jueves, 9 de octubre de 2014

Cuando el cine se convierte en poesía.

"Ver a Borges en tu boda, eso si es poesía"


Volvemos a la tradición de poner citas al inicio de las entradas.


Son un sin fin las películas que se han hecho inspiradas por la poesía, o que en si mismas hacen poesía, o inspiran a algún joven soñador a escribir un poema. Películas como "El lado oscuro del corazón", "La lengua de las mariposas", "La sociedad de los poetas muertos"; películas que implantan en nosotros, aun sin saber mucho de poesía, que un mundo lleno de este arte tan reconfortable para el mundo; sin duda sería un error. El amor, la vida, el sufrir; todo involucra a la poesía, como al teatro, como al cine.


"Instrumento de poesía, con todo lo que esta palabra pueda contener de sentido libertador, de subversión de la realidad, de umbral al mundo maravilloso del subconsciente".

Luis Buñuel


"Para mi el cine es una forma de arte, la más completa. Y para mi el arte es la poesía; No hay diferencia entre la poesía y el cine. ¿Y qué es la poesía? Bueno la poesía es el excremento luminoso de un sapo que se trago una luciernaga. Te tragas al mundo, lo digieres y luego lo das; das al mundo tu obra".

Alejandro Jodorowsky


Pero en esta ocasión quiero hablarles de una película en particular que a mi me gusta mucho, de uno de los directores y escritores extranjeros que más me fascina, además de la maravillosa mancuerna actoral que hace con su señora esposa. Me refiero al siempre loco y extrovertido y amante de Chaplin y Keaton y Fellini; Roberto Benigni.

La película en turno es "El tigre y la nieve". Esta película y desde el principio se los digo; es un poema. Una obra de arte, un poema que se puede ver, tocar, comer, palpar, escuchar a cada segundo (24 fotografias) que trascurre está maravillosa película. La historia de un profesor y escritor de poesía que siempre sueña todas las noches que se está casando en una viejas ruinas al parecer de algún palacio en la vieja Atenas, entre los asistentes a su boda se puede apreciar a Carl Jung, a Whitman, (muy a lo lejos) a Yourcenar, a Giuseppe Ungaretti, a Eugenio Montale, a Borges; imaginense ver a Borges en su propia boda, eso si es poesía. La música amenisada por el siempre gran Tom Waits con esa hermosa canción "You never hold back spring" que hace referencia y homenaje (desde mi muy particular punto de vista) al gran maestro Pablo Neruda y su gran amor transformado en letras y palabras con sus versos:


"Quiero hacer contigo lo que la primavera hizo con los cerezos"

y....

"Podrán cortar todas las flores pero nunca acabaran con la primavera"


 Sueña que se casa con el amor de su vida, la única mujer de la que el está perdidamente enamorado además de su difunta madre y sus dos hijas, mientras que una profesora inglesa con la que tuvo un amorio anda tras de él aún. Pero el sueña todas las noches con la misma mujer: Vittoria. Una escritora que escribe la biografia de un escritor árabe que tienen como amigo en común llamado Fuad, maravillosamente interpretado por el francesísimo (y aun así no se le nota para nada) Jean Reno. Entonces utilizando el "Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos" a proposito por Attilio pues siempre la está buscando y anda tras de ella.

Como un hombre puede concebir la poesía en todo su alrededor, en todas partes cuando tiene cerca a la mujer que ama, y como un hombre puede arriesgar incluso su propia vida e ir a adentrarse literalmente a una despiadada y sin sentido guerra para salvar la vida de su amada mientras su mundo afuera se desmorona y ve a sus amigos morir. Pues esto es ésta película, es una historia de amor quizá como muchas otras, pero la poesía aqui se palpa. Vivir con la eterna esperanza de que para que la mujer de nuestros sueños, la mujer que siempre hemos querido, el amor de nuestra vida; para volver a encontrarla y volver a conquistarla haya que ver a un tigre bajo un manto blanco provocado por una tormenta de nieve, ya sea en Roma, en París o en Bagdad.

La verdad es que si quieren ver una película entretenida, que los haga reir un poco (a la vieja usanza de Benigni con sus caras y gestos muy a la Keaton o a la Chaplin) en la que puedan además sentir algo de lo que este señor siempre nos hace sentir, algo bueno, grato y muy significante como nos hizo suyos con "La vida es bella" y además ver poesía, porque una cosa es leer poesía, o escuchar poesía, o sentir poesía, o hacer el amor al tiempo que se hace poesía, o llorar poesía; pero si lo que se quiere hacer solamente es verla, no lo duden; esta película les encantará.

Ahora ya para terminar los dejo con un poema que sale del alma de Attilio cuando van a visitar al viejo amigo de Fuad para que les pueda hacer un remedio para salvarle la vida a Vittoria, esto es poesía en su maxima expresión:



  • "Si ella muere, para mí el mundo es una puesta en escena, pueden levantarlo todo, enrollar el cielo y cargarlo en un camión, apagar ésta luz bellísima del sol que me gusta tanto, ¿y sabes por qué? porque me gusta ella iluminada por el sol. Pueden llevarse todo, éstas alfombras, los edificios, la arena, el viento, las ranas, las sandias maduras, el granizo, las siete de la tarde, mayo, junio, julio, la albahaca, las abejas, el mar, los calabacines, ¡los calabacines! ¡encuéntrame ésta glicerina amigo Al Giumei-li!"
    • Attilio al farmacéutico, al suplicarle que recuerde la formula de la glicerina para salvar a Vittoria
     
 
  • "El día que vea un tigre en la nieve sobre Roma, ese día estaremos juntos para siempre."
    • Vittoria a Attilio

  • "sabes porque existen las guerras? porque la tierra apareció sin hombres y desaparecerá sin ellos"
    • "Fuad a Attilio antes de suicidarse"







Fuente de las frases de la película: Wikiquote
Fuente de las imagenes: cartelespeliculas.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario