lunes, 31 de agosto de 2015

Carretera 2da Parte - Viaje


La verdad siempre me ha gustado andar de "pata de perro" o como dice mi amiga del blog Daddy´s Little Girl: "Soy un culo inquieto. Siempre lo he sido". Y la verdad es que si lo soy. Con mi muy limitado presupuesto a veces siempre me ha gustado y he encontrado un raro, extraño, pero muy distintivo placer cuando se trata de viajar, a la hora de viajar. El conocer lugares, no encajar en una ciudad de vez en cuando para mirarla con ojos de enamorado. (o como leí también en otro blog una entrada que hace poco les compartí y que les dejo si le dan click aquí, la frase que dice: "viaja como cogen los ciegos, sintiendo") Pero si algo disfruto más (o de las cosas que disfruto más al viajar, además de hacer mi maleta como con dos semanas de anticipación para caer en cuenta de que no importa el tiempo que me tome en hacerla, un mes, un par de dos, tres horas antes del vuelo; siempre termino olvidando algo) sin duda alguna es esto, el viaje; muchas veces puedo llegar a disfrutarlo más que el destino mismo. Disfrutar del mar y sus grandes buques, el viento y los inimaginables aviones para las personas hace 500 años salvo algunos pocos y contados genios y sabios hombres, y por supuesto mi amada carretera. (el tren y sus vias continuas es el único que no he podido montar pero espero en pocos días por fin hacerlo). Y sin duda alguna algo que ha hecho de que los viajes sean tan importantes e incluso inspiradores para mi sin duda alguna es la música que escucho mientras viajo. acá les dejo una (pequeña) segunda selección de canciones que escucho al viajar.


1.- Los Angeles - Los Claxons



2.- Let U Know - Plastilina Mosh



3.- Buscando Casa - Los Claxons



4.- Millionaire - Plastilina Mosh



5.- From Eden - Hozier



6.- Elemento - Enjambre


7.- Sleepwalker - Ritchie Valens


8.- Death - White Lies


9.- Dreaming Of You - The Coral


10.- Ride - The Vines







Carretera 1era Parte - La Historia


1.- Riders On The Storm - The Doors



2.-Like A Rolling Stone - Bob Dylan



3.- Hotel California - The Eagles



4.- Magic Bus - The Who



5.- She´s So Heavey - The Beatles



6.- Stairway The Heaven - Led Zeppelin



7.- Highway To Hell - AC/DC



8.-Hey You - Pink Floyd



9.-Midnight Special - Creedence ClearWater Revival



10.- Drive All Night - Bruce Springsteen



La razón por la cual todas las canciones enlistadas en esta peculiar lista que les presento hoy son en ingles y son del género Rock tienen una buena razón y por ende una muy buena historia detrás (sino no valdría la pena hacer una entrada de ellas) que les contaré a continuación.

Hace algunos años cuando por motivos laborales (uno de los mejores motivos laborales que tenía el privilegio de desempeñar no hace más de 6 años era el ser copiloto de un agente de ventas de una empresa que se dedicaba a la venta de toda clase de productos para automóviles. (que tanto odio, y odio que por supuesto en algún momento tendré que expresarles desde acá) Desde el lubricante que necesitan para recorrer una ciudad en crecimiento de un extremo al otro, hasta ese gracioso y feo peluche colgante del que todos nos reímos pero que todos secretamente quisieramos tener en nuestro auto. En un principio los viajes se extendían a dos o tres días de travesía, como pirata llevando encargos, mercancía, y advertencias, y la carretera se había convertido en una almohada, en una amiga, un sitio donde pasábamos la mayor parte del tiempo. Entonces cuando acabábamos de hacer la ruta y nos dirigíamos a casa esperando ver luces de la ciudad en la carretera como la aparición de un fantasma mientras atravesábamos las áridas tierras del sur de la parte perteneciente a México de lo que antes fue una sola California, las estrellas iluminaban el camino.  El silencio jugaba un factor más que primordial, nos ayudaba a tener charlas, buenas charlas, las pláticas se volvían más importantes, charlas que los jóvenes en la década de los veinte suelen tener sobre cosas que creen importantes (y en hora buena diría Julio Cortázar) como hablar del mal gobierno, la música basura que los adolescentes hoy pueden escuchar y ver, contar lo especial que fue la primera novia, lo guapa que está la vecina, el buen cuerpo que tiene la cuñada, cosas importantes para un hombre de veintitantos años. Pero más que el silencio, lo que favorecía a que se dieran aquellas fabulosas y fantásticas charlas, y que se convirtieran en algo más que sólo palabras dichas, (además de la bendita camaradería que nunca pide nada a cambio) era sin duda alguna la música. Como la carretera era desierta y estaba prácticamente en medio del desierto (mejor dicho atravesaba y partía literalmente a un desierto rodeado por agua) y los pocos cerros que habían no permitían captar nada en la radio, pero siempre poníamos la frecuencia en AM con la esperanza de que en uno de esos tantos viajes que hacíamos dos veces al mes por fin nos diera compañía por las noches. Entonces una noche ocurrió el milagro y llegó hablando ingles, al parecer alguna de las radio estaciones del estado de California. (el del norte, o mejor dicho, el del otro lado de la frontera, antes de que aquel solo pedazo de tierra llamado California se convirtiera en tres y separara a tantos hermanos hace muchos años como para recordarlos) Entonces muchas de las canciones o mejor dicho, algunas de las canciones que pudimos sintonizar desde aquel entonces y que por lo general casi siempre se repetían (que dicho sea de paso yo para aquel tiempo ya amaba a la mayoría de estas canciones, otras más las descubrí gracias a aquellas noches y mi amor por la carretera) están precisamente en esta lista, y son canciones que hoy en día si se que tomaré un largo tramo de carretera, están acompañándome, aunque la compañía del buen Benjamin y Carlos ya no sea la misma.



Bonus Track: El Track especial o extra lo quise poner aparte porque simple y sencillamente se cuese aparte, es una canción que amo y es como párte de mi filosofía con uno de esos dioses y maestros que más me han marcado en la vida. Acá se los dejo con un video que yo mismo hice.

 

domingo, 30 de agosto de 2015

Esnelia.


Se oye sonar un teléfono y Juan se despierta, contesta y sin ver la pantalla sonrie:
-Hola.
-¿Como dormiste?
-Bien gracias.
-¿Qué soñaste?
-Que soñé, te parecerá raro que te lo diga pero soñé que hacía el amor contigo.
-En serio.
-Bueno, en realidad no creo que fueras tú, más bien creo que era una persona muy parecida a ti.
-En serio.
-Si, en serio.
-Porque no cuelgas, te das la vuelta y confirmas si era yo o no.
Volteó y en su cama estaba Sofía desnuda, colgando su teléfono.
-Necesitaría dormir para saberlo.

-Sabes, hace rato que te dije que soñé que hacía el amor contigo, era verdad; y en verdad no eras tú, pero se parecía tanto a ti.
-Una fantasía con alguna chica que conociste antes y se parecía a mí.
-No, más bien creo que si eras tú pero en otra vida, porque incluso yo no era yo.
-¿Tú no eras tú?
-No, al menos no con este cuerpo, es como si, de pronto me hubiera conectado con mi alma en otra generación y justo cuando dormía esa otra alma estaba haciendo el amor con tu alma en ese mismo tiempo.
-¿Y cuál era mi nombre?
-Tu nombre, no lo recuerdo. Recuerdo que si lo decía pero no me puedo acordar. Era un nombre raro, recuerdo que me llamabas Victoriano.
-Victoriano, me gusta. ¿Qué época parecía?
-Esnelia.
-¿Qué?
-Ese era tu nombre, ahora lo puedo recordar después de que dijiste mi nombre pasado como anoche que hacíamos el amor en mi sueño.
-Pues podemos volver a mi apartamento y jugar con los antiguos nombres de nuestras almas.
-Oh podemos volver a mi choza.
-Ah.-dijo Sofia titubeando-
-Era una broma. Volvamos al apartamento entonces, ya caminamos mucho.
-Y vimos tu bello atardecer.
-¿Mi bello atardecer?
-No dices siempre que todos los amaneceres y atardeceres de este mundo son tuyos.
-Si, pero jamás creí que algún día así lo fueras a creer.
-Jamás lo creí sabes, pero todo el tiempo que estuvimos separados, y que tú estabas en tu ciudad lejana y que yo viajaba por tantas partes, y cada vez que tenía la oportunidad de ver algún amanecer ya fuera ebria saliendo de alguna fiesta basura o caminando por alguna playa mediterránea y me tocaba justo el momento en que el sol empezaba a caer, la única persona en quien me ponía pensar, era en ti.
-Que curioso.
-¿Qué?
-Yo todo el tiempo que tenía la oportunidad también de ver un amanecer o un atardecer, pensaba en ti. Y siempre me gustó tener la idea en mi mente que tú también los estarías viendo, como si fuera una forma de seguir conectados. Y por alguna curiosa razón desde aquella noche hace tantos años, y desde aquel atardecer y amanecer que compartimos bajo las sábanas, aún son más especiales y más míos todos los atardeceres y amaneceres, ya sea que este contigo o sin ti, tú eres los atardeceres y todos estos años has estado conmigo.

-¿Cómo se llama esta canción? -Pregunta Sofía mientras se volteaba de lado para poder ver el rostro sin afeitar de Juan, le encantaba tocar su áspera y poco poblada barba de la que él se sentía tan orgulloso-
-Jamás he sabido.Venía en una memoria que me regaló un amigo muy querido hace muchos años y sólo vienen enlistadas por números, le pregunté que cómo se llamaba y me dijo que no sabía, así la compró cuando en un mercadito empezó a escuchar las canciones y la compró sabiendo que me gustaría.
-Es hermosa.
-Pongámosle nombre.
-Ok. Que te parece Victoriano.
-No, es un nombre muy feo.
-No es feo, es masculino, es un nombre del siglo XVIII.
-¿Cómo lo sabes?
-Me he puesto a investigar un poco mientras ibas por el café en la mañana.
-Ya veo, que dijimos de desconectarnos.
-Sólo investigué un poco. -Decia Sofia y sonreía de tal manera que seguro en la distancia hacia derretir sin duda algún gran glaciar en la Antártida.-
-Muy bien. ¿Y qué significa?
-No lo sé. Eso no lo investigué.
-Y Esnelia, que me dices.
-Preferiría que se llamara de otra manera. Si se llamara así pensaría que te enamoraste más de lo que era antes a lo que soy ahora.
-Eso jamás.
Juan la besó y se quedaron unos segundos en silencio, después Juan dijo:
-Música de una sola noche.
-Ese nombre es hermoso.
-¿Te gusta?
-Si. Me encanta.
Dijo Sofía y se abrazó fuertemente a Juan, él suspiró y la besó en el cabello, ella sonrió y dijo:
-Y terminamos viniendo a tu choza.
-Lo sé, no lo hubiera querido pero, como te lo dije una vez, la primera vez que me pediste venir a mi casa y conocerla no me negué porque quería que me conocieras como en verdad era. Pude haberte dado mil razones y excusas para que no -vinieras- quisieras, pero no lo hice porque para mí, mi vida es importante, he tenido miles de oportunidades de cambiarme de casa -o cambiar de vida-, incluso personas me han rogado para salirme de aquí, dicen que este lugar me hace mal pues me encierra en mi mismo y en una fantasía que no es real, y quizá sea verdad. Pero la verdad es que yo amo este lugar, me regaló muchas noches de inspiración antes de que tu llegaras y regresaras. Te amo y debes de conocerme y querer estar aquí de verdad hasta que tu lo quieras, no estamos atados y eres libre de irte cuando quieras, hemos vivido en vida un sueño que muchos mueren siquiera por poder soñar una noche en su vida, pero los sueños no los controlas, la vida es demasiado dura para darnos cuenta de que sólo se necesita, un poco de valentía para hacer realidad todo lo que nos hace feliz. Y el arte nos ayuda a hacer todo lo que quisimos hacer, pero no todos tenemos el don.
-Lo sé.
 Quedaron unos segundos en silencio, Sofia suspiro y dijo:
-¿Cómo era mi cabello?
-¿Qué?
-Anoche. En tu sueño. ¿Cómo era mi cabello?
-Era largo.
-En serio.
-Sí. Largo y oscuro. Completamente oscuro.
-Quizá debería dejármelo crecer.
-No lo hagas, así se te ve hermoso.
-En serio.
-Sí, pero si quieres hacerlo.
-Y tú, ¿Cómo eras? Físicamente.
-En realidad era un poco más feo.
Ella rió y él también.
-En serio. Tu eras tan hermosa y yo tan feo, estaba un poco pasado de peso, era un poco mayor quiero suponer porque se me empezaba a caer el pelo, y tú estabas tan joven y tan hermosa, no cabe duda que eres la mejor persona del mundo.
-¿Por qué?
-Porque eres tan bella y, no lo sé. Si tu quisieras podrías estar con cualquier persona, con alguien más, no sé, más apuesto, más rico, más. Pero en cambio decides dejar todo eso de lado y estas con la persona que más te ama en el mundo.
-Y aquí es donde quiero estar Juan.
-Lo sé. Ahora me queda claro.


I Know. I know now




sábado, 29 de agosto de 2015

#TheNameExistThePersonNo Fragmentos de una historia inconclusa


En esta ocasión les quiero hablar de un proyecto en el que me he quedado estancado. Hace algunos meses empecé a trabajar sobre una idea que me iba a llevar (me suponía yo) a escribir el boceto de lo que sería mi segunda novela (que de paso les comento que después de 2 años es probable que ahora si mi novela pueda ser publicada, ya que se encuentra dentro de un certamen en evaluación para que por fin pueda salir a la luz). Pero al cabo de un buen tiempo y no llegar al puerto que yo quería, o a la idea como yo quería cuajarla, después de dejar (no puedo decir desperdiciar porque sinceramente aunque no haya salido como quería siempre el poner a mi mente a trabajar y a crear esos mundos y escenarios que a mi me encantan será de las cosas que mas satisfacción me den en la vida, el saber que puedo crear algo aunque sólo sea para mi, mientras miles de personas más sólo tienen para vivir una vida) noches en vela, canciones, diálogos, algunos ficticios, otros reales; personas, decidí dejar el proyecto de lado.

Así que después de pensarlo por un poco me dije a mi mismo: “Si esta historia ya no da para más –por el momento- porque no empezar a compartirla”. Así que después de descartar una idea que tenía en un principio que era hacer un nuevo blog en el cual sólo me dedicara a escribir cada mes un capítulo o fragmento de esta, pero al caer en cuenta que por el momento no serían más de cuatro o cinco partes que son las que en verdad me dejaron satisfecho, decidí empezar a publicarlos acá.


Así que mañana empezaré a publicarlos bajo esta misma forma, publicaré una parte cada mes con la etiqueta del titulo de esta entrada: “#TheNameExistThePersonNo”. El nombre real del boceto no se los revelaré, sólo les diré que para el blog he escogido el nombre de Esnelia, el cual es meramente irrelevante para la historia, salvo porque en una parte (la primera parte) este se menciona. Así que con la finalidad y la esperanza que mientras que lo vaya escribiendo y compartiendo por acá, me llegue la inspiración como para poder terminarla, o porque no; alguien al leerla pueda inspirarse y empezar a reescribirla, o alguien me haga alguna sugerencia o aportación (lo cual me agradaría mucho) estaría muy agradecido y sintiéndome muy afortunado, sabiendo que a alguien más que a su servidor, pudo hacerle esta loca y hermosa historia sentir algo.

jueves, 27 de agosto de 2015

Mis diez canciones de siempre (o las canciones que puedo escuchar todo el tiempo)


Si bien hay canciones que escuchamos un año y después olvidamos que nos gustaban, o canciones que ciertos días no podemos dejar de escuchar, como en los días lluviosos. O para ciertas estaciones del año (como me gusta enlistarlas a mi), hay canciones que aunque no tengan una carpeta o un enlistado en particular, o no pertenezcan a alguna estación como primavera, verano, otoño o invierno, son canciones que podemos escuchar todo el tiempo, o canciones que simplemente desde el momento que las escuchamos o por alguna persona o por algún recuerdo, se convierten en esas canciones que entran a nuestro reproductor de música, y que aunque no las escuchemos en todo el año por todos los éxitos que van llegando y que así se van yendo, cuando las volvemos a escuchar, volvemos a sonreír. Aquí el Playlist de mis canciones favoritas que sinceramente nunca podré dejar de escuchar.

p.d. El orden no les da ningún significado, porque sinceramente no podría decir cual es mi canción favorita.

1.-Completamente. Chetes.
Una canción que tiene una carga de positivismo y una fuerza grandísima que la verdad me contagia de tanta luz cada vez que la escucho, me aligera los días. Chetes jamás va a faltar en mis playlist al ser uno de mis artistas (porque es un verdadero artista) mexicanos favoritos (como seguramente ya se habrán dado cuenta)





2.-Stay together for the kids. Blink 182
Como ya lo he dicho, si bien hay canciones y artistas como The Doors, Bruce Springsteen, Pink Floyd que también me gustan, incluso quizá más de los que estoy enlistando y que son canciones más completas musicalmente hablando y que tambien escucho todo el año y todo el tiempo, son las vivencias y los recuerdos los que hacen que una canción te marque y siempre la escuches. Y esta canción de Blink 182 despierta en mi mucho de eso, recuerdos y emociones.





3.-Waiting. Green Day.

I've been waiting a long time
for this moment to come
i'm destined
for anything...at all

Mucho de mi adolescencia (y quizá de la de todos) se narra en esta canción. Mi banda favorita tenía que figurar en casi todas las listas que hago. Además de ser una de las canciones que más disfruto tocar en la guitarra y que podría tocar en cualquier instrumento. Y durante muchos años fue el ringtone de mi teléfono hasta que fue sustituido hace poco por Where To You Go To My Lovely





4.-Me quedo aquí. Gustavo Cerati.
Una de las tantas obras maestras que nos dejó el maestro Cerati y que al igual que Completamente tiene una carga de energia tan positiva en su letra que también me a ayudado tanto, que le debo al maestro mucho, mucho mucho.





5.-Las luces de esta ciudad. División Minúscula.
Mi segunda banda favorita aporta a esta lista dos maravillosas canciones, esta primera es recordando a uno de mis más grandes amores. La ciudad de Durango, Durango, México.





6.-Click. Bonsur.
Una canción de esta maravillosa banda argentina ya extinta que me hace recordar a una mujer. Una mujer que aparte de enseñarme esta canción me marcó de una manera tan especial a pesar del corto tiempo que estuvimos juntos, pero que significó incluso más que años completos en mi vida y que conocí en uno de esos cuatro inviernos que son dignos de contar.





7.-Something. The Beatles.
Este "Beatle" de la mano de la majestuosa voz de George Harrison no es por nada una de las canciones más bellas de todos los tiempos. Inevitablemente también me hace recordar a una mujer, quizá a la misma de siempre.





8.-Luz de día. Enanitos verdes.
Las bandas de rock argentinas han estado muy presentes en mi vida desde siempre, y los Enanitos Verdes quizá sea mi banda favorita. Una canción de más hermosa, me hace recordar tiempos maravillosos, y por supuesto a la mujer que me prestó su mirada para recordarlos con tanto amor. Acá les dejo esta versión de una presentación en vivo.





9.-Sognare. División Minúscula.
Una de las canciones más romanticas y más honestas que podrás escuchar. Yo desde el día que la escuché hace ya casi diez años no he podido sacarla de cualquier reproductor que haya pasado por mis manos.





10.-Fix You. Coldplay.
Una canción con una fuerza tan grande. Para mi es más especial en últimos años porque me hace recordar al Coldplay que me gustaba en sus dos primeros discos, porque al de estos años he aprendido a no escucharlo.




Bonus Track. En esta ocasión el "bonustrack" corre de la mano de dos melodías, y las dos melodías nacen de mi amor por el cine, y más precisamente del amor por los filmes de Woody Allen. La primera es la canción de "Cheek To Cheek" que forma parte de la banda sonora de "La rosa purpura del Cairo", que aunque en la película no es interpretada por ellos, la versión que a mi me fascina es la de Louis Armstrong y la voz más potente y más hermosa del jazz Ella Fitzgerald. Una canción que me ha ayudado montones en las madrugadas que me pongo a escribir. La segunda canción es "Do You Something To Me" de Cole Porter que forma parte de la maravillosa película "Midnight in París". No tengo ni que presentarla, sólo les diré que tambien es sin duda una de las canciones más hermosas de todos los tiempos.






Me daré tiempo para presentarles después esas diez canciones que podrían haber figurado en esta lista, pero por alguna razón u otra (buena o mala) no están. Así que por lo pronto, para los que no conocen algunas canciones de este listado, espero se den el tiempo de escucharlas para que me compartan si les gustaron o no. y a su vez me puedan contar, ¿cuáles son sus canciones de siempre?

domingo, 23 de agosto de 2015

Estúpido, melancolico y sensual agosto


"Olvídate de ti por un trayecto. Borra tu pasado, tu nombre, tus planes. Apaga el iPhone. No atiendas al taxista, ni le mires. Solo indícale un destino y olvídalo también: él se encarga. Cuando arranque e inicie la marcha, baja tu ventanilla y simplemente viaja. Viaja como follan los ciegos: sintiendo.


Deja que el viento te golpee y observa las calles con ojos de absoluta novedad. Observa lo extraña que es la gente. Observa ese edificio y esa luz que parpadea. El cartel de SE VENDE colgado de un balcón con macetas, las estrellas de un hotel, el estreno de otra peli, dos turistas, un camión. Fíjate en las ruedas del camión cómo se mueven. Giran y avanzan, como tú. Y hacen ruido. No te importa el ruido. El viento también lo hace.



Y si quieres llorar, llora; pero jamás te preguntes por qué. Eso nunca. Ni lo ocultes, ¿para qué? El recién nacido no tiene vergüenza, no conoce. Y la gente adulta llora por un pasado que tú no tienes, o por miedo, ¿qué es el miedo?, no lo sabes. Si tú quieres llorar, llora por el simple placer de jugar. De jugar al agua contra el viento. Arrastra, drena, limpia. Siente el frío exacto en los cauces que dejan las lágrimas. Y espera a notar su sabor en tu boca. ¿Reconoces el sabor? Son saladas. Es el ciclo del mar que hay en ti. Piensa en esto.


Ahora no sabes lo que es sentir, pero sabes que te sientes bien. Todo encaja porque no hay nada que encajar. ¿Acaso necesita engranajes el viento para ser viento, o el agua ruedas dentadas?

 La vida absorta es comprimir el instante, suprimir intermediarios entre tus ojos y el resto.

Y cuando el taxista te señale el destino que olvidaste, cuando reacciones y vuelvas de nuevo a este mundo, contigo también vendrá tu nombre y tu pasado y tus planes. Pero nada será lo mismo"



Exprime la vida....


Hoy hace un año que empecé como marinero menor en este navío que comprende el mundo de los blog´s. Y aunque ya tenía mucho tiempo queriendo tener uno y escribir en el sobre las cosas que más me gustan y hacen sentir, además de mis pequeños escritos que hoy más que nunca significan algo, aunque ese algo sea una especie de nada, no fue hasta que leí esta entrada en el blog de Sindrome Coleccionista que me decidí a empezar a escribir a través de esta plataforma. Y con la ilusión de que, a través de lo que compartiera alguien pudiera llegarse a sentir, como yo me sentí cuando leí esta entrada.

lunes, 17 de agosto de 2015

Mar. Olas, agua, aire, arena, espuma.


Son Nuestras vidas
Como las olas, afán y espuma.
Las olas nacen diciendo ahora
Y pronto mueren diciendo nunca....

Domingo Rivero - Poeta de las Islas Canarias.











jueves, 13 de agosto de 2015

Ningún lugar está lejos.


¡Rae! ¡Gracias por invitarme a tu fiesta de cumpleaños!
Tu casa está a miles de kilómetros de la mía, y viajo sólo si tengo una buena razón...
Una fiesta para Rae es la mejor razón y ansío estar contigo.
Inicié mi jornada en el corazón del colibrí al que tú y yo conocimos tiempo atrás.
Fue tan cordial como siempre, pero cuando le dije que la pequeña Rae estaba creciendo y que yo iba a su fiesta de cumpleaños con un regalo, quedó perplejo.
Volamos largo rato en silencio; por fin él dijo:
-Entiendo muy poco de lo que dices, pero lo que menos entiendo es que vayas a la fiesta.
-Por supuesto que voy a la fiesta –respondí-. ¿Acaso es tan difícil de entender?
Calló, y cuando llegamos al hogar del búho, dijo:
-¿Es que los kilómetros pueden separarnos verdaderamente de los amigos?
Si quieres estar con Rae, ¿no estás ya allí?
-La pequeña Rae está creciendo y voy a su fiesta de cumpleaños con un regalo- dijo el búho.
Tuve una extraña sensación al decir voy de esa manera, después de hablar con el colibrí, pero lo dije así para que el búho comprendiese.
También él voló en silencio largo rato. Fue un silencio amistoso, pero cuando me depositaba a salvo en el hogar del águila, dijo:
-Entiendo muy poco de lo que dices, pero lo que menos entiendo es que llames pequeña a tu amiga.
-Por supuesto que es pequeña –respondí-, porque no ha crecido.
¿Acaso eso es tan difícil de entender?
El búho me miró con sus profundos ojos ambarinos, sonrió y dijo:
-Piénsalo.
-La pequeña Rae está creciendo y voy a su fiesta de cumpleaños con un regalo –dije al águila. Tuve una extraña sensación al decir voy y pequeña después de hablar con el colibrí y el búho, pero lo dije así paraque el águila comprendiese.
Juntos volamos sobre las colinas, y remontamos los vientos montañeses.
Por fin dijo:
-Entiendo muy poco de lo que dices, pero lo que menos entiendo es esta palabra cumpleaños.
-Por supuesto, cumpleaños –respondí-.
Vamos a celebrar la hora en que empezó Rae, y antes de la cual ella no era. ¿Acaso eso es tan difícil de entender?
El águila curvó sus alas diestramente y aterrizó con soltura, posándose en la arena del desierto.
-¿Un tiempo antes que empezara la vida de Rae? ¿No te parece más bien que es la vida de Rae la que empezó antes de que existiera el tiempo?
-La pequeña Rae está creciendo y voy a su fiesta de cumpleaños con un regalo –dije al halcón-. Tuve una sensación extraña al decir voy y pequeña y cumpleaños después de hablar con el colibrí y el búho y el águila, pero lo dije así para que el halcón comprendiese.
Debajo de nosotros, a lo lejos, se derramaba el desierto, y al fin dijo:
-Mira, entiendo muy poco de lo que me dices, per lo que menos entiendo es crecer.
-Por supuesto, crecer –respondí-. Rae está más cerca de ser adulta, un año más lejos de ser una niña -¿Acaso eso es tan difícil de entender?
El halcón aterrizó por fin en una playa desolada.
-¿Un año más lejos de ser una niña? ¡Eso no suena como crecer! Y elevándose en el aire, partió.
Yo sabía que la gaviota era muy sabia. Mientras volaba con ella pensé con sumo cuidado y elegí las palabras de modo que, cuando hablara, ella supiese que yo había estado aprendiendo.
-Gaviota –dije por fin-, ¿por qué vuelas conmigo a ver a Rae, cuando en verdad sabes que ya estoy con ella?
La gaviota descendió sobre el mar, sobre las colinas, sobre las calles, y suavemente aterrizó en su azotea.
-Porque lo importante –dijo-, es que tú sepas esa verdad. Hasta que la sepas, hasta que verdaderamente la comprendas, puedes mostrarla sólo de maneras más pequeñas, y con la ayuda externa de máquinas, personas y aves.
-Pero recuerda –agregó-, que el ser desconocida no impide a la verdad ser verdadera.
Y partió.
Ahora es tiempo de abrir tu regalo. Los obsequios de latón y de vidrio se gastan en un día y desaparecen.
Pero yo tengo un regalo mejor para ti.
Es un anillo para que lo uses. Centellea con una luz especial y nadie puede quitártelo; no se lo puede destruir. Eres la única en el mundo entero que puede ver el anillo que hoy te entrego, tal como yo fui el único que pude verlo cuando era mío.
Tu anillo te otorga un nuevo poder. Usándolo puedes elevarte en las alas de todas las aves que vuelan...
Puedes ver a través de los dorados ojos, puedes tocar el viento que sopla por entre sus aterciopeladas alas, puedes conocer el júbilo de llegar muy alto sobre el mundo y todas sus preocupaciones. Puedes permanecer cuanto quieras en el cielo, después de la noche, durante la salida del sol, y cuando tengas ganas de bajar otra vez, tus preguntas tendrán respuestas y tus angustias habrán desaparecido.
Como cualquier cosa que no se puede tocar con las manos ni ver con los ojos, tu regalo se torna más poderoso a medida que lo usas.
Al principio podrás usarlo solamente cuando estés al aire libre, observando al pájaro con el que vuelas.
Pero más tarde si lo usas bien, funcionará con aves a las que no puedes ver, y al final comprobarás que no necesitas anillo ni pájaro para volar sola sobre el silencio de las nubes.
Y cuando ese día te llegue, debes dar tu regalo a alguien que sepas que lo usará bien, y que pueda aprender que las únicas cosas que importan son las que están hechas de verdad y alegría, y no de latón y vidrio.
Rae, ésta es la última fiesta que celebraré contigo, después de haber aprendido lo que me enseñaron nuestros amigos, los pájaros.
No puede ir a estar contigo porque ya estoy allí.
No eres pequeña porque ya has crecido, jugando entre los momentos de tu vida como lo hacemos todos, por la diversión de vivir.
No tienes cumpleaños porque siempre has vivido; jamás naciste y nunca morirás.
No eres la hija de las personas a quienes llamas madre y padre, sino su compañera de aventuras en una luminosa jornada para comprender las cosas que son.
Cada regalo de un amigo es un deseo de felicidad, como este anillo lo es para ti.
Vuela libre y dichosa más allá de los cumpleaños y a través de la eternidad, y nos encontraremos alguna que otra vez, cuando lo deseemos, en medio de la celebración que jamás puede terminar.

Texto Richard Bach











martes, 11 de agosto de 2015

La chica de la que se enamoró mi cámara


Hace algunas semanas, mientras estaba en mi casa uno de esos días que no voy a trabajar; y que en realidad no sentía la necesidad de hacer algo en especial o estar en algún lado en especial, mientras miraba televisión (ni siquiera quería escribir) de repente me vino de golpe la necesidad de tomar mi cámara e ir a tomar fotos al malecón de la ciudad. Así que cogí mi cámara, dije a mi hermano que me acompañara a tomar aire fresco y nos salimos de la casa como quien se va para no volver, aunque siempre se termine por volver.

Ya estando en el muelle principal, mientras mi cámara empezaba a tomar posesión de mis manos sin yo poder controlarla, me pude percatar que de repente empezó a enfocar su atención, más que en la multitud de gente que suele agolparse los domingos en el kiosko del puerto, o en alguna farola, o alguna luz verde al estilo Gatsby, me fije que su atención se enfocaba en una chica que estaba en el muelle.

Ahora, no sé el porque de repente hubo esa necesidad en mi de salir, ni porque mi cámara se enfocó en aquella chica; pero irremediablemente se alcanzó a colar en una historia que desde ese día me tiene más que ocupado, entusiasmado. Y no sé porque mi terquedad de hacer que nazcan historias más de la espectación por lo que hubiera pasado, en vez de tratar de hacer que nazcan a traves de la experiencia, porque; quien dice que esta historia que justamente empiezo a escribir ahora, no hubiera podido suceder en realidad.

Ya para terminar, si alguien se llega a topar con esta entrada y conoce a esta chica (los que me leen habitualmente sabrán donde se tomó esta fotografía; para los que no, en las etiquetas de la entrada podrán descubrirlo) díganle que mi cámara ya no quiere volver a tomar fotos tan hermosas desde que la conoció a ella.














domingo, 9 de agosto de 2015

Para una persona especial


Un día 9 de agosto de hace 22 años viste por primera vez la luz, quizá no lo recuerdes como la mayoría de las personas no lo hacemos pero así fue, yo no te vi nacer ya que nuestros caminos se cruzaron sino hasta algunos años después, aunque siempre me ha gustado imaginarme que desde entonces ya nos sabíamos queridos, amados. Fuiste prácticamente mi primera amiga, la primer mujer con la que podía estar todo el día y no me importaba, ni me molestaba. Compartimos más que juguetes, más que juegos y risas, aún sin saberlo yo, en aquél entonces fuiste la que me ayudó a inventar esas primeras historias y hacer esas obras teatrales que jamás serán escritas y vistas por nadie más. Pasaban los años y nuestro lazo en vez de deshacerse seguía siendo fuerte, ya no compartíamos juguetes pero compartíamos historias, propias y ajenas. Crecimos, y como lo involucra el crecimiento fuimos haciendo conexiones con otras personas, fuimos cambiando, quizá más yo que tú, para mal, o más tú que yo, para bien. Yo deje se ser aquel chico al que no le gustaba la cerveza pero que bebía mucho, para ser ahora el chico al que le gusta la cerveza pero que ya no bebe tanto. Llegó un punto en el que tú hiciste más conexiones que yo, y eso jamás me hizo sentir mal, ya que nunca fue mi intención ser la conexión más fuerte o la más importante o la más especial en tu vida, aunque he de aceptar que siempre quise ser una conexión única para ti. A veces conocemos personas que nos hacen recordar a otras personas, pero nunca quise eso para mi ni para ti, ni recordarte a alguien más ni que alguien te recordara a mi, y viceversa, siempre quise que me recordarás como único, para lo bueno y para lo malo, como yo te recuerdo a ti sin que venga a mi mente alguien más que se parezca a ti. Se que desde que nos distanciamos como nunca lo habíamos hecho, nuestra relación, nuestra mutua complicidad; ha ido cambiando, también nosotros hemos ido cambiando, pero se que aunque cambiemos y lleguemos a ser otras personas, incluso personas que aquellos niños que jugaban juntos hubieran detestado, siempre tendré la oportunidad de recuperar tu cariño como quizá no lo tuve con otras personas, porque se que contigo siempre habrá segundas oportunidades, como tú las tendrás conmigo. Te diría que esta es una carta de agradecimiento pero el amor no se agradece. Porque así es con la familia, y tú siempre serás para mí más que familia, siempre serás más que mi hermana, tú siempre serás para mí una persona especial.

viernes, 7 de agosto de 2015

Cartas de Frida Kahlo a Diego Rivera


Ya tenía bastante tiempo con estos archivos y no sabía donde meterlos, y creo que aquí encajan perfecto.








Una de las tantas respuestas de Diego a Frida