viernes, 4 de agosto de 2017

Audrey Hepburn - Frases



Yo creo en el rosado. Yo creo que la risa es el mejor quemador de calorías. Yo creo en besar, besar un montón. Creo en ser fuerte cuando todo parece ir mal. Yo creo que las niñas más felices son las más hermosas. Creo que mañana será otro día y creo en los milagros.

Para hermosos ojos, mira lo bueno en las personas. Para labios atractivos, habla palabras cariñosas. Para un cuerpo delgado, comparte tu comida con el necesitado. Para un cabello hermoso, deja que un pequeño pase sus manos a través de él diariamente. Para tener buen porte, camina con la sabiduría de que sabes que nunca caminarás sola.



Las personas, más que las cosas, tienen que ser restauradas, renovadas, revividas, reclamadas y redimidas: Nunca saques a nadie de tu vida.

La belleza de una mujer no está en un lunar facial, la verdadera belleza de una mujer se refleja en su alma. Es el amor que cariñosamente da, la pasión que muestra y la pasión de la mujer que solamente con la edad crece.



Yo no tomo mi vida en serio, pero tomo lo que puedo hacer en mi vida en serio.

Estoy orgullosa de haber estado en un negocio que dé placer, cree belleza, despierte nuestra conciencia.



Lo único que deseo es una habitación en alguna parte, lejos del aire frío de la noche. Con una silla enorme, chocolate y una estufa a leña.

Nací con una necesidad enorme de afecto y una necesidad terrible de darlo.

No soy hermosa. Mi madre una vez me llamó patito feo. Pero, separando las cosas, tengo algunas buenas características.

La vida es dura. Después de todo, te mata.

Tenía exactamente la misma edad que Ana Frank. Ambas teníamos 10 cuando empezó la guerra y 15 cuando acabó. Un amigo me dio el libro de Ana en holandés en 1947. Lo leí y me destruyó. El libro tiene ese efecto sobre muchos lectores, pero yo no lo veía así, no solo como páginas impresas; era mi vida. No sabía lo que iba a leer. No he vuelto a ser la misma, me afectó profundamente.

Vimos fusilamientos. Vimos a hombres jóvenes ponerse contra la pared y ser tiroteados. Cerraban la calle y después la volvían a abrir y podías pasar por ese mismo lugar. Tengo marcado un lugar en el diario, en el cual Ana Frank dice que han fusilado a cinco rehenes. Ése fue el día en que fusilaron a mi tío. En las palabras de esa niña yo leía lo que aún sentía en mi interior. Esa niña que había vivido entre cuatro paredes había hecho un reportaje completo de todo lo que había vivido y sentido.



Si soy honesta debo decir que todavía leo cuentos de hadas y son los que más me gustan.

Haz en la medida de lo que esperas conseguir.

Mi vida no es teorías y fórmulas. Es instinto y sentido común.

Lo más esencial es disfrutar de la vida, ser feliz. Esto es lo único que importa.

Puedes conocer a una persona no tanto por lo que dice sobre sí misma, sino a partir de lo que dice sobre los demás.
Con su ùnico Oscar por su actuaciòn en Vacaciones en Roma, años después obtendría un Oscar honorífico por sus acciones altruistas.



El encanto femenino va mucho más allá de las medidas. No necesito un dormitorio para demostrar qué tan mujer soy. Puedo transmitir mi femineidad tanto recogiendo manzanas de un árbol, como estando parada bajo la lluvia.

La belleza de una mujer se ve en sus ojos, porque ellos son la puerta a su corazón, el lugar donde el amor reside.

Siempre sé una primera versión de ti.

Con el tiempo y la madurez, descubrirás que tiene dos manos: una para ayudarte a ti misma y otra para ayudar a los demás.

A pesar de los años su hermosa sonrisa cansada de ayudar y su belleza completamente natural no desfalleció. Su lado humano la hizo tan eterna como a sus películas.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario