viernes, 18 de noviembre de 2016

Cafe Society en Los Cabos International Film Festival





 Mi lado romántico en Los Cabos. (o la maravilla de siempre poder ver una película en el cine de Woody Allen)


 Noviembre es un mes por demás prolifero culturalmente hablando en México generalmente, y particularmente en el estado de Baja California Sur tiene una carga de más especial. Desde el Festival de Día de Muertos realizado en La Paz, la celebración de Todos los Santos en el pueblo de Todos Santos, los múltiples festivales gastronómicos y de vino que tenemos como el de El Triunfo y Mulegé, la Feria del Libro en La Paz, etc. Pero sin duda alguna el más importante de todos es el Festival Internacional de Cine de Los Cabos.

 Y miren que siendo honesto con ustedes Los Cabos no es una de mis ciudades favoritas, de hecho; si tuviera que elegir de todo lo que conozco de la baja, que prácticamente es todo a excepción de Guerrero Negro, Los Cabos quedaría en los últimos lugares del ranking del lugar que mas me gusta de Baja California Sur, pero por unos días he aprendido a ver a Cabo con ojos de amor gracias a uno de los pocos placeres verdaderos que me quedan en la vida, el cine; y también gracias al amor y a la belleza que otras personas encuentran en este lugar y yo no. (Quizá será porque muchas personas solo conocen la zona turística, o sus playas, o sus fotos, o su fama; no como yo que le conozco prácticamente las entrañas)

 Pero lo cierto es que por unos cuantos días vi a San Lucas con unos ojos de amor como nunca jamás la vi, y creo que mucho de eso se lo debo al señor Woody Allen.

 La verdad es que estaba bastante indeciso si en hacer una sola entrada narrando un poco lo que había sido esta gran experiencia y este mi primer viaje en solitario, bueno; en realidad es mi segundo viaje en solitario, pero el primero no me gusta contarlo porque en realidad lo único que hice en solitario fue el viaje porque el destino lo compartí con gente conocida, en cambio este fue el viaje y el destino, aunque uno siempre interactúe con gente, tanto locales como otros viajeros, el hecho de no "andar" con nadie que te conozca vagando, la verdad es que si te inyecta cierta adrenalina que te emociona bastante. El caso es que no sabía si hacer una sola entrada y hablar tanto del viaje y San Lucas y las películas que vi en el Festival; o hacer una solo de lo que fue el viaje y Los Cabos y otra donde hablara solo de cine, pero opte por hablarles de todo, al fin de cuentas que seria una cosa sin la otra para mi.

 En primera instancia por supuesto hablaré de Café Society, que es para empezar y aunque ya lo pregoné por tierra y viento que si no hubiera sido porque esta película se exhibió en el Festival, la verdad no me hubiera animado a ir, y que les digo, aunque no fue la primera película que vi porque antes vi Little Men de Ira Sachs, una película encantadora sobre la amistad de un par de niños que por los problemas entre sus padres quieren distanciarlos, que lejos de eso ellos hacen que sus padres vuelvan a entender lo que es la amistad en las buenas y en las malas, pero bueno, de esa no les hablaré mucho, de hecho no les hablaré mucho de ninguna película, ya que no quiero contarles mucho la trama porque después no las irán a ver, aunque bien; si de todas maneras no irán a ver muchas de estas películas, y si bien no porque muchas no van a llegar a salas comerciales de provincia, de todas maneras si llegaran sé que muchas de estas películas no las verían. (como Porto, un ensayo fílmico de lo mas, no sé como llamarlo inusual quizá; de la noche perfecta entre dos locos extraños recordada desde tres perspectivas, una la de él, dos la de ella; y tres la de ambos y como fue que realmente pasó, cosa que nos hace recordar como bien nuestra vida se puede resumir sólo a una noche especial, y después de eso sólo sobrevivimos entre tanta mierda esperando morir. "El encanto y el recuerdo eterno de la noche perfecta" escribí en mi nota después de verla, fue lo primero que me vino a la mente. Con una fotografía que es mas bien como un caleidoscopio, que nos retrata la belleza de una ciudad que pareciera siempre es vieja y bohemia con esas charlas en un café que parecieran significan la vida misma después de las dos de la mañana después de hacer el amor, que retrata el recuerdo como el presente, y el presente como un viejo recuerdo -aquí la fotografía influye mucho- una película que es producida financiera mente nada mas y nada menos que por Jim Jarmusch, lo cual ya nos dice mucho). Además de haber visto a la guapísima Monica Belluci y su nueva película "On The Milky Road" de Emir Kusturica, a Amat Escalante y su cosota de película "La Región Salvaje", (de la cual dejé mi comentario en mi cuenta de Instagram) a mucha celebridad mexicana la cual no es tan importante, Carroña de Sebastián Hiliart y por último American Pastoral con Ewan McGregor tanto en el protagónico como en la dirección, (su debut en este campo) además de la actuación de Dakota Fanning a la cual no se le veía hacer nada bueno desde no recuerdo tanto, a diferencia de su hermana Elle.

 En fin, ya para narrarles lo que es Café Society si no nunca acabaré con este post, es quizá la película más romántica de Woody Allen desde Midnight In París, con ese humor tan de él que si bien, en su pasada película Irrational Man (por la cual volví a odiar a Cinepolis, y es que miren que siempre he tenido muy mala suerte cuando he querido ver una pelìcula de Woody Allen en el cine, esta es la segunda que veo después de Magic in the Moonlight, y es que después de esperar desde el año pasado a que la estrenaran y cuando por fin la pusieron en próximamente en el cine de mi ciudad, después de esperar un mes a que la estrenaran fui a preguntar a información y me dijeron que no les iba a llegar siempre, pero ya la vi, y bueno, ya les haré una entrada de las películas que no pude ver en el cine este año pero que ya vi) la comedia es más oscura quizá, o no hay tanta; siento que Irrational Man fue como que Woody quiso hacer un Match Point pero más divertido y no tan intrigoso y sensual (pues si bien la Stone es una belleza sólo bajo la dirección de Allen, no levanta las pasiones que mi Scarlett Johansson si levanta, si saben a lo que me refiero a los que ya han visto esta película) pero me desvío de lo importante, Café Society; pues como les iba diciendo, en esta película nos retrata al Hollywood de los treinta, mejor dicho, al joven Woody Allen en esta ocasión llamado Bobby e interpretado de buena manera por Jesse Eisenberg, saliendo de su amada y gris Manhattan huyendo del negocio familiar y de su bueno pero mafioso a mas no poder hermano mayor, y solo extrañando quizá a su hermana a la cual es a la única a la que escribe, entonces llega con su cotizadísimo tío Phil, (interpretado también de manera muy buena por Steve Carell, un actor que ha crecido montones) hermano de su madre, el cual es el mejor agente de actores de Hollywood de esos años, y el cual no es judío como se lo recuerda su padre (muchas de las mejores frases salen de este personaje) entonces después de esperar por días lo recibe su tío y le empieza a dar de a pocos trabajos haciendo mandados para él, entonces le presenta a Vonnie, su secretaria y "el objeto del deseo" interpretado maravillosamente por Kristen Stewart y quizá actuando como nunca. (Quizá esta se convierta en mi película favorita de ella junto a Las Nubes de María). Entonces Phil le pide a Vonnie que le enseñe a Bobby la ciudad, y Vonnie que no es una amante del glamour de Hollywood (o al menos eso es lo que ella dice) encuentra en Bobby a un chico dulce y un buen compañero, al cual lo lleva a comer a un restaurant mexicano, entonces Bobby queda prendado de ella desde el inicio e intenta conquistarla pero ella ya tiene novio, y quizá no deba contarles más para no arruinarles la experiencia a los que no la han visto y si la quieren ir a ver, así que a grandes rasgos sólo les diré que la película es toda una delicia y una hermosura en todo sentido, claramente no es lo mejor de Woody, no es Rosa Purpura del Cairo, ni Annie Hall, pero a mi me gustó muchísimo (para mucho por el hecho de ser una película de Woody Allen dirán que soy imparcial, y quizá lo sea, pero no me importa) quizá si sea lo mejor de Woody Allen desde Whatever Works (y miren que si bien yo amo todo lo que hace Allen, para mi Whatever Works si esta por encima de la adorada y ganadora y una de mis películas favoritas Midnight in París y Magic in the Moonlight) estando también muy a la par de Vicky Cristina Barcelona y la ya antes mencionada Match Point. La fotografía que les digo, Woody Allen si a algo nos tiene ya muy acostumbrados en sus últimas películas es a la yo diría, enamorante y perfecta fotografía la cual está a cargo de Vittorio Storaro y manejo de luces y colores, como en la California tan llena de luz y de sol que nos muestra en Café Society, en contraste con la nostálgica y gris Nueva York, la música, pues también es algo muy peculiar en sus películas y en esta está por demás soberbia, lo mejor del jazz de aquellos años con canciones como Mountain Greenery, Jeepers Creepers y Manhattan entre otras tocadas por Vince Giordano and the Nighthawks, es una delicia también en ese aspecto la película. La película también tiene montones de referencias, incluso de películas pasadas de él, como los barrios donde el hermano de Bobby, Ben; hace sus atracos, nos remontan a Rosa Purpura del Cairo, el paseo en carreta con Vonnie cuando la vuelve a ver, Manhattan; incluso hace referencia a películas que él ama, como la referencia a Casablanca, la cual es genial, y la que hace a When Harry Met Sally, de esta no hablaré mucho hasta el final. (Que los que leen recurrentemente mi blog sabrán que es una de esas películas a las que amo de sobremanera y quizá con un amor que no tendría que tener por una película sino por una mujer)

 Esta comedia tan sutil, y con tintes de humor negro que le va tan bien a Allen acá se siente, los flashbacks que aparecen en la trama son precisos, no nos confunden ni alentan la película; los diálogos, las frases que nos regala; quizá no son tan memorables como en sus mejores trabajos, pero la verdad es que desde mi perspectiva esta película no le pide nada a sus mejores trabajos; porque muchos de ellos se ven acá, Y la película es un homenaje a lo que era Hollywood antes del bullicio, aunque ya se veía algo de bullicio ya acá. Sólo para comentar algo que me encantó también mucho fue ese brillo que ponían en el rostro de Kristen Stewart como lo hacían con las grandes actrices de aquel Hollywood como a Bette Davis, Greta Garbo, Vivien Leigh o Ingrid Bergman en Casablanca, y que si esta película se hubiera filmado en blanco y negro lo habríamos apreciado aun más, pero nos habríamos perdido de todo el color así que mejor agradezcamos, que por cierto esta película es la primera que Woody acepta hacer en formato digital, lo cual se agradece, pues no le impidio hacer la maravilla, o mejor dicho, el ensueño de película que hizo. También decir que la actuación de Blake Lively es muy buena, ella luce grandiosa, y miren que a mi casi no me gusta ella (en ningún aspecto) pero acá si me cautiva. Y Woody Allen como narrador en la película, ¡UFF! Que les digo, soberbio el señor. Una película que nos habla mucho de los sueños que son sueños, y de esas emociones y sentimientos que nunca mueren, y acá lo interesante de ver es que ahora al personaje de Woody Allen no le pasa lo que siempre le pasa, sino a la chica, esa que tiene que tomar una decisión entre dos hombres, y aunque la decisión que tomó la hace feliz, ella sabe que no fue la decisión correcta, al menos no la correcta para su corazón, y aunque a Bobby le pasa y siente lo mismo, y hace su vida a pesar de que Vonnie lo dejó (de hecho se enamora de otra Veronica) esta vez la decisión no estuvo en él, pues él sin dudarlo, la hubiera escogido a ella. Y los dejo sólo diciéndoles que el final es una de esos finales que uno tiene que ver. Café Society es una de esas películas que cuando una sale del cine, el mundo te parece un lugar mas hermoso.



"Siempre tuviste algo de poeta"





 Regresamos al estudio.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario