domingo, 29 de noviembre de 2015

Destrúyase después de leerse.


"Dear and lover my"
Perdón por este silencio tan largo, pero como no puedes darte siquiera una idea de cuanto te extraño, el escribirte para mi es como atizar la llama de un fuego que el agua y el viento se empeñan y seguro lograrán apagar.
Igual así me arriesgue a escribirte a pesar del dolor que me provoca esto, escribirte y pensarte; pero es uno de esos dolores que son placenteros en el recuerdo y nececarios para el alma, porque siento que este sueño no podía terminar con un silencio, fue un sueño tan hermoso que se merecía una despedida.
Para serte sincero a mi me hubiera encantado despedirme de ti haciéndote el amor en la cama. Haciéndole el amor a tu oreja, a tu ombligo, a tus pies, a tus piernas, a tus senos, a tu espalda, a tus labios, a tus manos, a tus hombros. A tus oidos, a tus entrañas, a tu caminar, a tus shorts cortos, a tu corazón, a tu parado, a tu boca, a tu tocar, a los tirantes de tu ropa interior, a esos no; a esos se los he hecho infinidad de veces, creo que a tus ojos y tu mirada se lo sigo haciendo aun sin darte cuenta. O quizá si, espero que no.
Me hubiera encantado hacerte por última vez el amor y no tanto por mi tonta nesecidad de carne y mi maldita juventud, sino por regalarme a ti, por hacerte sentir en verdad lo que es que alguien te ame, hacerte sentir amada; hacerte sentir lo que jamás nadie te ha hecho sentir. (Con soberbia y orgullo te lo digo, jamás has sentido lo que yo pude haberte hecho sentir)
Te amo, no puedo decirte cuanto te amo pero ni siquiera yo lo sé, sólo te puedo decir que es esa clase de amor que siento, y pienso que nesecitaba, que me hacía falta sentir, quizá no tan fuerte como otros que he sentido en mi pasado, pero si quizá más necesario. No sabes como me arrepiento de no haberte desnudado aquel día que tuve la oportunidad, creo que mis palabras desaparecen cuando más las necesito, por eso ahora te las estoy escribiendo, pero como aquel día te lo dije, el tiempo vuela y quizá en algunos años nos conceda nuestro regalo deseado.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario