miércoles, 28 de junio de 2017

La Odisea.


L’odyssée es una película francesa que se estrenó el fin de semana pasado en las salas de cine de La Paz, y la película retrata la vida como buzo del retirado piloto aviador Jacques-Yves Cousteau, y como junto a su familia emprenden el viaje y sueño de su vida en la cual literalmente hacen de su casa un barco y viajan por el mundo explorando y conquistando los mares mientras sueñan con el hecho de que el hombre pueda vivir bajo el agua, como bien lo dice Cousteau, mientras americanos y rusos trataban de conquistar el espacio, los franceses conquistarían los mares y océanos, y vemos como logra de a poco su cometido, cueste lo que cueste, haciendo investigación para petroleras, filmando películas y documentales tanto para exhibición en festivales y compañías de televisión americanas, todo fuera por conseguir el sueño de su vida, el cual cada vez alejaba mas a su familia.

Y es que como lo dice Jacques Cousteau en la película, sus películas (así como esta) no trataban sobre la vida en el agua, sino de personas descubriendo como era la vida en el agua, y eso es esta película, lo que batalló Cousteau para hacer de su sueño una odisea (me parece el título no es tan adecuado, pues en automático se puede confundir o entrelazar con La Odisea de Homero) y como lo consigue. Y es que aunque si la película trata del mar, y de su relación con su familia, y de la personalidad en si que era Cousteau, al principio muy ambicioso, y ya después mas de viejo, y al ver como el mar con los años había cambiado por el hombre y su ambición por mas petroleo y la contaminación desmedida en todos los tipos posibles, se encarga de hacer un frente para la protección de los mares y sus arrecifes, pero por sobre todo esto, la película va mas de su relación como padre con su hijo pequeño, lo cual la hace en automático una película dramática, el cual en un principio siente un recelo con él por el hecho de haberlo dejado en un orfanato a él y su hermano mayor mientras el y su madre estaban disfrutando de sus primeros años de gloria y maravilla, ya cuando crece lo hace parte de su equipo, y sin duda se siente el apego que tiene mas por él que por su hijo mayor que en realidad no tiene mayor peso relevante en la historia hasta el final, entonces al ver Phillipe, su hijo menor, como su padre ahora se movía mas por el dinero, que por el amor al mar, decide separarse de él, ademas de eso por el hecho de que su padre no autorizaba que el volara, sueño que había sido precisamente el el que le había heredado, crea su propia organización que documenta la vida de las ballenas, no es hasta que un trabajo vuele unir a toda la familia, limando toda aspereza que hubiera podido hacer, y esa tarea los lleva a crear una fundación para salvar lo que tanto amaban: La Mer.

Y si algo hay que destacar de esta producción, sin duda alguna es la fotografía, y con esto me refiera al trabajo que hacen bajo el mar, es una belleza en la que no se pierde nada, ningún detalle, nada sobra, nada falta, nada se ve forzado, la película, a pesar de ser francesa, me parece tiene la estructura de una película americana, vamos, no me parece que tenga el sello distintivo del cine francés, pues no siento que se tome riesgos en lo narrativo, es una película convencional, a pesar de estar hablada en este idioma, y aunque eso no es nada malo, para un amante del cine francés como su servidor, eso me pareció raro y sentí que algo me faltó. (Además del hecho de que esta dura poco mas de dos horas, que no se siente tan pesada la película, pero si hubiera sido una película de una hora cuarenta, la película nos hubiera dicho lo mismo) Las actuaciones son notables, Lambert Wilson como Jacques Cousteau, Audrey Tautou que es quizá una de las exponentes mas importantes del cine francés contemporáneo como la esposa de Cousteau, que siendo honestos, me hubiera gustado un poco mas participación de ella, pero claro se corría el riesgo que quitara protagonismo a los principales, y por eso comprensible el hecho de que no figurara tanto, pero mas sin embargo notable, y mas notable aun me parece el joven Pierre Niney como Phillippe.

A la memoria de este buzo, oceanógrafo, inventor, explorador, visionario y biólogo marino se le tiene mucho respeto y cariño en Baja California Sur, ya que declaró al Mar de Cortes como "El Acuario del Mundo", tal así es la figura de este hombre que en el malecón de nuestra ciudad se encuentra una figura en su honor. Así que si quieren conocer mas sobre la vida de este personaje que fue el señor Cousteau, y les gusta el mar, la película es por demás recomendable.



Una publicación compartida de Juan José Antuna Ortiz (@johnnyantuhap) el

Una publicación compartida de Juan José Antuna Ortiz (@johnnyantuhap) el


No hay comentarios.:

Publicar un comentario