miércoles, 7 de junio de 2017

Duo Luo Tian Shi: Ángeles Caídos


Fallen Angels es la quinta película en la filmografía de director de cine hongkonés Wong Kar-Wai. (El cual sin duda ya se ha colado dentro de uno de los diez puesto que tiene mi lista de los directores que mas me gustan) La historia se desarrolla en una ciudad cosmopolita de Honk Kong. Es una película dentro del genero del crimen muy diferente a lo que nos tiene acostumbrados Hollywood.

La historia es sobre un par de delincuentes, dos personas con pasado que no quieren recordarlo, la que hace las "relaciones publicas" por llamarlo de forma muy sutil, y que organizaba los planes, meticulosa y quien limpia las evidencias de los crímenes y los contactos, y el vago, como el se define; quien ejecutaba el atraco y los asesinatos y que huye del lugar en el transporte público; y las escenas donde ejecuta los asesinatos son geniales, Kar-Wai redefine "la ira de dios" en estas escenas. (y años después redefinida en la película Old Boy de Pak Chan-uk) El tórrido romance entre dos extraños que no se terminan por conocer. 155 semanas juntos y nunca habían hablado en persona, nunca se habían visto en persona como se miraban ahora, porque a veces es mejor ser distraído en ciertas cosas para no salir con el corazón roto, o para no perder la libertad. Mas delante un ex convicto mudo bastante cómico y sus reflexiones existencialistas se mezcla en la historia, y esta se vuelve aun mas interesante, en todo plano y sentido. Después de una emboscada el vago decide que ya no quiere seguir esa vida, y cuando trata de regenerarse conoce a una chica frenética de cabello color naranja (cuyo personaje es la excentricidad que me había faltado ver en una película de Kar-wai) la cual pertenece a ese pasado que él no quiere recordar. Mientras que su agente se hunde en la tristeza, y vemos a la par la historia del mudo que conoce a una chica que pareciera escucha sus pensamientos, de la cual se enamora, pero ella de él no, y mientras todas estas historias ocurren esperamos ver la forma en la que se entrelazan. Y como se entrelazan, en el hecho de que todos quieren dejar una vez mas su pasado, y volver a empezar, ángeles caídos a la tierra una vez mas, pero hay cosas de las que simplemente no puedes huir, por mas que te alejes de ellas, y es así que una vez mas llega el reencuentro, al fin de cuentas todos buscamos un socio, y ahora es definitivo. El principio siempre es el final, y el final siempre es el principio de todo, siempre ha sido así, y siempre así lo sera. Y el final de esta película, con la música en él, es perfecto.

No tiene nada de la filmografía de Kar-wai, al menos no en la historia, porque en el desarrollo y en lo visual tiene mucho de lo que después explotaría en todos los sentidos, pero eso es genial, cada película de él es reinvención, con una complejidad bárbara y que no se puede encasillar. Tiene escenas memorables, y partes magistralmente hechas, es innovador, y a la vez pulcro, su creatividad no tiene limites a la hora de filmar, excesos que no recaen en lo tosco, y meticuloso y mesurado cuando su historia se lo exige. La escena del masaje al cerdo, la pelea con la rubia, la primera escena de ella en el bar cuando confiesa su amor por el vago sobre todo que es exquisita y tiene el toque sensual muy sutil del director. Placentera a mas no poder.

Y aunque no la considero tan deliciosa y maestra como Deseando Amar o 2046 esta tiene algo muy en particular que en otras películas no le habíamos visto (bueno, quizá si lo habíamos visto pero en menor importancia en Happy Together y Noches Purpura) y esa cosa es el intimismo.

El termino de la fotografía intimista acá llega a un nuevo nivel, un nivel que no nos mostraría posteriormente en sus otras películas, lo cual hace a esta única en ese aspecto, quizá si rasgado superficialmente por otros directores, pero nada hecho como el director hongkones. La cámara se mueve con los personajes, cuando estos están en movimiento.

La iluminación, el diseño de producción, las escenografías, la paleta de colores, las tomas descuadradas, y todo con un intimismo profundo, que hace que esta película sea otra cosa. Y contra a todo, o a favor de todo, la fotografía es magnifica, no pareciera una película de 1995. Y no me malinterpreten con lo que voy a decir, creo que Deseando Amar y 2046 son algo sublime, y que cualquier persona a la que le guste el cine de autor las van amar, pero Ángeles Caídos quizá no a todo el mundo le pueda gustar, a mi me ha fascinado, y ojala mucha gente se atreviera a ver estas propuestas de cine, porque pocas veces vemos a un director que se arriesgue haciendo su trabajo de manera poco convencional, y que esta manera vaya perfecto con lo que la historia nos quiere contar, porque cuantos cineastas no han querido tildar de innovadores, pero la historia no daba ni para eso ni para nada, y creo que lo que Kar-Wai hace es porque sabe que todo esta al servicio de la buena historia, y por supuesto del buen guión, sin una congruencia en estos, las tomas y el lenguaje cinematográfico por muy congruente que sea, no hará funcionar la película, en cambio si la historia y el guion y todo el esquema de trabajo (en esto me refiero al staff, actores y crew) están en perfecta congruencia, aun así sea la historia mas sosa, romántico, fantástica o incongruente, la película funcionará.

Hace ya algunas semanas un amigo en Facebook me compartió un video sobre como Kar-wai empezó a rodar la película, justo con la escena final, de ahí empezó a correr todo (por eso mencionaba arriba que el final es el principio y el principio el final) y uno se da cuenta de lo innovador que es este director hasta en su forma de filmar, pero lo que mas me llamo la atención del video era lo que Kar-wai decía sobre la importancia de tener una buen crew, uno en el que te sienta incluso como si fuera tu familia, con el cual puedas viajar y contar historias muy tuyas, de tu gente, de tu identidad, así estés al otro lado del mundo.

Solo como dato curiosos y personal les comento que al señor Kar-Wai lo he ido conociendo al revés, que quiero decir con esto; que la primera película que vi de Kar-Wai fue The Grandmaster, y de ahí me he ido hacia atrás, sin planearlo la verdad porque me ha pasado que con otros directores los empiezo a ver con su película mas reciente, y de ahí me voy con orden a sus películas mas celebradas y después las demás, sin orden cronológico, algunos los empiezo a ver desde la mitad, o desde sus obras celebradas, a otros desde el inicio pero nunca he llevado un orden cronológico así tampoco, Kar-Wai es la única excepción a la regla, salvo por la película de Chungking Express y Days of Being Wild las cuales no las he visto aun. Chungking Express no la había querido ver en particular porque un amigo me llegó a comentar alguna vez que tenia muchas similitudes con Amelie, que como muchos de ustedes sabrán es mi película favorita, por eso no la había querido ver, pero eso es hasta hoy, porque he decidido darle la oportunidad, ya después les contare que me pareció y que tal esta.

Un último dato curiosos seria que mientras escribía esto pensaba en un par de canciones, y no sé por qué, porque no tienen nada que ver con la película, un es Violento Amor de Pereza, y la segunda es Medias Negras de Joaquin Sabina, solo quería compartirles esto como quien comparte los secretos de su inspiración.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario