores) y no sé si eso haya desatado que el siguiente disco haya sido el trabajo final que marcara la separación de Pereza, el magnífico Aviones.

Este es el disco que más me ha acompañado, quizá por eso le tengo tanto cariño, aunque no sea mi favorito, hay dos canciones que no puedo dejar de escuchar de él, y al ver el nombre en el listado se darán cuenta cuales son pues las he compartido montones de veces en el blog, y hay una más que a mi me hace añicos literal mi corazón como lo es Violento Amor. Un disco que también es de los más generoso al regalarnos 17 canciones muy repartidas, que aunque los dos participan de manera muy pareja, siento yo que en este disco si ya se siente más la presencia como tal de Miguel Conejo (Leiva) y lo que encaminaría a ser su estilo como solista. (como ya bien lo dije en el post anterior) Y aunque el disco sigue teniendo mucho de la esencia de Pereza, en este disco si ya se siente tanto en letra como melodía un ritmo más de nostalgia, de despedida, de bajón como dirían los españoles, nada más hace falta escuchar canciones como la encantadora "Llévame al Baile" que es la que cierra el disco.

Se que es muy corta, y muy apresurada, pero no quiero alargarme demasiado para que escuchen mis definitivas 10 canciones favoritas de Pereza, disfruten de la música que más he heredado a la gente y que ha marcado su gusto, al grado de muchas personas decirme que cada vez que escuchan Pereza (o a Leiva) se acuerdan de mi.



Animales.--

Todo.--

Aproximación.--

Dos Gotas.--

Violento Amor.--

Amelie.--

Pirata.--

Llévame al baile.--

Windsor.--

Leones.--



Otras buenas canciones:

Chica de Tirso.

Champange.

Como lo tienes tú.

Pienso en aquella tarde.

Estrella Polar.

Por Mi Tripa.

Margot.

Dímelo.

Talibán.

Lady Madrid.

4 y 26

El Día Que No Pueda Mas.


miércoles, 18 de julio de 2018

Persona de Ingmar Bergman.






A colación que la semana pasada se celebró el centenario del natalicio de uno de los directores más importantes e influyentes en la historia del séptimo arte, como lo es el sueco Ingmar Bergman; he decidido terminar de escribir para ustedes una publicación que venía escribiendo y puliendo desde enero o febrero de este año, sobre la que para mí es su magnánima obra, por encima de "El Séptimo Sello", que para muchos es la obra cúspide y cumbre del cineasta, de modo que hoy les escribo sobre Persona.

(Cabe resaltar que aunque la considero su mayor logro cinematográfico, el que más aporta a su sello y a su cine experimental y de autor nato, mi película favorita del sueco es Fresas Salvajes)

Si bien en el tema de los grandes padres de la cinematografía como Bergman, Tarkovski, Fellini, Hitchcock, no puedo presumir de conocer a fondo toda su obra; si puedo con lo mucho o poco de cine que he visto de cada uno, comprender el contexto de su obra, sus enfoques, aficiones, contexto social de su tiempo, y Persona de 1966 me parece es una de las películas más inquietantes e intimas a la vez del sueco y su exploración, y a la vez exposición a la visión de un intérprete.

La película narra como después del encuentro de Elisabet, una prestigiosa actriz de teatro quien queda sin hablar cuando estaba construyendo su papel para representar a Electra, y Alma, una joven enfermera con problemas de sueños, ven cruzados sus caminos en el hospital psiquiátrico en que ambas están, producto de la causalidad se conocen sin saber lo que su encuentro dará a luz. Alma es requerida por la doctora del lugar quien no ve en Elisabet ninguna enfermedad, para que cuide de la actriz en una casa en la playa para que siga más tranquila su terapia, y es gracias a su admiración por Elisabet que Alma acepta la tarea gustosamente, así Alma empieza a abrirle su corazón y sus recuerdos a una Elisabet que se muestra amable, cariñosa y siempre atenta a lo que Alma le comparte, siempre cuanto que ella no puede compartirle nada si no sólo la mirada, una relación que dentro de poco de paciente-enfermera pasa a ser amistosa y dependiente, incluso por momentos pareciera que Alma habla sola, pues la presencia de Elisabet de a poco va desapareciendo, pero luego de que Alma va cayendo en cuenta del silencio y la barrera entre ambas, la cual lo toma como un juicio, creyendo expuestos sus más recónditos sueños donde deseo de Alma por Elisabet toma otro modelo, que parecen ser el aviso de un nuevo destino, de una nueva piel, y se siente más profundamente cuando la figura del esposo y el hijo de la actriz salen a puesta, esta empieza a tomar un odio por la diva que este de a poco se va convirtiendo en una suplantación, develando su más intimo deseo, el querer ser ella, pero a su vez la mudez de Elisabet parece ser sólo un pretexto para alimentar su ego de esta chispa y lucidez de la enfermera joven, y retarse a si misma y a la joven misma para presionar y encontrar la verdad luego de que esta encuentra los escritos de la actriz, la cual juega un doble cara tanto de frustración y dolor, como de gozo y placer, ambas son un mismo ser, y ambas no saben ni quien son y terminan adaptando la personalidad la una de la otra, creando cierto terror la una sobre la otra, pero que al final el peso de una acaba por hacer que la otra haga lo que en un principio la otra quería que terminara por hacer.

La cinta es un compendio de cine experimental que funge como ejercicio intelectual y psicológico tremendo y sin tartamudeo, sin contar el gran peso emocional que funge, el cual a mi parecer ejerce mayor relevancia. Logra atrapar y comprometer al espectador en la relación profunda entre ambos personajes que desde cierto punto de la película uno logra, y no de sobremanera o por el hecho de que uno pueda verlo venir, sino porque Bergman siempre deja las claves para que su espectador este al tanto de todo lo que él quiere como director, en pocas palabras, lejos de lo que hoy día la gran mayoría de los realizadores hacen, Bergman trata a su público como un ser inteligente y pensante, sabemos que ambos personajes a la postre se convertirán en las dos caras de una sola moneda (como bien sabe ilustrarlo en la escena del monólogo de Alma en la mesa frente a frente con Elisabet, y no podemos evitar viajar oscilando atrapados por sentimientos de amor, odio, envidia por y hacia ambas. Creo que la película logra que sintamos en carne propia lo que ellas sienten y expresan, bueno, malo, odioso, el daño incluso físico que se ejercen la una a la otra luego de la que me parece una escena clave en la que la sangre funge como conducto para una lectura a bien dada por otros críticos y que me parece muy atinada: el elemento de la vampirización. La tensión es muy profunda y descarnada, imposible quedar indiferente, es una película que a mi parecer resulta muy difícil volver a revisitar.

Las actuaciones de Bibi Andersson y Liv Ullmann son sin lugar a dudas de otro nivel actoral al cual uno no está acostumbrado, tan abrumadoras que en serio en muchos lapsos de la película uno no sabe si está viendo una película de terror o de suspenso por la seriedad y el complejo ser que crean con ambos personajes. Los primeros planos empleados a ambos personajes femeninos por el encargado de la fotografía (Sven Kykvist) crean con el celuloide a blanco y negro una narrativa llena de poesía visual que impacta, y que se vuelve muy relevante en la lectura de cada personaje y la trama de la película, y su propio desenlace, el cual pudiera tener toda conjetura en el principio de la misma.

Por encima de las explicaciones intelectuales, psicológicas y filosóficas que pudiera tener, porque las tiene, Lo emocional y personal en esta película de Bergman, hace que sintamos y proyectemos en nosotros mismos, ese silencio en la película, al hablar, en compañía, en soledad, sin hablar, encontramos esta dualidad propia en cada persona (soy géminis, que si se de eso) pero como lo expone Bergman acá me parece fascinante, por el trato que le da al artista y su forma en la que no le importa perder a la postre su identidad propia en pro de la máxima expresión buscada, explica perfecto la mente del artista en pos de su trabajo.

El cuento erótico de Alma en la playa contado a Elisabet mientras ambas están acostadas de noche y ver como comparten roces, llevan al erotismo sugestivo a otro nivel, y para mi es por mucho la mejor escena de la cinta, aunque me impresionó mucho la del rollo quemándose en la pantalla, realmente me conmocionó, también la del hombre en las noticias ardiendo, y un sin fin de piezas claves en su cine como los sueños. La película es sin lugar a dudas una gran joya.

Para terminar, les comparto una frase que escribió el crítico de cine Alonso Diaz de la Vega en su Twitter que dice: "(Bergman) No inventó la melancolía y el silencio, pero los hizo suyos para siempre".








martes, 17 de julio de 2018

Sidecars y Leiva: Mis discos favoritos.






Mi disco favorito de Leiva y Sidecars.

En esta ocasión les quiero hablar y recomendar en específico mis dos discos favoritos de dos exponentes del rock español melódico contemporáneo que son los que de hace quizá dos o tres años para acá más se han apoderado de mis horas invertidas en música cuando se refiere de escuchar al ir caminando y deambulando por ahí ya sea buscando inspiración para escribir o buscando alguna buena imagen para capturar con mi cámara.

Ahora sin más entremos de lleno, acá les digo mis discos favoritos de Leiva y Sidecars.



Con Leiva quizá fue con quien más me fue difícil tomar una decisión, porque sus tres discos tienen una carga emocional muy representativa e importante para mí, aun cuando llegaron a mi vida a destiempo tanto la música de estos como las personas que me hace recordar. Y aunque la carga emocional es más fuerte que cualquier cosa cuando se trata de lo que vale para mí la música de Leiva, su calidad como músico y compositor no está en tela de juicio, así como no está en tela de juicio el rockero de cepa que es.

Ahora les respondo porqué he decidido que Diciembre es mi disco favorito de Leiva, y después de mucho pensar he llegado a la conclusión de que lo es porque es el primer disco después de haber roto relación con Rubén Pozo al deshacer Pereza, (otro gran músico que el año pasado saco también nuevo material con canciones muy valiosas como "Apartando la Mirada" y donde también me sorprendió encontrarme con la canción de No Tan Deprisa de Joaquín Sabina pero en otro estilo totalmente diferente y con otro nombre, la verdad desconozco si es una coautoría entre los dos o cual es la situación, pero investigo y les escribo después al respecto) porque en Diciembre a pesar de sentirse enteramente la influencia de Pereza, jamás demeritando el sello propio de Leiva, sino todo lo contrario, que jamás traicionó su ideología pues al final de cuentas Pereza era una mitad con Leiva, entonces de haber sonado diferente a eso habría sido algo que muchos no habríamos aprobado. Letras muy profundas, canciones con mucho rock y algunas con mucho sentimiento; el disco es completo de "pi a pa", canciones como Nunca Nadie, (mi favorita) M, Aunque Sea Un Rato, Vis a Vis (la cual es un amor) y Sudando la Tristeza, lo hacen un disco imprescindible, y aunque quizá en Pólvora las canciones son más épicas o recordadas por el colectivo como Hermosa Taquicardia, Francesita o Pólvora, o en Monstruos hay un cambio en su forma de escribir pero que tiene también canciones avasalladoras como Breaking Bad, o rompe almas como San Sebastián Madrid, pero como ya lo Dije, Diciembre, por el nombre, algunas palabras y frases que hacen guiños a la historia propia de su servidor, y la nostalgia no sólo por Pereza.





Cuestión de Gravedad.
Contrario con lo que me pasa con Leiva, con Sidecars mi disco favorito de todo su repertorio es el último que han producido, porque siento que además de que en este su estilo se legitimiza y solidifica en gran forma, es el disco al que completamente le doy toda la valía canción por canción. Con esto trato de decir, y no es algo malo aunque lo parezca, que en sus discos pasados, aunque los sencillos y muchas de las canciones eran realmente buenas, al grado de imprescindibles como "De Película", "Mundo Frágil", "Soy Fan de Ti" o "Noche en Velero" muchas de las canciones o no estaban a la altura del resto del disco, o simplemente no había química entre estas, como si en realidad se hubieran escrito en diferentes estados de gracia, si saben a lo que me refiero. (Y es que nada más hay que ver los inicios de Sidecars como se les veía incluso esta vestimenta muy estilo a la extinta cultura "emo") Pero con Cuestión de Gravedad, un disco en el que logran con grandeza como Leiva, y las letras de su hermano menor Juancho, quien es la voz de Sidecars, juntan el rock potentoso y la balada rock, hacer un disco de añoranza con canciones como "Olvidame" o "Conmigo o Sin Mi", y de mucho poder al amor como "Polvorosa" y los sencillos "Cuando Caigas en Shock" y "Tu Mejor Pesadilla" son una verdadera chulada como diríamos en el norte.




jueves, 12 de julio de 2018

Tener y No Tener.


Para hablar de un clásico con toda justicia, o decir que una película es un clásico en la historia del cine, debe tener a mi parecer al menos un par de elementos, uno sería el tener más de una escena de esas míticas que uno ve en resúmenes de filmoteca o recuentos de las mejores películas del cine como la del personaje de Lauren Bacall y su baile al marcharse con su pareja protagónica, que luego muchos años después sería recreada en películas como Angel-A de Luc Besson, esa del silbido, y la siguiente es precisamente el actor que interpreta a su pareja: Humphrey Bogart.




Tener y no tener (To Have and Have Not en inglés) es una película de 1944 del mítico director norteamericano Howard Hawks, basada en la novela del también mítico escritor norteamericano Ernest Hemingway adaptada libremente al cine por otro mítico escritor y poeta como lo fue William Faulkner. La historia de la novela, y de la película en consecuencia, aborda como en la isla de Martinica la cual pertenece al gobierno francés de Vichy, y con el conflicto bélico en Europa desarrollándose, el capitan Harry Morgan, quien vive gracias a los paseos recreativos que ofrece a turistas pescando los famosos pez espada de esta zona del mundo, ve su negocio mermado por las estrictas medidas de seguridad del régimen dictado, no es hasta que una noche en su hotel, en la que hay juego, bebida y música, hacen varias personas actos de aparición, desde un grupo de liberales franceses que buscan que Harry los ayude amigos del dueño del hotel, hasta una joven y guapa mujer desconocida por el mundo tanto dentro de la pantalla como fuera de ella, además de que esta "flaca" parece conocer de toda la vida al personaje del capitán Morgan, sin que nos aclaren nunca de donde.
Entonces una serie de cosas ocurridas aquella noche, como el hecho de que la pesquiza que hace la autoridad por aquel grupo de franceses libres los cuales tienen que recoger a un par de personas que a su vez intentan rescatar a uno de sus lideres encerrado en una prisión, y que entre los muertos esté el turista que la "flaca" había atrapado tratando de escapar sin pagarle a Harry, este termina por aceptar el trabajo para que puedan irse él, su ayudante el ebrio Eddie y Marie, pero en este "trabajito" aun quedaban muchas cosas por pasar, porque los hombres no aprenden cuando la vida es fácil, uno no se une a una causa justa de la noche a la mañana, o quizá si.

La película por la trama, o la adaptación hecha, bien podría ser una secuela de Casablanca, para muchos eso es, aunque la novela haya sido concebida mucho antes de que detonara la Segunda Guerra Mundial, o la misma Casablanca que es de 1942; si nos muestra una linea argumentativa muy similar, en esta película también se consolida la figura y persona de Humphrey Bogart como el anti-héroe por excelencia de Hollywood, un hombre que si bien no es el galán convencional, ni tampoco un héroe como tal, al final de los finales se lleva las palmas con estos personajes duros y cínicos que él sólo solía hacer, pero con gran corazón que siempre luchaba por la causa justa, y la introducción al mundo del séptimo arte de la en aquel entonces jovensísima y debutante Lauren Bacall de tan sólo 19 años que llegó a la producción por una premonición de la esposa del director. Una película que resalta de muchas otras del género bélico de la década de los cuarentas por su guión tan fresco y bien desarrollado, lleno de chistes que son refrescantes y que están por estar, como un artículo, pero que no entorpecen a la trama, de hecho están pensados para que este producto al final quedara en la memoria del espectador durante mucho tiempo, no hay nada de gratis. Personajes icónicos que hacen que no sólo fijemos nuestra atención en la pareja perfecta de protagónicos, entre ellos el del actor Walter Brennan.

Una historia que tiene lo que todo amante de la obra de Hemingway ama, amor, mar, empatía por el oprimido, guerra, el guión aunque adaptado a una época más actual a la de la novela rinde honor a esta, creando un clásico que nos revive y hace sentir aún casi 80 años después.

domingo, 8 de julio de 2018


El hombre más sabio que jamás conocí, Fermín Romero de Torres, me había explicado en una ocasión que no existía en la vida experiencia comparable a la de la primera vez en que uno desnuda a una mujer. Sabio como era, no me había mentido, pero tampoco me había contado toda la verdad. Nada me había dicho de aquel extraño tembleque de manos que convertía cada botón, cada cremallera, en tarea de titanes. Nada me había dicho de aquel embrujo de piel pálida y temblorosa, de aquel primer roce de labios ni de aquel espejismo que parecía arder en cada poro de la piel. Nada me contó de todo aquello porque sabía que el milagro sólo sucedía una vez y que, al hacerlo, hablaba un lenguaje de secretos que, apenas se desvelaban, huían para siempre. Mil veces he querido recuperar aquella primera tarde en el caserón de la avenida del Tibidabo con Bea en que el rumor de la lluvia se llevó el mundo. Mil veces he querido regresar y perderme en un recuerdo del que apenas puedo rescatar una imagen robada al calor de las llamas.








miércoles, 4 de julio de 2018

Color Violeta.


-Háblame de ella. ¿Cómo era?






Cuando uno tiene nueve años cada juego es divertido,
mágico,
tanto para el que lo juega,como para quien lo imagina
tanto lo es que no se puede repetir algo igual
pero el juego que me hacía jugar Violeta era el mas raro de todos,
y sin embargo
el que mas me gustaba jugar, quizá porque era el que menos yo entendía en aquellos años.

Era la mejor amiga de mi hermana,
ellas tenían 15
yo era el chaperón mas molesto por aquel entonces
no por la hiperactividad
sino por mi fantasmagórica presencia
ni mi corpulento cuerpo podía contra mi introvertida personalidad
Mustio me llamaba Violeta.

Tenía el cabello en forma de cazuela,
como un hongo,
era flaca y blanca como un alfiler
quizá de ahí su atracción hacia mi.

No había protocolo de iniciación
y este juego era el único que siendo exactamente siempre igual me causaba la misma sensación
sensaciones que un niño de nueve años difícilmente puede experimentar
miedo,
temor,
excitación,
pálpitos,
yo en aquellos años no sabía como llamarla
años después supe que mucho antes ya había sentido un puro y profundo placer con ella
mientras me pedía que le besara el cuello mientras se desnudaba y me tocaba

Mi mano en su pubis
sus costillas expuestas
y si no fuera por una foto en la que aparece de espaldas y su hermano al lado mio
creería que años de mi vida se me han ido recordando un sueño
cuando una mañana de la nada desapareció sin dejar rastro.

Hubo un larguísimo periodo en el que su presencia no fue removida de la memoria
hasta que descubrí lo que aquel juego era
no les voy a negar que años después mientras algún encuentro en alguna vieja taberna me llevaba al cuarto de algún motel con cualquier desconocida yo tenia
la borrosa imagen de violeta y su pelo
arrebatar a la memoria yo conseguía.


lunes, 2 de julio de 2018

She.


Era de mañana
ya no tan mañana
el bus era un hervidero
iba totalmente lleno
el sol pre-verano
al igual que el productor en pre-producción
descargaba su fuerza por momentos antes de empezar a trabajar en serio

Pero no había fatiga
ninguna queja al respecto
el por qué?
Ella

No volteaba a ver a nadie
jamás en todo el trayecto levanto la vista
todo el tiempo fija en el celular
sonriendo
todos la veíamos.
(dios bendiga los buses con asientos encontrados)

Ni siquiera era tan guapa
había mujeres mas guapas dentro del bus
que también iban observándola a ella
no se puede explicar
simplemente algo tenia ella que en este mundo no se puede encontrar.

Yo bajé del bus.
Y ya no supe en que terminó la historia.





domingo, 1 de julio de 2018

You Were Never Really Here.





You Were Never Really Here (o la muy mal llamada en español "Nunca Estarás a Salvo) es una película del año pasado de la directora de cine escocesa Lynne Ramsay, la cual se exhibió el año pasado en el Festival de Cannes y que cobró gran relevancia por la actuación de Joaquin Phoenix la cual lo hizo acreedor de la palma de oro al mejor actor. (Y cómo olvidar la reacción del actor al enterarse de que era el ganador) Pero que tal me pareció a mi está película en su conjunto, déjenme hablarles de ella, su trama, su contexto y su muy loable subtexto.




La película empieza con una secuencia inconexa de imágenes que uno más adelante dentro de la trama sabrá conectar, acto seguido vemos a Joe, un asesino a sueldo con un pasado tormentoso que no lo deja a pesar de lo que está haciendo en el momento, limpiar la escena del crimen, sale del lugar y luego de que tratan de asaltarlo y este hace pedazos al sujeto, va al aeropuerto para regresar a su casa con su madre. Luego del trabajo terminado, y recibida la paga, su contacto le dice que hay un trabajo grande que quiere un senador que trabaja para el gobernador de la ciudad de Nueva York, y este consiste en rescatar a su hija adolescente de una casa donde la prostituyen, entonces Joe con un estilo muy particular para el combate, el cual cabe resaltar que es implacable e infalible, la rescata, pero al llevarla al lugar donde tenia que entregársela a su padre, pero al ver las noticias en el televisor, Joe se da cuenta que se ha metido a un trabajo del cual no quedará del todo estable por sus memorias pasadas, y en el cual perderá más que una muela.

Para empezar creo que sería preciso resaltar el gran valor que dan más que nada dos elementos en particular a la película, y esas son la excelsa fotografía a cargo de Thomas Townend, llena de detalles, y no sólo detalles que están ahí a lo lejos, sino que enmarcan y resaltan la trama, son muy meticulosos y estilizados, y esta en conjunto con la magnánima música compuesta por Jonny Greenwood (quien se ha convertido en uno de mis compositores favoritos) la cual me parece suma pero de manera armónica, natural; no de manera engañosa o manipuladora, pues no aparecen sólo en los momentos tensos, como presagiando justo lo que ocurrirá después, sino que esta aparece y desaparece a su antojo, pero suma por si sola. Toda la primera parte la película se llena de detalles, y de flashback's de la historia pasada de Joe con lo que parece ser acciones de guerra, y sus demonios que comparte con su anciana madre por el maltrato de su padre del que nunca se habla pero en los recuerdos que tiene Joe muchos de sus elementos a la hora de hacer daño son los que utilizaba su padre, mostrándonos, más no enseñándonos, porque el cine no enseña a ser violento, sino que abre los ojos a comportamientos insanos, que todo, incluso la violencia se hereda, y siempre hay algo que la detona, como lo podemos ver en la relación entre Joe y Nina. Y la película se toma su tiempo para contarnos todo esto, pero de manera muy armónica, no se siente ni tensa, ni dura, ni forzada, es muy natural y nada exaltada, incluso en los que Joe utiliza la "Violencia Extrema" diría Alex, no es hasta que rescata a Nina que luego de ver las noticias se sabe que es lo que ocurrirá, y todo se vuelve caótico, histérico, por momentos con dosis de suspenso y psicodelia, el climax es intenso, pero no es eterno, y eso se agradece, porque después vuelve a su tono natural, armónico, y se encuentra una redención que al final yo casi pienso el final es hilarante, pero no es más que un sueño, y la película cierra de manera magistral. El final, o toda la parte final nos remonta a la tendencia en el cine del salvador redentor que al final es salvado por quien es rescatada, como lo es la premisa de Taxi Driver, Hombre en Llamas, o León de Luc Besson, y yo la pondría a la par de estas, incluso quizá superior en algunos aspectos, y la resalto por la originalidad, y que todo esto amalgama a la perfección en menos de 90 minutos, y eso es digno de aplaudirle a la directora, quien también adapta el guión. (Directora que por cierto tiene una pequeña gran joya que seguro muchos de ustedes conocerán llamada "Tenemos Que Hablar de Kevin")

Guiños a cine como el de Winding Refn, por su ambiente con luces brillantes sobre los fondos oscuros, o al de Hitchcock por su dosis de suspenso, incluso el homenaje que se hace a la obra de este de una manera no tan sutil sino todo lo contrario, muy directa, todo enmarcando a esta variante valiosamente remarcante de cine negro; también me parece muy valioso esa parte de mostrar siempre la ciudad a través de un carro en movimiento con la cámara sin control como la metáfora de lo caótico que es la vida de un asesino que se mueve en la oscuridad de la noche, la actuación de Joaquin Phoenix y esta doble personalidad por lo transtornado que está en la que es uno en la noche, y otro en el día cuando está con su madre (la escena en la que [aquí les voy a tener que hacer un spoiler que seguro ven venir] descubre a su madre muerta es tan triste que uno queda al borde de las lágrimas) el elemento desde un principio del agua como medio sanador. Uno no llega a comprender como actuaciones de esta envergadura que si bien no son del todo dramáticas, pero que si llevan una gran dosis de este elemento, no son consideradas para los Oscares, para mi esta actuación valía cuando menos la nominación, el premio eso lo dejo a la opinión personal de ustedes, pero esto pone en evidencia que los Oscares cada vez son más innecesarios desde mi punto de vista.

Una gran película que sin una gran historia, pero contada de una manera armónica y muy del tono de la directora, haciendo una obra de autor muy decente, nada predecible, y que luce a Joaquin Phoenix como el mejor actor en activo desde mi muy humilde punto de vista.

Este es el reporte. Regresamos al estudio.