jueves, 11 de enero de 2018

L'amant double.


L'amant double, o El Amante Doble es la película más reciente del realizador francés François Ozon, ese mismo que gracias al Tour de Cine Francés pudimos apreciar el año pasado Frantz, la película antecesora a esta.

Si bien no conozco todo el cine hecho por este director, con Frantz y Una Nueva Amiga su cine se mostraba muy íntimo y muy rico en cuanto a la narrativa fluida, con El Amante doble, esto no es la excepción, pero sin duda es la más provocativa de las tres.

Estrenada dentro de la selección oficial del Festival de Cannes del 2017 donde su recepción no fue tan hablada y celebrada como a otras cintas del festival nos habla de Chloé, una chica que sufre de dolor en el vientre el cual le impide de alguna manera sentirse feliz y ser una persona estable en todo aspecto de su vida, incluso en la relación con su madre, entonces su médico le dice que vea la posibilidad de tratar su problema con un terapeuta ya que puede venir esto de un problema psicológico al no tener ninguna enfermedad, es entonces que conoce al Paul Meyer, entonces ella no tarda mucho en tomar cariño al hombre que todo el tiempo la escucha sobre su idea de parecer estar viviendo por dos personas, y tampoco tarda en empezar a sentirse mejor y dejar de sentir ese dolor, entonces él la deja de tratar y se convierten en pareja. Al poco tiempo ella deja de sentir esta euforia de su nueva vida, y acompañada de su dolor en el vientre vienen problemas de insatisfacción sexual, entonces un día regresando de su trabajo ve a Paul afuera de un edificio en el centro de París hablando con una mujer, ella le confronta preguntándole que qué hacía ahí y porque no le contaba nada de su vida y por qué le mentía, entonces él le dice que probablemente lo confundió con alguien más, entonces ella va al edificio, y se da cuenta que en él hay un psiquiatra que lleva el primer apellido de Paul, el cual no le había revelado él hasta que ella se encuentra con un viejo pasaporte en una caja, entonces hace una cita para conocer al terapeuta, cuando llega al lugar, se encuentra con un gemelo, ese gemelo que es completamente todo lo contrario al original, mientras Paul es callado,luminoso y mesurado, Louis Delord es dominante, oscuro y ostentoso, entonces ella se somete a su tratamiento del cual Louis le promete saldrá curada y se enfrasca en un tórrido romance con él llevándola a la lujuria y a explotar toda esa represión sexual que tenía, como esa gemela que no podía ser con Paul, o al menos eso es lo que Chloé pensaba, o soñaba.

Honestamente he de decirles que la película es algo enredosa, y eso es lo único que diré malo de ella, si desgajamos por partes este exquisito filme que entrelaza el género erótico y de suspenso he de comenzar comentando que visual y estéticamente hablando Ozon hace de esta película un agasajo, jugando con pintura, arquitectura, fotografía fija o en movimiento, espejos, toma todo lo que hay en el entorno y en cada toma para jugar a su favor y es más que agradable eso para el espectador. Como toda película del género de suspenso que se haga respetar está cuenta con un score o banda sonora de una sola pieza musical, y fluye perfecto con esta, cae en los lapsos justos donde hay marcada una situación en la trama. Los protagónicos impecables, resaltando por mucho a Marine Vacth que me ha parecido su actuación una mezcla de actrices como Mia Farrow en El Bebé de Rosemary, Natalie Portman en El Cisne Negro, incluso tiene algo de Alicia Vikander, Rooney Mara y la propia Scarlett Johansson que a mi me ha dejado encantado. Y es que la historia fluye perfectamente, jamás decae el ritmo o el argumento en la trama, el único pero, como ya lo dije, es que es muy confusa, porque al final (trataré de no hacer un gran spoiler) uno comprende que en una gran parte de la película ella en realidad estaba soñando, pero entre estos lapsos largos de sueños creados por sus delirios y paranoia por su problema psicológico y del vientre, también hay largos lapsos de realidad que uno no logra percibir exactamente cuales son unos y cuales los otros, al menos no en una primera vez, pero la verdad tampoco uno se preocupa tanto porque como igual ya lo mencioné, hay muchos elementos exquisitos en la forma en que es concebida que hacen que uno la disfrute, al igual que las escenas de sexo que están hechas muy bien, nada grotescas o forzadas, y hablando de forzadas, lo único que si me cayó muy mal fue el final, me pareció de lo más bizarro, obviamente en el mal sentido de la palabra.

Es la primera vez que veo dos veces una película para hablar de ella, que si bien no la vi en realidad por segunda vez para escribir sobre ella, sino para rescatar un par de frases que me resultaron muy valiosas, si como comentario final sólo me gustaría decirles que si buscan una película de esas que te mantienen prácticamente al filo de la butaca, no te incomodan las escenas de sexo explicitas, esas escenas raras donde dos personas pueden estar una en frente de la otra sin decirse nada, y muy enredadas, esta es una muy buena opción para ti, y en una de esas verás una propuesta estéticamente de lo más valiosa que he visto en los últimos años.






"Quien desea sin actuar genera suciedad."

"Amar nunca salvó a nadie."


No hay comentarios.:

Publicar un comentario