domingo, 25 de enero de 2015

De esas fotos de domingo tempraneras. (No de este domingo)


Aquí les comparto en esta ocasión (primera vez que lo hago) unas fotos que saqué hace algunas semanas un domingo muy temprano que no fui a trabajar. A veces hay que abrir los ojos muy temprano para ver nacer el sol. Las fotos fueron tomadas en el malecón de La Paz, Baja California Sur, México. Espero les gusten.

























jueves, 22 de enero de 2015

Y pensar que no se dejaban ver. (Trilogía Before de Richard Linklater.)




"Ustedes son estrellas y todo esto es polvo cósmico...."


La verdad es que no sabía que decir, esta es una entrada que tenía muchas ganas de compartir con ustedes y tenía muchas ganas de escribir sobre estas películas, pero no sabía como empezar o como exponerlo, así que lo más sensato que pude hacer es levantarme de la cama, prepararme una taza de café (cuando quiero escribir de verdad me lo preparo oscuro) y ponerme a escribir como saliera, así que si me equivoco o ven mas faltas ortográficas de las habituales ustedes me comprenderán.
Hablar de la trilogía "Antes del" en primer lugar es hablar de su director, Richard Linklater; un director que para mi gusto ya dejó huella en el mundo de la cinematografía al ser (este titulo yo se lo he dado) el director del tiempo real, y es que no hay otro director que nos lleve de la mano por una historia y además nos deje literalmente suspendidos en el tiempo sin saber como pasaron los años sin saber que pasaron hasta que vemos la continuación y los estragos que el tiempo han hecho en sus personajes tan vivos como nosotros y los actores que los interpretan, un director que le gusta tratar y retratar a sus personajes como lo más importante, como si se tratara de él mismo y de su propia historia, y eso lo refleja increíblemente en nuestro subconsciente al hacernos ver en ellos a nosotros.

Bien, les contaré un poco la trama para los que no las han visto y al mismo tiempo las cosas que a mi me llamaron poderosamente la atención. (Espero no confundirlos y no aburrirlos con la larga entrada que les comparto en esta ocasión)
La película empieza maravillosamente en un tren, que atraviesa Europa; (Ya sabrán el encanto que me atrapó) una pareja alemana va peleando en el vagón de los pasajeros, entonces una chica que estaba sentada al lado de ellos decide cambiarse, Celine; y es entonces cuando de repente, al sentarse al lado de un chico, Jesse; ninguno de los dos, por lo menos conscientemente, sabe que a partir de ese momento empieza el resto de sus vidas. Empiezan a platicar, él la invita a la cafetería, ella se da cuenta al instante que es un turista norteamericano, él le dice que si es norteamericano pero que un turista no del todo, entonces empiezan a platicar de sus padres, sus familias, sus fantasmas; Jesse tiene que bajar en Viena para tomar un avión, Celine bajará hasta París para regresar a la escuela; entonces es cuando, al llegar a Viena; ocurre la que para mi es quizá una de las escenas más valiosas de la película, es cuando Jesse le dice a Celine que tiene que hacerle una propuesta un tanto loca pero que si no se la hace se arrepentirá el resto de su vida, entonces ella le dice que cual es esa propuesta, entonces él le pide que bajen juntos del tren, pues él a sentido algo muy especial por ella y él cree que ella a sentido algo igual por él, ella lo confirma pero le dice que eso es una locura, entonces el se lo plantea de la siguiente manera: (lo diré como lo capté y lo percibí, acuerdense que no tengo esta vez borrador y lo estoy escribiendo como lo voy recordando)
"Ok, piensa en esto como un escape, imagínate dentro de veinte años y estás casada y tu marido es un desastre, o mejor aun; es un buen esposo pero le falta algo a tu relación, entonces empiezas a viajar y a pensar en todos los chicos que pasaron por tu vida y empiezas a pensar como hubiera sido si les hubieras dado una oportunidad, y ahí estoy yo, un chico que te invitó a pasar una tarde paseando por Viena, míralo como eso, que es lo peor que pueda pasar, que te des cuenta que te des cuenta que no valía la pena y que escogiste bien, vamos".
Entonces Celine acepta y bajan del tren, es hasta entonces cuando alquilan un casillero para guardar sus maletas que se presentan:
-Me llamo Celine.
-Me llamo Jesse.
Entonces deciden recorrer y descubrir la ciudad como dos misioneros, Celine no tanto pues al ser europea en alguna ocasión diez años mas joven, cuando tenía trece años había ido con sus padres a recorrer la ciudad, lo lleva a conocer un panteón muy antiguo, le muestra a uno de sus primeros fantasmas, caminan por los jardines, por las calles de la ciudad, van a una feria, y conforme se van conociendo entre las pláticas nada triviales que manejan, el amor y la atracción se van fermentando. Se meten a una cabina de música antes de subir a la gigantesca rueda de la fortuna y es entonces cuando Jesse un poco tratando de hacer una especie de combinación entre tipo rudo y romántico (los hombres tratamos de hacernos los rudos y machistas cuando estamos totalmente aterrados por los nervios) Celine es la que da el primer paso y lo besa. Entonces siguen caminando por las calles de Viena, platicando sobre todo y nada, entran en un bar, juegan con una vieja maquina de pin ball mientras hablan de sus mas recientes rupturas amorosas y su falla al amar, van a un café y una bruja les lee la fortuna, (la frase del inicio) la noche es tan larga y quieren aprovechar todo el tiempo que se les ha brindado, pues saben que una vez que aparezca el sol su vida, su sueño que están viviendo desaparecerá como desaparece cada día la bruma y el sol y el frio. Hacen el amor (dos veces) no sin antes ver la complejidad del carácter femenino, en un jardín. Es tal la complejidad de las pláticas entre estos dos (las películas son un dialogo literalmente entre dos personajes, todo lo demás es transitorio y subverso y circunstancial y necesario) y los diálogos, que si tuviera que poner las mejores frases tendría que trascribir todo el guión, pero hay dos muy grandes además de la que les compartí en el inicio que me gustaría compartirles. Una es cuando están en el café y Celine le pregunta a Jesse que qué le preocupa, entonces él le dice que si cree en la reencarnación, entonces ella le dice que si, entonces él le dice que se imagine que en el inicio de los tiempos la tierra tenía de 5 millones de habitantes, entonces todos los que murieron tuvieron que reencarnar, pero hoy día la tierra es habitada por mas de seis mil millones de habitantes, entonces le plantea que de donde vinieron todas esas nuevas almas, eso quería decir que quizá las almas de los primeros habitantes fueron fragmentadas y colocada cada parte en un nuevo ser vivo, y que quizá por eso cuando conocemos a alguien por primera vez, y nunca hubiéramos sabido de su existencia, lo sentimos tan cercano y tan nuestro, como si se estuvieran buscando todo el tiempo. La otra es también una frase de Jesse que dice (no recuerdo muy bien si la dice en el vagón cuando platican sobre la relación de sus padres o cuando hablan de tener hijos) "El amor es para las personas que no saben estar solos". Entonces llega el amanecer, y como dice el titulo de la película, todo ocurre antes del amanecer, después ya no hay nada; entonces antes de llegar a la estación de tren, ven por dentro de una ventana a un tipo tocar una especie de viejo piano (no recuerdo el nombre del instrumento) y empiezan a bailar, cada uno de ellos toma una foto mental de el otro, para conservar el recuerdo por siempre, es entonces cuando llegan a la estación y llega la hora de despedirse, ambos dicen que porque tiene que terminar su historia ahí, que al diablo el pensamiento racional y su anciana alma o la juventud loca, entonces deciden encontrarse en el mismo lugar donde se están despidiendo dentro de seis meses, entonces entre llanto y besos se despiden. se despiden y sus caminos se separan dejándonos en la incógnita si se reúnen o no.

Como en la vida misma, en el cine las cosas que valen la pena tienen que esperar. Y es entonces que hasta nueve años después Linklater nos da la respuesta a la incógnita que nos provocó la primera entrega de la trilogía en Viena en 1994, y es hasta que la gira del libro de Jesse, en París Francia, en el año del 2003 ocurre el reencuentro, mientras él explica a la prensa el origen de la novela, novela que escribe con las memorias de aquella mágica noche en Viena con aquella bella mujer que le robó su corazón, justo en la librería mas emblemática de París, (gracias al maestro Hemingway) "Shakespeare and company", de repente, de la nada, mientras la recuerda en sus pensamientos, voltea hacia uno de los pasillos de la librería y ella está ahí, un poco más flaca pero sin duda es ella, es hasta entonces que ya concluida la rueda de prensa él se para de su silla y va hacía ella, se reconocen y ambos se saludan, entonces el dice a su representante que con cuanto tiempo cuenta, él le dice que con siete horas antes de tomar el vuelo, esta vez el tiempo es incluso mas insuficiente que en el encuentro pasado pero más vale poco que nada, entonces él le dice a Celine que si pueden ir a otro lado para saber que ha sido de sus vidas, es entonces cuando salen de la librería que Jesse le dice que cuando la vio ahí parada pensó que se estaba volviendo loco, entonces ella le dice que ella frecuenta mucho la librería pues se puede estar ahí por horas leyendo y que lo vio programado en el calendario de la librería y que no quiso perder la oportunidad, entonces él le pregunta que si ha leído el libro, ella le dice que si, que muy romántico para su gusto pero que está muy bien escrito. Y es entonces cuando la pregunta surge, él le pregunta que si regresó seis meses después a aquel sitio, ella le dice que no, que si quería hacerlo, incluso ya había hecho los planes pero que esa semana su abuela había fallecido y tuvo que acudir al funeral. Entonces ella le pregunta que si el fue, entonces él le dice que tampoco fue, ella le pregunta el por qué, entonces al no saber que contestarle ella se enoja y se pone un poco neurótica (como el la recuerda y lo describe en su libro) y le dice que porque no volvió, que si no quiso volver a verla o nuca estuvo en sus planes o que, y es cuando cae en cuenta y él no puede ocultar más la verdad, él si volvió al sitio, él si quería volverla a encontrar,entonces ella se siente terrible y dice que seguro la odió, entonces él le dice que no, que si se sintió un poco desilusionado y que salió debiéndole a su padre 2000 dolares pero que pensó algo así, como que algo había pasado o que quizá la historia estaba destinada a no seguir, como lo había planteado en el final real de su novela, pero que el editor lo deshecho pues al final todos quieren tener la esperanza del reencuentro y como lo dice Celine: "El amor vende mas". Entonces se reprochan lo tontos y jóvenes que fueron al no querer intercambiar números, pero que aun seguían pensando que eso solo hubiera acabado con la relación poco a poco y dolorosamente.
Al igual que en la entrega pasada el dialogo es continuo, mientras van caminando por los jardines y parques de París, estando en un hermoso café o subiendo a un bote y recorrer el Sena, van descubriendo en sus pláticas (pláticas que aunque no son las mismas a cuando tenían veintitantos años, siguen siendo de lo más complejas. "No es lo mismo los tres mosqueteros que veinte años después") que aun son los mismos, incluso que aun sienten lo mismo el uno por el otro, hablan de sus familias, sus relaciones, sus trabajos, la magia, el cosmos, "su relación".

Hay dos poderosas razones por las cuales a mi me encantan estás películas, más en concreto la segunda parte. (Y desde ahorita se los adelanto, no es por París). La primera es porque me puse a pensar mientras ellos recordaban los sitios y las cosas que pasaron en cada sitio mientras estuvieron en Viena, que personas estarían justo ahí paradas, en el jardín donde hicieron el amor, o en la rueda de la fortuna donde se dieron aquel primer beso, o en aquella plaza donde se sentaron a descansar cuando recién había amanecido y estaba tan sola y tan libre del ajetreo que más tarde la volvería a invadir. Este es un pensamiento que no muy seguido, pero con cierta frecuencia a mi me pasa cuando veo viejas fotos o viejos videos de donde he estado y me pregunto: "Que persona estará justo en este momento, que estará haciendo, estará sintiendo lo mismo que yo sentí cuando estuve por primera vez ahí". Este tipo de cosas. La segunda razón por la que está película es mi favorita "Antes del atardecer" es por su final, no lo narraré del todo, pero llega el momento en que tienen una vez más que despedirse y él le pide que si puede llevarla a su apartamento, entonces ella le dice que si, y con una platica donde ella le dice que ya no tiene la capacidad de sentir y entregarse por completo desde aquella noche y desde que leyó su "estúpido" libro, llega la reconciliación, llegan a su casa, él se baja para despedirse, ella solo le da un cariñoso abrazo y él sabe que, no lo diré hasta el final; entonces él le dice que si como último favor puede tocarle una de sus canciones, ella le dice que solo una y entonces sube con ella hasta su apartamento, se encuentran con el gato de Celine y con la noticia que tenían una pequeña fiesta de vecinos. Suben a su apartamento, ella le ofrece té, él le dice "Merci" con su horrible francés, entonces ella le dice, que sólo tiene tres canciones en ingles, una de su gato, otra no recuerdo de que era, y la tercera solo un simple val´s, Jesse elige el simple val´s, entonces ella toca y canta, narra en si aquella noche y el que siempre estará enamorada solo y completamente de él, entonces ella prepara el té y él empieza a indagar y observar las cosas de ella, sus cosas personales, intimas; sus fotografías, sus libros, la música que escucha. Ahora bien, antes de llegar al final les voy a decir porque me encanta tanto esta última escena, al verla no pude evitar sentirme identificado y tan adentro de esta.
Hay una parte en la novela que escribí hace un par de años muy parecida, casi idéntica a está, y aunque en mi novela no es el final, si lleva un tanto de la intención que tiene la escena, y no pude evitar verla reflejada en este final tan una vez más atinado pero frustrante que nos regala Linklater, esta escena llega en un momento de mi vida muy importante, pues después de una temporada de querer que alguien me publicara mi novela sin éxito aparente, decidí desistir de querer publicarla, y no porque sea mala, sino porque la siento tan mía y tan personal, aun siendo una historia ficticia con matices de realidad (A veces las historias reales con el paso del tiempo se convierten en ficticias y las historias ficticias poden llegar a tranformarse en realidad) que no pensaba querer compartirla. pero al verla reflejada y plasmada en el final de "Antes del atardecer" me hizo caer en cuenta de que para que tanto amor y esfuerzo en querer crear una historia, ya sea buena o mala si no la vas a compartir, y más aun cuando quieres defender a toda costa algo que en este mundo tan frio esta desapareciendo, el romanticismo "A la vieja escuela".

Entonces mientras Celine prepara el té, Jesse pone un disco de Nina Simone y se sienta en el sofá, Celine le da su té y le pregunta que si alguna vez vio a Nina Simone en vivo, él le dice que nunca tuvo la oportunidad, ella le cuenta que estuvo en dos conciertos, entonces ella empezó a cantar la canción en turno muy nerviosa como si supiera que después de eso algo inevitable ocurriría una vez más, hace una imitación de Nina como se comportaba en el escenario muy cómica y Jesse no deja de verla contestando la pregunta que nos habíamos hecho diez años atrás y que en su lugar nos deja otra pregunta, Celine le dice a Jesse como si le estuviera diciendo Nina: "Hey nene, perderás tu avión" y él le contesta: "Lo sé" y ahí termina.

La magia de las películas de Linklater es que nos muestra a sus personajes y a sus situaciones y sus diálogos tan complejos y reales como la vida misma que es muy difícil no encontrar en sus guiones una plática o una situación en la que no hayamos estado, y contestan lo mismo que, o si bien contestamos a tiempo, o nos hubiera encantado contestar. Es difícil que no te atrape el cine como el que hace Linklater. Justo hace unos meses acaba de estrenar "Boyhood" (o "Momentos de una vida" como la han llamado para latinoamerica, odio los títulos que les ponen a las películas en nuestropaís) y es una película igual de genial y compleja en la que Linklater, fiel a su estilo grabó y documentó doce años en la vida de un niño que se convierte en adolescente y nos entrega una historia de lo más fraternal. Sin duda alguna mi favorita para los Oscars y de la cual les estaré compartiendo mi crítica próximamente.

De "Antes del anochecer" no les hablaré mucho, y no porque no me haya gustado el desenlace o aun no lo haya asimilado, no; no les hablaré de esta porque creo que es uno de esos finales que te enseñan tanto como el de "El Náufrago" que sin duda alguna tienen que ver. Sólo les comentaré fiel a su estilo tuvieron que pasar diez años más (estrenada en 2013) para ahora ver la vida de esta pareja ya casados con un par de hijas ya con cuarenta y tantos años, que ahora el mágico escenario que nos lleva al desenlace de esta historia, al menos para nosotros pero no para Jesse y Celine porque al concluir esta trilogía seguramente ellos seguirán recorriendo Europa. El escenario es Grecia, y ahora vemos a nuestros protagonistas claramente más viejos, ya como una pareja cuarentona, y como pareja cuarentona ahora sus largas caminatas y platicas nos llevan y conllevan sus problemas maritales, la preocupación de Jesse por no ser el padre que hubiera querido ser para su primer hijo y el cinismo y sarcasmo que lleva una una relación de tantos años en estos años. Pero sin duda es una película que su mayor valor esta en lo que nos enseña, y nos enseña que el amor a primera vista y verdadero si pueden existir, aunque no todo el tiempo sea "jarabe de chocolate sobre helado de vainilla". Me gusta mucho un comentario que leí escrito por Arturo Terrones en la sexta edición de la revista Cinefagos que dice: "Los románticos creerán que esta vez Jesse si perderá el avión, ¿los cínicos? Solamente ellos saben". "Este es el reporte, regresamos al estudio".


Ustedes son estrellas y todo esto es polvo cósmico. No lo olviden



sábado, 17 de enero de 2015

"You Do Something To Me...." Magia a la luz de la luna



Y Woody Allen no lo volvió a hacer. Sinceramente yo no sé que estoy haciendo escribiendo esto para ustedes, yo debería de estar en el sur de Francia, en La Costa Azul, yendo a los verdaderos cafés y bailando Hot y Jazz con una francesa, yo debería de haber nacido en los años veinte.


Magia a la luz de la Luna es el filme que nos ha hecho el favor de regalar en el año 2014 Woody Allen, (porque ir a ver una película de Woody Allen al cine para nada se le debe de considerar como un gasto, es ver en realidad arte, escuchar arte y sentir arte; y dicho sea de paso puedes aprender algo sobre la vida, el "complicadísimo" amor y el existencialismo) nos narra la historia de un famosísimo y egocéntrico mago que es la atracción más grande en todo Europa en los años veinte, un día acabado su show en Londres llega y lo visita un amigo mago (su único amigo) que le pide ayuda para desenmascarar a una joven norteamericana que se hace pasar por una medium, el que no cree en un plano espiritual y que no ve más allá de lo que tenemos ahora y que el pensar en otra vida u otra realidad sería esperanzarnos para al final sufrir más de lo que estamos condenados a vivir en esta insatisfactoria vida sin sentido (prácticamente el papel protagónico es Woody Allen como en todas sus películas pero ahora maravillosamente interpretado por Colin Firth que no pierde su magnífico acento inglés) Así que decide viajar a la siempre hermosa y maravillosa Costa Sur de Francia para ayudar a su amigo, estando ahí primero decide visitar a su tía la cual es una mujer encantadora por la cual Stanley tiene un gran amor casi maternal y que a la vez es la persona que pone en su boca lo que piensa y siente en verdad, entonces conoce a la "impostora", y desde el momento en que la ve queda impactado por su belleza y por su don, al principio excéptico y defendiendo el sentido común y racional que era lo único que lo había acompañado toda la vida, niega rotundamente que aquello pueda ser real y que aquella chica, Sophie solo era una charlatana que quería robar todo el dinero de la familia a la cual tenía maravillada con su poder de ponerse en contacto con el más allá y hablar con el difunto esposo de la señora y al hijo menor con el cual está comprometida. Entonces una tarde mientras Stanley lleva a Sophie a visitar a su tía ésta le dice a la tía al tocar un collar de perlas que le presta sobre su único amor que la dejó, al presenciar aquella cosa Stanley y saber que él no le había contado nada decide caer ante el encanto de aquella seductora joven. Él cree ahora en un mundo mejor lleno de magia y posibilidades y misterios y empieza a tener la idea de que en realidad la vida si tiene un propósito y de que en verdad se puede hacer feliz, entonces de regreso a la casa y ya siendo demasiado tarde el vehículo se descompone en medio de la carretera y empieza a llover, empiezan a correr hacia el bosque y llegan a un viejo observatorio que Stanley visitaba de niño, llegan y se meten se están ahí hasta que deja de llover, Stanley y Sophie tienen su primer acercamiento y Stanley empieza a sentirse más feliz, este duerme una pequeña siesta y cuando despierta y ya había parado la lluvia abren el techo de la observatorio, y en vez de sentir ahora que el universo era enorme y amenazador como lo sentía años antes, ahora tiene la capacidad de verlo como algo hermoso. El prometido de Sophie se va por una semana a París y Stanley y Sophie pasan todo ese tiempo juntos, desde paseando en coche y viendo en el voladero el mar azul que le da su nombre a las costa sur de aquel país, paseando en las playas de las rocas, en los jardines floreados de primavera, bailando; y así ambos, ella sabiéndolo, y él no tanto más que sólo creyendo que es más feliz porque ha encontrado el motivo por el cual ser feliz (que en un principio piensa es el descubrimiento de ella y ese algo más que todos buscan para dar sentido a sus vidas, para al final darse cuenta de que lo que lo hacia ser más feliz y que su vida fuera ya especial; era ella) empiezan a sentir sentimientos el uno por el otro.

La verdad no me gustaría contarles mucho de la trama porque si lo leen aquí quizá ya no la vayan a ver, así que sólo les contaré hasta aquí para que se queden con la tentación de saber en que termina que créanme, aunque es un final a la Woody, no es el que uno llega a imaginarse por un momento, y digo el que uno llega a imaginarse porque para los que conocen bien la obra de Woody sabrán que la mayoría de sus películas que hablan más de romantisísmo que de intriga terminan con un hombre solo reflexionando sin ninguna de las dos mujeres. Y es que yo no entiendo, aunque si lo aplaudo esta necesidad de Woody Allen por plasmarse y proyectarse en estos amores imposibles como la cura y salvación de su pesimismo ante la vida defendiéndose tras la obra de los grandes pensadores como Nietzsche o Freud, siempre mostrándonos y haciéndonos enamorar de historias con jóvenes mujeres dulces, encantadoras y hermosas (la verdad no creo poder llegar a ver en otra película a Emma Stone tan encantadora) enamorándose, no ellas antes que ellos aunque no se den cuenta hasta el final, de hombre maduros (como él) que son bohemios, mal humorados, un tanto hasta aburridos, pero apasionados amantes artistas; y además añádanle a esta peculiar pero siempre misma historia de amor (si repetirse es así de genial, déjenme ser como este genio) la Costa Azul Francesa, la película es visualmente seductora, hermosa y maravillosa, la fotografía y esos cuadros y escenas en exterior tan llenas de colores a las que últimamente nos está acostumbrando Woody, hacen de esta película exquisita y perfecta.

No les he comentado esto pero es de lo más imprescíndible, y digo que es de lo más imprescindible porque son las cosas, además de la historia claro está, que le dan su verdadera belleza al filme. Para empezar el comienzo no puede ser más hermoso, como es costumbre de las películas de Woody, los créditos importantes van a inicio, y en esta ocasión acompañados de ellos la que para mi es una de las canciones más hermosas de todos los tiempos escrita por el gran Cole Porter, "Do You Something To Me", yo ya sabía que empezaba con esta canción porque en el blog "Razón del Gusto" ya había leído la reseña que nos habían compartido tan maravillosamente reflejada y el amor que la propietaria siente por esta melodía también, yo me enamoré de está por la película que también es de Woody Allen, Anything Else (que también después utiliza en Poderosa Afrodita y Midnight in París) y si supieran la emoción que sentía mientras escuchaba esta canción en el cine, ya se los había comentado en mi Facebook personal cuando fuí a verla, que esta es la primera película de Woody Allen que veo en el cine, Ni Midnight In París, ni Blue Jasmine, ni Match Point, ya ni hablemos de Manhattan o Annie Hall o La rosa Purpura del Cairo (ni siquiera había nacido aun cuando estas se estrenaron en el cine) Y no es porque hasta hace unos meses haya descubierto a Woody Allen y su cine psicoanalítico, no; sino porque como también lo comenté en ese mismo comentario que hice, en México no se le da muchas salas de exhibición además de que no se le brindan mucho tiempo, lo más que se le llegan a dar a películas como las de Woody Allen son dos semanas, lo cual a veces por mi ritmo de vida y mi trabajo me impide verla en tiempo y forma, así que como sabrán esta ocasión mi ida al cine fue doblemente especial.

Ahora, me gustaría comentarles un par de anécdotas que me pasaron mientras miraba la película. Pues bien, como ya les comentaba, cuando empieza la película y empieza a sonar You Do Something To Me, fue tal la emoción en mi que yo empecé a cantar la canción como si la estuviera escuchando en mi reproductor de música, no lo pude constatar como tal, pero yo empecé a sentir la mirada de los demás en la sala (que no eran muchas personas, para variar cuando se ve una buena película) yo era el único que cantaba. Y la otra es que cuando ya se había acabado la película y todos empezábamos a caminar para la salida un tipo atrás de mi empezó a decir que él jamás iría otra vez a ver una película de Woody Allen, que era un director que se repetía ya mucho y que se había encasillado, y en ese mismo momento me sentí en una escena de una película de Woody (los que conocen las películas de Woody Allen sabrán de inmediato a que escena y que película me refiero) y aunque el comentario del tipo me molestó, pero a la vez me sentí feliz de verme en una escena de Woody Allen, solo diré; porque prometí que este año ya no insultaría tanto, que en gustos se rompen géneros.

Y ya sólo para terminar me gustaría compartirles una frase que me pareció de lo más maravillosa, es cuando Stanley trata de convencerse de que no se ha enamorado de Sophie pues eso sería de lo más irracional, pues él al igual que ella está comprometido de alguien que lo ama como es y que es una mujer de lo más culta y de su clase intelectual y en cambio Sophie es una bruta y su tonto prometido toca un ridículo Ukelele y ella no dejaría al joven millonario y él no se podría permitir estar con una mentirosa y tramposa, entonces la tía le dice algo así:
(disculpen si me equivoco pero estaba tan metido en toda la magnífica escena que no lo memoricé muy bien)

"Quizá la vida y el mundo tengan un propósito, o no; pero eso no impide que exista en ellos un poco de magia"

Pertinente quizá sería hablar también de toda la banda sonora que ha utilizado Woody Allen en sus películas, pero es tan compleja y tan larga la lista de maravillosas melodías que nos ha enseñado este genio que mejor será dedicarle toda la siguiente entrada solo para ello.






domingo, 11 de enero de 2015

A Producciones "La Vieja Escuela"


Primera Parte: Aclaración

Who am i?


Jamás será lo mismo mirar que ver....

Todo nace por un sueño....

Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos....

Expresiones como esta encontrarán muy seguido en este blog porque como decía Mark Twain: "La vida no se repite pero rima". Y más en esté mundo que es un viaje de muchas escalas y muchas vidas. Yo soy un ferviente creyente de que ha este mundo se ha venido a hacer largas caminatas, beber buen café, comer buena comida, escuchar buena música, ver hermosas mujeres, apreciar pinturas inimaginables, leer buenos libros, descubrir nuevos lugares que no se nos fueron dados; y lo que pase entre eso lo podemos llamar simplemente como vida. Y lo que pase, bueno o malo al final de todo esto, ya es ganancia.

Todo lo publicado en éste blog -salvo las frases que se citan de películas o libros que en el preciso momento que se publican queda bien especificado- nace de noches largas, madrugadas con insomnio, cafés a medio llenar y la loca y siempre inquieta e incompleta mente del dueño de este blog que trata de expresar y hacer sentir lo que ha sentido con cosas y momentos que lo han conmovido en su largo viaje por la vida en la cual han sido muchas las escalas y seguro se irán acumulando más.


Si algo te llegara a gustar y te vuelva a hacer sentir y mirar una vez más de verdad; ya sea una imagen o una frase o un texto o una fotografía propia, puedes tomarla y compartirla (el arte no es arte si no se comparte) pero si puedes mencionar su origen y su autoría sería encantador.



Segunda Parte: Confesión

Todo comienza por un sueño.

Como esta es la entrada con la que inicio el año, la primera entrada de este mi segundo año en el mundo del blog escrito, me gustaría empezar con una entrada que me parece les debía, pero que sobre todo me debía también a mi y a ciertas personas muy importantes en mi vida, una entrada que me parece es muy especial y de suma importancia. Bien, mi nombre es Juan (Sólo les diré mi nombre) tengo 25 años y soy nacido en la hermosísima ciudad y estado de Durango en México, pero hace seis que radico en La Paz, Baja California Sur. Bien dicho sea eso, continuamos con el programa.

(no se crean)

Desde muy pequeño me encantaba imaginar e inventar historias con mis juguetes, les daba vida creando situaciones de todo tipo, desde recrear películas como Titanic, narrar episodios enteros de las caricaturas de Bugs Bunny, hasta hacer una historia leyendo el libro de "Las mil y una noches" y "Viaje al centro de la tierra" y todas las maravillosas y magníficas historias que nos han abierto los ojos a generaciones y generaciones de niños soñadores los libros de Julio Verne, o crear y escribir otra escuchando un cassette completo de mi mamá de Los Temerarios, después conforme fui creciendo y entre a la escuela fui involucrando a más personas en este amor mio por crear cosas (proveniente de una familia numerosa y el crecer y vivir en un lugar en el que nos tocó estar rodeados de mucha buena gente a mí y a mi hermano en aquellos años, rodeado de muchos primos y amigos no fue difícil conseguir mis primeros cómplices, después en la primaria desde chicos de primer grado hasta sexto se unían al mundo de fantasía y sueños que no solo ya yo creaba, muchos de ellos también empezaban a tener confianza en su imaginación y todo lo que esta era capaz y podía crear) no simplemente me limitaba ya a las historias que contaba y otros eran capaces de sentir y palpar como una realidad, toda expresión artística me parecía increíble y la practicaba con gran talento y sobretodo mucho amor; amante de la música he influenciado por mi madre y su gusto por la música romántica, hijo de padre músico; pintura, dibujo, canto, grabación, lectura, fotografía, escritura, edición de videos; todo me fascinaba (en cambio aunque era un capo en las matemáticas y en el estudio en general o que no era tan malo en los deportes, pero tampoco tan bueno; estas cosas jamás me atraparon como el crear por medio de las expresiones y herramientas que brinda el arte y la imaginación) y conforme fui creciendo y entre a la secundaria y los amigos cercanos de toda la vida también crecían y llegaban muchos amigos más este amor por crear crecía y los amigos indicados iban llegando hasta que todos llegaron.
Cuando uno es joven tiene sueños, ilusiones. Y no es que al momento de crecer uno deje de tenerlos, o de soñar e ilusionarse, pero cuando uno es joven uno lo hace como algo que en verdad, uno quiere creer y poder realizar con todas sus fuerzas, esas cosas que no se ven tan imposibles, incluso llegamos a soñar cosas que solo con el paso de los años podemos caer en cuenta de que aquellos sueños desde siempre fueron imposibles, y no por la falta de dinero u oportunidades ni nada de eso, no; sino mas bien porque para cierta clase de sueños uno tiene que estar capacitado, estudiar, realmente tener cierta clase de conocimientos. Cuando uno sueña ya más de grande simplemente es para tratar de escapar un poco de la realidad.
Pues bueno, déjenme contarles que el proyecto de Producciones "La Vieja Escuela" no inicio así como tal conocen (los que lo conocen) el formato hoy en día.
Hace aproximadamente unos diez años (nueve para ser exactos) un grupo de jóvenes entusiastas llenos de sueños tenían el loco desvarío de hacer su propia banda de rock, incluso hoy día aun recuerdo el nombre que iba a tener aquella genial banda: (espero no estar llorando para este punto) LC Dinasty. Aun recuerdo como aquel par de jóvenes (los que iniciaron con este sueño, como casi siempre pasa un par de amigos suelen arrastrar a un montón de gentes en sus locos sueños. Te debo tanto hermano Mcfly) soñaban y en realidad llegaban a desvariar y por minutos durante las frías noches de otoño e invierno en Durango se solían perder en la ilusión de incluso como sería su presentación ante los premios MTV en el que ganarían la estatuilla a la banda revelación, (sobre la entrega del premio no revelaré muchos detalles, solo yo y el otro protagonista y creador de este sueño sabremos quien nos iba a entregar la estatuilla) el caso es que el sueño arrastró en un principio a nuestros amigos mas cercanos, unos desde siendo parte de la banda, como el baterista, el bajista, el tecladista, y otros formando parte del Staff e incluso teníamos ya a nuestro Manager y patrocinador. Entonces al paso del tiempo y ambos chicos habiendo aprendido a tocar la guitarra pero los demás sin tanto interés por el sueño como se ilustraba aun en la mente de estos dos muchachos, decidieron dejarlo todo y de un día para otro, drásticamente decidieron cambiar de giro, ahora lo que estaba en puerta era la producción de videos, empezaron con las cámaras más caseras, de los viejos celular (y los primeros) con formato VGA. (.3gp) Los dos tenían ya muy basta experiencia en el campo, uno de ellos, prácticamente había nacido con una cámara y literalmente había nacido ante una cámara, y sabía los movimientos que tienes que darle a un video, la dirección para que cierta idea fluya y era un amante del buen cine desde temprana edad, en cambio el otro era un genio en la edición, podía hacer aparecer desde explosiones increíbles, efectos visuales desde hacer agonizar de dolor a una momia y aparecer fantasmas donde no los había. Una vez más contagiaron de su sueño a los demás, y aunque al principio permanecieron perceptibles con el nuevo sueño loco no tan solo por lo disparatado que era la idea, sino porque los años corrían, ya no eran los mismos jóvenes que hacía dos años y además ya no había escuela, había que trabajar. De a poco tras las travesías y los primeros resultados del sueño los demás se iban involucrando, incluso ahora eran mas los llamados por la curiosidad del sueño. Se llegaron a realizar numerosos videos desde remakes de programas de tv y películas, documentales sobre casas abandonadas, filmaciones de días de campos en bosques, filmaciones de fiestas, de bailes; en fin el sueño tomaba forma a lo que aquellos chicos querían. Fueron incursionando y desplegando el sueño sobre las nacientes plataformas, primero Metroflog con sesiones y especiales de imágenes cómicas tanto producidas por nosotros como ideas que nosotros captábamos de cierta manera y que teníamos la ilusión de mostrarlas al mundo desde nuestra perspectiva, creando proyectos para futuras series y videoblogs en Youtube, pero siempre el tiempo te da muy poco tiempo para realizar lo que en su momento te hace feliz. Aunque luchamos lo suficiente para que aquel sueño se mantuviera y no pereciera al final la distancia de todos los soñadores que se habían sumado, tanto física como amistosamente, pues el tiempo transcurre y con él muchos de nosotros crecimos y fuimos cambiando tanto de gustos como de amistades, el empezar a saber que ya no eramos unos "escuincles" y que había que crecer para votar y trabajar; fue desintegrando de a poco y borrando tanto archivo, como físico como mental.
La verdad es que desde que inicié este blog yo estaba muy seguro para que lo quería hacer, mostrar un poco al mundo de lo que soy, y lo más importante; mostrar lo que me ha hecho ser así (aunque a veces ni siquiera yo sepa lo que soy o mejor dicho quien soy). Quería mostrar mucho del buen cine que me ha maravillado, cosas que me han hecho soñar, que me han cautivado, inspirado y conmovido, hablar mucho y muy seguido de mis maestros (mis dioses están en la tierra, no en otro lado) como Julio Cortázar, Ernest Hemingway, Woody Allen, Gustavo Cerati, The Beatles, etc, etc, etc. Compartirles también, porque no, mucho de lo que yo he estado desde hace mucho tiempo creando y desarrollando mientras juego con la idea como cuando era pequeño de inventar historias y ser escritor, compartirles mucho de mis viajes (cuando solía hacerlo mas seguido hace tiempo y que empezaré a hacer de nuevo este año).

Esta idea de compartir mi visión al mundo (jamás será lo mismo mirar que ver) ya me inquietaba desde hace aproximadamente unos dos años cuando también empezaba a escribir lo que tenía la idea de que fuera mi primer novela (lo que si pude hacer) pero por una cosa u otra no me animaba a hacer el blog. Hasta este año que pasó por fin me anime, y me anime por una sola razón. Aquel grupo de amigos que se sostenía por aquel sueño que inconscientemente yo creé y fuimos alimentando por años, cada vez se ha fragmentado más, muchos ya ni siquiera viven en el país, muchos ya ni siquiera son amigos, muchos ya tienen hijos y empiezan a ver como ellos escriben una nueva historia; mi idea de hacer un blog, y de por fin encontrar ese nombre que era el que no me permitía hacerlo desde hace mucho tiempo, era que al leerlo y aunque si bien no hubiera mucho de lo que era la idea de aquel sueño en aquellos años, si -que- de vez en cuando al entrar a este su blog ( (tanto es de ellos como mio) se encontraran con una nota que narrara, aunque fuera con otros nombres o en otro lugar -que no fuera la casa-, una historia vivida mutuamente. Producciones "La Vieja Escuela" son mis amigos de la infancia, y muchos de mi maravillosa y llena de raspones juventud y lo que era la idea de un sueño y todo lo que vivimos alrededor de este durante mucho tiempo que quizá no pueda contabilizarse en años, quizá muchos ya lo han concretado, pero en separado, como ellos lo visualizaban aparte, quizá unos se quedaron en el camino, pero rindo tributo por ustedes amigos, aunque estén mas lejos de lo que llegamos a pronosticar en aquellos años con nuestras caminatas nocturnas por el casco histórico de la ciudad cuando íbamos a recoger a Selene. Espero yo, por mi parte; estar cumpliendo el sueño.