martes, 3 de noviembre de 2015

Heaven


"El cielo, si es que existe, debe ser un instante de sexo congelado. Hablo del sexo con amor, del apasionado encuentro con el otro. Si el sexo fuera una cuestión puramente carnal, no necesitaríamos a nadie: quién nos iba a atender mejor en nuestras necesidades que nuestra propia mano, quién nos iba a conocer y querer más que esos cinco deditos aplicados. Si el onanismo no nos es suficiente es porque el sexo es otra cosa. Es salir de ti mismo. Es detener el tiempo. El sexo es un acto sobrehumano: la única ocasión en la que vencemos a la muerte. Fundidos con el otro y con el Todo, somos por un instante eternos e infinitos, polvo de estrellas y pata de cangrejo, magma incandescente y grano de azúcar. El cielo, si es que existe, sólo puede ser eso".



4 comentarios:

  1. defendía a ultranza el sexo sin amor.... hoy en día, con mas rodaje, ya no lo creo defender tanto.... pero nunca tan triste como el onanismo! eso si que es calma solo para un instante.... salu2!!!

    ResponderEliminar
  2. No podría estar mas de acuerdo contigo y tu comentario. Yo por otro lado creo que aun estoy muy joven para disfrutar y aprobar el sexo sin amor. Pero sigo creyendo que esa conexión que se puede llegar a tener con una persona y que no se puede tener con alguien mas es lo mejor del mundo. Aunque la verdad mas que nada creo que hay etapas y edades para cada cosa, hasta para la masturbación. Saludos maestro.

    ResponderEliminar
  3. Concuerdo, es esencial para el cielo. Me resultaría deprimente un cielo ascetico, me parece un contrasentido.
    Pero creo que también habría un lugar para el sexo, sin necesidad de que sea con amor, que puede haber lugar para el sexo carnal. Que es más pleno que el autoerotismo, la masturbación, hay un retroalimentación sensorial. Muy interesante.

    Saludos.

    ResponderEliminar