lunes, 7 de marzo de 2016

La Maldición del Escorpion de Jade y Scoop y el gran amor de Woody Allen por la magia.


No hace poco tiempo, pero tampoco tanto, ya les había hablado sobre "Magia a la luz dela luna" de Woody Allen, (del cual hace unos meses escribí para la Revista Cinéfagos) una hermosa comedia romántica que se estrenó el año antepasado en la que nos narra la historia de un mago que después de tratar de desenmascarar a una charlatana que está engañando supuestamente a una famiia francesa acudalada que vive en la Costa Azul de la cual se enamora después de descubrir a la tonta niña norteamericana que en complicidad con su viejo amigo, el cual le había pedido que lo ayudara para desenmascararla, sólo querían hacerlo quedar en ridiculo.
Sin duda una película hermosa, con mucho de Woody Allen, tanto en el personaje protagónico, como en el humor tan caracteristico, y por que no decirlo, esa comedia tan inteligente que sólo él sabe manejar -y más en estos años que ha recuperado mucha de esa calidad que manejaba en los 70´s-.
Pero ahora quiero hablarles de otro par de películas de este genio, pues han de saber -y si no lo saben se los digo- que esta no es la primera vez que Allen mezcla a la magia con sus filmes.
Para empezar les comento que la magia es una de las cosas que más ama Woody -quizá sólo detrás del sexo, hacer cine y su clarinete-. De chico solía practicarla mucho, ya que por ser un chico muy enfermizo (como Scorsese, ya que también de chico y su condición de asmatico no lo dejaba salir a jugar a la calle como un chico normal y lo obligaba a pasar mucho de su tiempo, incluso días enteros en cama, su único refugio -y en hora buena- eran las películas) no solía salir mucho con sus amigos así que fue perfeccionando su técnica y fue tan bueno y a tal grado que por un momento pensó seriamente en dedicarse a eso como profesión, hasta que descubrió al cine y supo que ahí era donde realmente se encontraba la magia y era la única forma de mostrarsela a todo el mundo. -Y en hora buena-.

Incluso con los años Allen lograría cumplir su grande sueño de ser un mago profesional, lógicamente a traves de una de sus películas en la que podemos apreciar realmente el don que el señor tiene en este arte.

La primera película es La Maldición Del Escorpión De Jade, Comedia del año 2001 con Woody Allen como el detective Briggs y Helen Hurt en el papel de Betty Ann como la mujer que odia ya que llega a la compañia a derrocar todas sus técnicas de investigación y su vida, (como en muchas de las películas de Allen, la mujer que odia acaba convirtiéndose en su objeto de deseo). Toda la trama empieza una noche en la que toda la oficina van a ver un acto de magia con un hipnotista, este pide dos voluntarios y se ofrecen ellos dos, los encanta y les dice que lo obedecerán en todo lo que diga, y al ver que son como el agua y el aceite los hace verse como la persona que más aman en el mundo, todos se rien de su comportamiento y este los deshipnotiza y así acaba la velada, pero no la historia pues cuando Briggs regresa a su casa recibe una llamada, al momento que en la bocina se escucha "Constantinopla" el mago le pide que robe en las casas que el mismo Briggs instaló la seguridad, y así mientras intenta resolver los robos que él mismo comete, y mientras sigue teniendo desconfianza por la nueva, pero a la vez algo que no le permite alejarse de ella, al final la magia del amor como siempre se torma más fuerte que cualquier conjuro en el mundo. Con las actuaciones además de Charlize Theron y Dan Aykroyd es una comedia exquisita donde más de uno quedaremos hipnotizados.

La segunda es Scoop, (o amor y muerte como la llamaron para America Latina) y esta nos narra la historia de Sondra Pranski interpretada por una jovencita y encantadora Scarlett Johansson (la que acabaría siendo su musa en aquellos años, pues filma con ella tres películas) una joven estudiante de Periodismo de Nueva York que mientras va a Londres a visitar a una de sus amigas y a entrevistar a un director de cine el cual la emborracha y se acuesta con ella, un día acompaña a su amiga y el hermanito de esta a ver un acto de magia con un mago llamado Splendini (caracterizado por supuesto como ya se los había dicho por el comiquísimo y amante de Groucho, Keaton y Bergman, Woody Allen) mientras se ofrece como voluntaria para un acto, se le aparece un periodista muy importante que acaba de morir interpretado por Ian McShane que le devela el secreto de un asesino serial el cual nadie sabe salvo ella y después Sidney, el verdadero nombre del mago, entonces los dos empiezan a investigar al guapo empresario (interpretado por Hugh Jackman) que se supone es el asesino del tarot que se dedica a matar prostitutas. Pero no contaban con que la joven investigadora se enamoraría de él y tras fallos en la investigación se cuestiona si en verdad él es el asesino, al final si resulta ser un asesino, pero no el que ellos pensaban. La película es graciosísima y la actuación de Allen, que les digo, es un grande este señor
.
Me gustaría contarles un poco más sobre este par de películas, pero creo que esta vez sólo haré la recomendación por ciertas razones; la primera y seré honesto con ustedes, esto lo estoy escribiendo muy tarde y ha sido un día muy largo, con mucho trabajo y mucho escrito y aunque no lo crean, estoy muy cansado. La segunda es porque, pues que les digo; son un Allen y saben que se tiene que ver porque son un Allen. Y la tercera es porque al ser un Allen y ustedes asomarse por acá seguramente ya las habrán visto, de no ser así, pues consiganlas y veanlas, son unas comedias ligeras, que no aburren y que al final dejan un gran sabor de boca.

















Sin más que decirles por acá abajo les dejo los trailers de las dos películas y espero que las disfruten como su servidor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario