jueves, 30 de junio de 2016

Mis diez mandamientos.


1.-Dar gracias al despertar, no importa que tan dura haya estado la fiesta.





2.-No importa dónde o con quién despiertes, siempre da el saludo de buenos días.





3.-Agradece y siempre recuerdale a los que tienes cerca lo mucho que los amas.





4.-Mira al menos una vez al año un amanecer desde lo más alto que puedas en plena paz, la taza de una bebida caliente es primordial.





5.-Cada que puedas alimenta un animal hambriento.






6.-No te canses de ayudar a quien en verdad lo necesite, no ayudes a aquellos que pudiéndose ayudar no lo hacen.





7.-Se nos dieron dos pies y dos manos por algo, utilizalos más. Caminar por el simple placer de hacerlo, pintar algo, escribir algo, crear algo.






8.-Un día al mes -al menos- vive sin depender de nada ni de nadie. Este mundo nació sin automoviles, sin celulares, sin dinero; rindamos tributo a nuestros ancestros.





9.-Cree en todo lo que te permita soñar y buscar. Un consejo, todas las personas que admiro en la vida encontraron esto en el arte.








10.-Nunca olvides llamar a quien hizo de tu infancia la mejor etapa de tu vida. Así dejarás mejores hijos al mundo.







11.-Sólo si puedes y te queda algo de tiempo libre (por cierto, ya no trabajes tanto por favor; sólo lo necesario para que nada indispensable te falte) preocupate y ocupate del mundo en que vives, que ya no habrá otro para que tus hijos habiten; sal a pasear con ellos en bici, muestrales lo hermoso que és para que ellos también lo cuiden, (mientras aun le queda belleza) cuida los árboles. Tú puedes ser la pequeña diferencia en un mundo lleno de grandes indiferencias. Pero por sobre todas las cosas, siempre, día tras día; ama lo que haces, y haz lo que amas, sólo eso garantiza la felicidad, después; sólo después, con el amor llegará la vida eterna. 






______________________________________________________________________________
P.d. Este mes cumplí 27 años (no diré que día fue, tendrán que averiguarlo lectores míos). Y a esta edad (supongo, aunque vaya uno a saber! si uno le hace ciertas preguntas a los viejos sobre su juventud se encuentra con que ciertas cosas, aunque no quieras olvidarlas, irremediablemente se pierden entre montones de recuerdos, sueños y vivencias) uno debe de tener ciertas cosas muy claras en la vida, -con respecto a- las otras cosas; ya tendremos tiempo para seguir buscando y tropezando, o como dirían los clásicos, marcando cruces sobre prueba y error.

La Chica del Muelle 10ma parte


-Espera.
-¿Qué pasa?
-Nada, sólo quiero que te subas encima de mi.
-Está bien. Así.
-Si.
-Espera.
-¿Qué?
-No te muevas.
-¿Por qué?
-Sólo espera. Quiero sentirte completamente, no quiero hacerte el amor; Quiero que esta vez tú me lo hagas a mi. Hazlo suavemente, deja que yo sea quien te guie.
-Esta bien.
-Sofia.
-¿Sí?
-Me amas.
-Si.
-Dímelo.
-Ay. Te amo.
-Dílo una vez más.
En ocasiones era imposible sostener un dialogo entre tantos besos, entre tantos gemidos, entre tanta carne. Podía sentir su respiración como su estuviera muriendo, pero a ella no le importaba morir entre mis brazos, al fin de cuentas estaba desnuda, a donde podía correr, sus pechos estaban al alcance de mi cara, más sin embargo mis manos no se apartaban de ellos, ellos no los dejarían solos en un buen rato, mientras mi boca si no estaba hablando ella la tomaba como rehen, la hacía suya, en definitiva ella me estaba haciendo el amor, de vez en vez si la dejaba y yo decidía no hablar se iba en dirección a sus orejas, su peso era exquisito, no puedo decir más, ella sabía como amarme.
-Te amo.
-Ahora dí mi nombre.
-Juan.
-Sofia.
-¡Juan!
-¡Sofia!
-¡Juan!
-Cuánto me amas.
-Más que a nada en el mundo.
-Júrame que jamás te volverás a ir de mi lado.
-¡Te lo juro!
Se hacían silencios largos, que no eran del todo silencios, todo el tiempo le preguntaba si se sentía bien, aunque no había nadie que nos oyera, murmurábamos, como si la sola existencia de expresiones de amor como la que en ese momento estábamos teniendo fuera algo prohibido, fuera un pecado, quizá lo sentiamos así porque en lo que llevabamos de vida no habíamos conocido historia como la nuestra.
-¿Y tú Juan?
-¿Yo qué?
-¿Tú me amas?

-Más que a nada en el mundo.

lunes, 27 de junio de 2016

La Escuela de Tarantino



Si bien Kill Bill no es la mejor película de Quentin Tarantino, ni la más reciente, ni con la que se da a conocer al mundo como el revolucionario joven que aun hoy a sus cincuenta y tantos años es ("Quien es joven, es joven para toda la vida" Pablo Picasso) Si es quizá la más respetada y querida por muchos de sus fanáticos y seguidores, y más que eso, es una película que nos muestra mucho de las influencias y escuela que Tarantino ha tenido a lo largo de su vida como empedernido y obsesivo espectador de cine a la hora de mirar. (Mirar, porque jamás será lo mismo mirarque ver)

Sin duda con un amor más que arraigado por las películas japonesas y el trabajo de directores como Fukasaku, Kurosawa, Kar Wai, Fujita e influenciado también por otros tantos a los cuales les rinde tributo por su forma de filmar y algunas escenas dentro de sus películas (no sólo en Kill Bill, sino en toda su filmografía) y hasta de alguna manera revivir escenas de ellos en sus películas, además también la mucha influencia que tiene y siente por el cine mexicano (o si bien no por el cine mexicano, si por la cultura mexicana como tal) Kill Bill es quizá algo que ya Tarantino nos había mostrado que podía hacer y que era algo que se convertía en su sello, y era el de contar la película como una historia, o como una novela si así quieren verlo. (la verdad es que yo así deseo verlo como aficionado lector y escritor que soy) Si bien con Pulp Fiction (la que para mi desde ahorita les digo yo considero su mejor película, y la cual aparece en la lista de mis diez películas favoritas que pueden ver tecleando acá) ya nos había contado una historia así, aunque con capítulos algo inconexos (lo que la hace astutamente grandiosa) con Kill Bill ya se nota que Tarantino deja esa improvisación que tanto encanta, para volverse un director muy serio. (nada más hace falta ver como desarrolla esas secuencias de acción sin corte y con un equipo de cámaras y de dobles el cual exigieron montones a la grande Uma Thurman con la cual Tarantino crea al personaje principal y lo cual desembocaría en toda la historia contada en dos partes) Con mucho también del dramatismo Shakesperiano de encontrar la redención por medio de la venganza a aquellos que trataron de destruirnos; llevándonos de Texas a Okinawa buscando al hombre de hierro, de ahí a Japon para encontrar el más alejado y primer nombre de la lista, mientras se recapitulan las enseñanzas del maestro que le enseñó todo y lucha con los demás agentes del infierno que trataron de mandarla justo a este lugar, para después viajar a México a encontrar al hombre que orquesto todo, y con el cual se terminará toda esa pesadilla al recuperar lo único valioso en su vida, su hija. Kill Bill es más que sangre, espadas y muertes exageradas, Kill Bill es arte, un arte diferente, un contra-arte-cultural si así lo quieren llamar, pero es arte, (Y ya después les hablaré de Death Proof, cinta la cual ya toca un arte más apegado sólo a la cinematografía) nos lleva por mucho, desde un guión bien escrito, un anime alguna vez tratado de plasmar por Oliver Stone con Nacidos para matar (guión por cierto del mismo Tarantino el cual no fue muy bien aprovechado por Stone desde mi muy particular punto de vista) Kill Bill es un referente de la cultura pop y el amor que las masas sienten por Quentin Tarantino, y con la que Tarantino rinde homenaje a un género de cine al cual el ama de sobre manera, el Spaghetti Samuray, o el de los karatecas como lo mencionamos los mexicanos, que haciéndonos una películas de Samurays como otras, nos regala una como nosotros la queríamos ver.

Por último comento sólo para los retractores que dices que el cine de Tarantino fomenta la violencia sólo les digo, el cine de Tarantino quizá si es un género en demasía violento, pero creo que está tan bien trabajado y logrado que todo aquel que ve un filme de Tarantino al ver tanta violencia sacia ese apetito que todo humano tiene por algo de violencia que con el sólo verlo en la pantalla uno ya no puede querer ser violento, caso contrario pasa quizá en la música que incita a la violencia, porque la música si es un móvil más poderoso e influyente por el simple hecho que la música la puedes estar escuchando todos los días todo el tiempo, en cambio, las películas, el cine lo ves de vez en vez para escapar de la realidad, así que si empiezas a tener mucha calma en tu vida y empieza a tornarse muy aburrida o con mucha tensión y estrés y quieres descargarlo en algo o en alguien y quieres explotar o hacer una locura, en vez de querer salir a la calle escuchando música basura que incita a cosas malas para que te pasen cosas malas, comprate o rentate una película de Tarantino, (o de Besson o de Scorsese porque no) y sal de esa rutina para vivir una fantástica venganza estilo samuray. (si es que decides ver Kill Bill por supuesto)









Now! Let´s dance!




sábado, 25 de junio de 2016

Vicky Cristina Barcelona. (Y algunas de sus frases)


"Cuando se trata del amor sería difícil encontrar dos puntos de vista tan diferentes. Vicky no toleraba el dolor y no deseaba pelear. Era firme y realista. Sus requisitos en un hombre eran la seriedad y la estabilidad. Se había comprometido con Doug porque era decente y exitoso y entendía la belleza del compromiso. Cristina, en cambio, esperaba algo muy diferente del amor. A su pesar había aceptado el sufrimiento como componente inevitable de la pasión y se había resignado a arriesgar sus sentimientos. Si se le preguntara si apostaba por sus emociones, diría que no sería capaz de contestar. Sin embargo, sabía lo que no quería. Y eso era exactamente lo que Vicky más valoraba."

"No sé lo que quiero. Sólo sé lo que no quiero."

"No me fío, Juan Antonio. Los ojos no los tiene de un solo color."

"Nuestro amor durará para siempre. Es para siempre, pero no funciona. Por eso será romántico, porque no se puede completar."


"Tuve la capacidad de herirte con tan solo una noche que pasamos juntos."

Aca pueden encontrar el dialogo de esta escena.
Aca pueden encontrar el dialogo de esta escena.






Una foto publicada por Juan José Antuna Ortiz (@johnnyantuhap) el
Una foto publicada por Juan José Antuna Ortiz (@johnnyantuhap) el

jueves, 23 de junio de 2016

Los Puentes de Madison - Fragmento de película


-¿Y nosotros?
-Debes saber en tu interior que en cuánto nos vayamos, todo cambiara.
-Si, podría... mejorar.
-Y a pesar de la separación física entre esta casa y yo, me la llevaría conmigo. La sentiría constantemente estando juntos. Y empezaría a echarle la culpa a nuestro amor de esa angustia. Y entonces, aun estos, aun estos 4 días maravillosos, empezarían a parecer un sordido error.
-Francesca, ¿crees que lo nuestro es algo que le sucede a todo el mundo? ¿Lo que sentimos el uno por el otro? Hemos dejado de ser dos personas separadas. Y hay gente que lo busca toda la vida y jamás lo vive. Otras ni siquiera piensan que existe. ¿Quieres decirme que...? ¿Quieres decirme que esto es lo correcto? ¿Renunciar a esto?
-La vida depende de nuestras decisiones. No lo comprendes. ¿No lo ves? Nadie comprende que cuando una mujer decide casarse y tener hijos en cierta forma comienza una vida, pero también, hay otra que se acaba. Se construye una vida llena de detalles y hay que parar y permanecer estable para que los hijos puedan moverse. Y cuando ellos se van, se llevan consigo la vida de detalles. Entonces tratas de seguir, pero ya se te ha olvidado la inspiración porque nadie te la había preguntado. Ni tú misma. Pero nunca te imaginas, nunca te imaginas que podrías llegar a sentir un amor así.
-Pero, ¿ahora que lo tienes?
-Pues ahora, quiero tenerlo para siempre. Quiero tenerlo toda la vida, como te quiero ahora, pero si nos vamos lo perderemos. Y no puedo esfumar toda una vida para comenzar otra. Sólo puedo tratar de sujetarnos a los dos dentro de mi. Tienes que ayudarme.
Se hace un largo silencio mientras los dos de pie, él la abraza y ella llora.
-No nos pierdas, no renuncies. Puede que te sientas así, puede que no. Puede que sea porque estás en esta casa. Tal vez mañana. Cuando vuelvan sera diferente, ¿no es posible?
-No sé.
-Mira, estaré aquí unos días más. Podemos hablar de nuevo. No hay que discutirlo ahora.
-Robert. No. No hagas esto.
-No quiero despedirme ahora. No tenemos que decidir esto. Tal vez cambies de opinión. Tal vez nos encontremos y cambies de opinión.
-¿Si? Pues si eso sucede tendrás que decirlo tú porque yo no puedo.
Ahora la despedida es definitiva, ella llora y él la besa antes de separarse de ella y se levanta de la mesa.
-Esto te lo voy a decir una vez.Nunca se lo he dicho a nadie. Pero esta certeza sólo se siente una vez en la vida.







sábado, 18 de junio de 2016

jueves, 16 de junio de 2016

Poesía Cotidiana - La Poesía de la Cotidianidad


Poesía de lo cotidiano:
La de beber agua,
La de comprar el pan,
La escatológica,
La que se compra en el supermercado.
Poesía eterna en los libros,
Poesía fugaz escrita en vano.
Poesía de forma o contenido,
Poesía de alegrías o lamentos,
Poesía incrustada en nuestra mente,
Poesía sutil que se lleva el viento.
                                                                                                                                          Pablo Ruoppolo





"La única tarea que debería asumir el ser humano es la de buscar la belleza en la poesía y la poesía en la cotidianidad...."

Johnny AntuHap

lunes, 13 de junio de 2016

#loveislove



No había querido comentar nada de este tema al respecto no porque no me importe, al contrario, me importa y mucho; pero quería ser muy cuidadoso con mis palabras así que este es mi pensamiento con respecto a lo ocurrido hace dos noches en Orlando:

La última vez que acudí a misa (hace poco menos de un mes por compromiso familiar, aunque uno no siga las leyes cristianas me supongo yo si tiene que preocuparse porque nuestros hijos se orienten por un buen camino siempre y cuando claro uno les diga que es verdad y que es mentira; ya ellos cuando estén grandes sabrán si al final creer o no) el párroco de la iglesia a la que acudimos dio una plática muy atinada sobre las cosas que están bien y las que están mal, las que son justas y las que no; pongo un ejemplo muy en claro como él no lo puso y es el siguiente, él nos decía que cuando era encargado de la escuela de sacerdotes en Nuevo León había una jardinero que tenía ahí y que el había pedido de consejo al obispo en ese entonces del estado de cuanto había que pagarle, y que el obispo escribiéndole en un papel le había dicho: "pues este es el salario mínimo y esto es lo que la ley nos permite pagarles" y que entonces el le contestó: "Si, pero los que estipulan el salario mínimo quizá jamás han vivido con un salario mínimo y manteniendo a una familia de cinco hijos. Yo sé lo que es vivir con un salario mínimo, para una sola persona y se que es muy difícil, quizá esta cifra para la ley está bien, pero para la ley de dios no." Después nos dio otro ejemplo de un sobrino de él y nos decía: "Una noche en una cena familiar mi sobrino se me acerca y me dice: Mira tío, si miraste al amigo con el que llegué a la cena, pues es mi pareja. ¿Qué te parece? " Y yo le contesté: ¿Que qué opino? Pues mira "hijo" -sólo lo dejaremos así porque aparte de que no recuerdo el nombre del sobrino creo que es irrelevante para lo que quiero llegar- te puedo decir con toda certeza que yo no te dejaré de querer, que seguramente voy a querer igual a tu pareja porque sé que él te hace feliz, voy a seguir visitándote cada vez que me invites a tu casa y te respetaré porque más que ser mi familia eres alguien a quien yo quiero mucho, pero eso si hijo; no me pidas que te diga que lo que tú estás haciendo está bien; porque ante los ojos del dios al que yo profeso y él único dios que existe para mi, eso no está bien." Y mi conclusión es: Si un sacerdote, que es una persona tan mayor, proveniente de otra cultura, de otro siglo, de otras ideologías que a él le inculcaron sus padres; puede ser tan inteligente en cierto modo de al menos respetar a las personas que son homosexuales aunque su religión le diga que está mal eso que ellos hacen, porque gente tan llena de odio, más que de palabras de dios, hacen lo que hacen, deberían de seguir el consejo de este señor. Yo por mi parte no pienso así, yo soy de los que piensan que uno puede amar en este mundo a lo que uno quiera, siempre y cuando saque sólo lo mejor de tí, incluso en las peleas, los enojos y los reclamos uno sabe cuando son con amor y aun en el enojo sacan lo mejor de ti, porque son enojos que jamás harías con nadie más -con el cariño que uno los saca por supuesto, cuando ya no hay enojos con cariño en una relación buscando que la otra persona en vez de enojarse te sonría y te abrace, definitivamente es que ya no hay amor-. Soy de los que piensan que puedes amar a alguien de tu mismo sexo, o de tu sexo opuesto (si leen mi blog de hecho soy de los que piensan que todas las mujeres tienen cierto grado de lesbianismo en su naturaleza), soy de los que cree que incluso puedes amar a dos personas a la vez, siempre y cuando esas dos personas lo permitan y lo sepan y no lastimes ni juegues con nadie; soy de los que creen que incluso puedes amar a más de una persona en la vida, porque aunque no es amor de pareja, o sexual, o carnal; el amor a los padres, a los hijos, a los amigos y a las familias es tan grande que desbordan nuestras felicidad por el rostro; soy de los que incluso creen por muy increíble que parezca que uno puede amar a los animales, a las plantas, incluso a cosas que no existen, porque los muertos, aunque alguna vez fueron personas; ya no lo son, y en esto si estoy en desacuerdo con las religiones, pues aunque nos vendan simulacros de otras vidas donde nos reuniremos con seres queridos, yo espero no sea así, sino de que nos sirve la memoria, la vida; esa vida que 50 personas desde hace dos días ya no la tienen gracias a alguien que no tiene amor por una religión no tan enferma, pero si llena de gente muy dañada aunque la verdad esto la haya ordenado una religión como tal. Aunque como siempre lo he dicho, y es una de mis políticas en la vida; jamás hay que generalizar, ni en una cosa, ni en la otra. Es un tema con muchas aristas y vértices, desde el tema de las armas hasta la educación a temprana edad por el respeto y la tolerancia hacia nuestros hermanos, porque al fin de cuentas la humanidad no es más que eso, un grupo numeroso de hermanos.
 

domingo, 12 de junio de 2016

Pies y sombras.



“Viajar es muy útil, hace trabajar la imaginación. El resto no son sino decepciones y fatigas. Nuestro viaje es por entero imaginario. A eso debe su fuerza. Va de la vida a la muerte. Hombres, animales, ciudades y cosas, todo es imaginado. Es una novela, una simple historia ficticia."


"I retrait moments, no persons" 
















Lo mejor de los viajes siempre van a ser las personas.


Las que conocemos antes del viaje,


"Me hace falta vivir una temporada en Mazatlán". Decía la chica del pelo rizado que quería tener bucles perfectos para siempre como los que se le hacían en Mazatlán. Vaya uno a saber si sería la mar, o la playa, o la brisa, o todo.








las que conocemos durante el viaje,


y las que no llegamos a conocer pero que nos dejan algo, un detalle que los hace sobrevivir en nuestros recuerdos, una mirada, una risa que provocamos en ellos, una sonrisa que nos provocaron, una peculiaridad, una particularidad, una fotografía.
















Las sensaciones, los momentos, los sueños; porque incluso los sueños cambian después de un viaje.



























Incluso cuando los viajes cortos se vuelven largos, o los viajes largos se vuelven cortos; o los recuerdos se extienden más que los viajes, o a veces menos.




























Pero sin duda alguna lo mejor de los viajes siempre van a ser esas fotografías que no tomamos, esos momentos que vives tan intensamente que no vale la pena buscar o tomar la cámara para capturar los momentos. Como las luces encendidas en las pistas del aeropuerto en la noche, o ese par de bebés bailando, el anciano en la pista de baila con más vida que todos los presentes en el salón, la luz del sol entre las olas que se quiebran para convertirse en espuma mientras nadas para llegar antes que ellas a la orilla de la playa, los siete colores que tiene el cielo justo antes de que el sol cae, o el techo de todas las palapas alineadas, o los juegos pirotécnicos que alumbran a la mar de noche y a la playa, todos los aviones alineados antes de salir, todas las avionetas de todos los tamaños y colores en la pista del aeropuerto, la lluvia roja y la última linea de luz en el cielo. Hay un par de frases de "La Vida Secreta de Walter Mitty" que siempre recuerdo cuando estoy de viaje, junto con esa frase de Mark Twain y el poema de Gabriel García Márquez, y no sé por qué.




Las cosas hermosas no buscan llamar la atención







Viaja como cuando haces el amor, sin un gramo de madre.
Dejar que te succione toda la leche el universo, la vida.
Dejando que el miedo y la incertidumbre sean conductores, no aislantes.
Siendo huérfano en busca de tu verdadera familia. Incluso si esa familia es tu propia familia.
Porque viajar es conocer a las personas en su esencia, completamente; sin mascaras, sin filtros. Las amas u odias sin puntos medios.
Sin embargo tarde o temprano hay que volver a despertar, para volver a soñar.
Viajar es vivir en su estado más puro, más salvaje. Es robarle al tiempo el destino, o robarle el destino al tiempo; es la vida misma. Es salir de todo plan que se haya escrito, que haya hecho para ti el universo.







Aquí les comparto algunos de los escritos en mi bitácora de vuelo.









Y Aquí les comparto algunas de las canciones que me acompañaron en este viaje.



"De madrugada y por la puerta de servicio me pasabas el hachis, al borde del precipicio jugabamos a Thelma y Louis"







                                                      "Acá subtitulada"




                                                  "Crazy crazy, easy tiger"