viernes, 11 de septiembre de 2015

Bitácora de viaje - Introducción


Hace algún tiempo escuché decir que alguien muy cercano a mí y que conozco decía que para viajar, o mejor dicho, que sólo las personas que tienen mucho dinero tienen derecho de viajar, lo cual me parece una reverenda estupidez, y no es que me gusta ser contradictorio o crear polémica, solo me gusta contradecir a la gente y hacerlas entender lo equivocadas que están (como suelo hacerlo todo el tiempo, es mi deporte favorito, dar buenos consejos a las personas, ayudarlas un poco con sus ideas y hacerlas ver que estaban equivocadas)
Y aunque es verdad que para algunos destinos (no para algunos viajes) de los cuales nos separan miles de millas y mares e incluso fronteras (la peor estupidez que ha creado el ser humano junto con las armas son las fronteras) si se necesita mucho dinero para conocerlos, hay otros viajes que quizá haciéndolos en tu misma ciudad, donde vives, o muy cerca de donde vives, cosas y lugares que puedes ver en tu mismo país y de los cuales tienes la idea errónea que sólo puedes ver si viajas a otro lugar, Lugares que ni siquiera tenías idea de que existían pueden de igual manera volverte a abrir los ojos y volverte a hacer sentir algo especial, ese vértigo, esas mariposas en el estómago de la emoción. Lugares y viajes que pueden llegar a ser igual de significativos que si viajaras por meses (tiempo) o kilómetros (distancia) o barco o avión o carretera (transporte). lo que trato de compartirles al hablar de los viajes, de mis viajes; es para poder transmitirles un poco de lo que he descubierto con cada viaje que he hecho, como una revelación fotografía a fotografía sobre mar, tierra y agua; “Para abrir los ojos, se puede hacer donde uno quiera”. Y para esos lugares a los que no podemos viajar por las grandes distancias tanto naturales, económicas y humanas, gracias a la vida el Internet nos regala maravillosos escritores de blogs y siempre se puede conocer este tipo de lugares por medio de videos o imágenes o fotografías.
(Un viaje nunca será lo mismo que un destino o conocer un lugar, un viaje involucra todos y cada uno de tus sentidos)









2 comentarios:

  1. muy cierto, no hay que irse muy lejos para sorprenderse con algún lugar... es cuestión de tener ganas de investigar y sorprenderse...

    es hermoso el pasear... donde sea..... salu2

    ResponderEliminar
  2. Es cierto lo que dices, y podemos "viajar" en el día a día.
    Un beso.

    ResponderEliminar