miércoles, 26 de abril de 2017

Trainspotting 2: CHOOSE LIFE AGAIN.



Hola Mark ¿Qué has hecho? Los últimos veinte años.


Algo es innegable en nuestros días, lo de hoy, lo de hoy; es que lo que funciona, y funciona bien, es esa formula empleada en el cine nostálgico, y ya no hablemos solo del cine (aunque de eso hablaremos acá y la verdad es lo que me compete al escribirles esto) todo hoy día lo hacen diseñado, o queriéndonos vender cosas que nos remonten a los lejanos 90`s y los aun mas lejanos 80`s. Y en el cine no es la excepción, nada mas hace falta ver la cantidad de películas que hemos tenido este año adaptadas de aquella década, La Bella y la Bestia, Power Rangers, Pitufos, Ghost In The Shell, Chips,  la próxima a venir Jumanji, It, Stranges Things (que no es una película, pero claramente tiene un lenguaje cinematográfico, sin hablar de las referencias de cintas de los 80`s como Ghostbusters o E.T.) que si bien no soy yo para decir si algunas son buenas o malas, sin duda alguna estas logran su cometido, que es el que la gente consuma, en primer lugar para ellos, (los que se encargan de producir, distribuir y hacer estas películas) y para nosotros no tanto, y segunda, hacernos revivir aquellos años, aunque con ello vengan las comparaciones entre los trabajos de aquellas épocas y la actual.

Y bien ya dicho eso procederé ha platicarles de lo que les quiero hablar, porque ya he visto Trainspotting, y yo solo les puedo decir: CHOOSE LIFE AGAIN . . . .


De la primera película ya les había hablado un poco por acá, pero en términos generales les podría decir que Trainspotting es una película de hace 21 años, es una película sobre amigos, y sobre lo duro que era vivir en una generación que no sentía tener responsabilidades, ni la importancia que otras generaciones habían tenido, un crudo retrato sobre las adicciones maravillosamente mezclado y ambientado además con la música "underground" de la generación que describe; Iggi Pop, Lou Reed, y Underworld sólo por mencionar algunos hacen del OST de esta película una experiencia trepidante, te abre paso a un cine que jamás nos mostraría Hollywood en lo que iba de su historia al momento. Una de mis películas favoritas de todos los tiempos mas que nada por los amigos de la prepa que me recuerda, sus pláticas sobre esta película y sus pláticas cuando estaban drogados.

Ahora la segunda nos planta en la vida de nuestros viejos conocidos 21 años después, ya no son jóvenes, y todos viven del recuerdo de aquel día, todos viejos, algunos enfermos y con su vida como lo era entonces, cuando aun eran jóvenes; unos perdedores. Y lo que mas me gustó por parte de Boyle que no nos da una copia de Trainspotting, pudo haberse ido a la segura y complacer a los amantes de aquella grandiosa primera película, pero nadie quería eso, queríamos ver a nuestros personajes madurar, porque ya habían pasado 20 años, aunque en esencia fueran los mismos (no sé los amantes de los libros pensaran lo mismo, ahí ya me tendrá que sacar de dudas mi amigo Iván, que es un gran admirador del Irvine Welsh, el cual por cierto su participación en la película, aunque corta, me gustó mucho) pero la empieza con otro ritmo, nos pone en contexto de lo que fue de cada uno de nuestros personajes (trataré de recaer lo menos posible en el spoiler) y entonces después de que Renton, el que pareciera es el que menos ha cambiado (y acá hay que resaltar el trabajo de McGregor que sin duda es el mas exigido pues tenia que caracterizar prácticamente al mismo personaje que en el 96, es el único aun en personaje, ya que los demás si sufren una transformación, pero eso tiene que ver mas en la trama, así que no nos adelantemos partes, pero todo el elenco esta impecable) vuelve después de haber pasado 15 años en Holanda a su Edimburgo, y por supuesto el recibimiento no es el que él esperaba, o quizá si, pero en el desarrollo de la película vemos como sus viejos amigos comprenden que de no haber sido él el que hizo la traición, uno de ellos mas lo hubiera hecho, (primero viene una oportunidad, después viene la traición como bien lo describe Spud) todos lo odian hasta cierto punto, pero todos sabían que era lo que tenia que hacer, lo que todos tienen que hacer cuando quieres dejar de ser adicto a algo, a tus amigos, a una droga, canalizas toda esa adicción a otra cosa, y Renton la canalizó a huir. Regresa y se entera que su madre murió, que Spud sigue siendo un adicto, al cual le salva la vida y ayuda a limpiarse, a canalizar su adicción, Sick le pide que lo ayude con un proyecto para hacerle un burdel a Veronika, su novia; novia con la que Renton se mete, y pareciera que de eso se trata esta película, de como conseguir dinero para hacer ese burdel, pero eso pasa a segundo término, el burdel es solo el pretexto para que estén juntos una vez mas, Renton, Spud y Sick Boy.

 “Nostalgia, eso es por lo que estamos aquí”

Spud sale de su adicción gracias a este proyecto y entre otras cosas, sale adelante escribiendo la historia de sus amigos, y todos curan las heridas del pasado, esperando algún día volver a ser esos inseparables amigos de la primaria cuando eran niños, incluso el mismo Franco, (que por cierto ahora todos se llaman entre si por su nombre de pila) que aunque durante toda su estancia en la cárcel solo pensó en vengarse de Renton, encuentra de alguna manera redención, acordándose que alguna vez todos fueron mejores amigos, porque esta película puede ser lo mas genial que quieran, lo mas excesiva, lo mas de culto, lo que les venga a la mente, pero no deja de ser una historia de amigos.

Como en la primera entrega la música no deja nada fuera, todo lo mejor de lo mejor esta acá, porque va acorde de la historia, esta a servicio de ella, la música nos indica en el mundo en el que se mueven, de donde vienen. Recuerdo que meses antes de que tuviera su premiere mundial esta película las redes ya estaban vueltas locas porque varios blogs de variedad ya tenían el playlist de esta película (y la verdad si algo me caga de estos sitios es eso, que te empiezan a sacar detalles de la estructura y la trama de las películas, y ya no quieren dejarte nada para la sorpresa, se ponen a analizar los trailers en vez de disfrutarlos, lo cual también debo de agradecer en esta película que aunque los trailers nos enseñan muchos cuadros de la película, nada de la trama se revela) la dirección de Boyle impecable, el desarrollo es bastante bueno, por momento se torna lento, pero de repente da un giro y se vuelve vertiginosa, hay momentos que te conmueven mucho, y aquí es donde una vez mas hay que agradecerle a Boyle como lo dije al principio, pudo haber jugado con nuestra nostalgia, pero en vez de ello, juega con la nostalgia de nuestros personajes, y esto hace que nosotros nos conmovamos, y en algunas partes lo logra perfecto, en otras me parece se queda corto por poco, (como es el caso de la escena en la que Renton vuelve a recitar el tan evangélico "Choose life") pero también se corría el riesgo de que si seguía abusaría de este elemento y decaería el argumento y la trama. Los afiches que nos hacen recordar la primera película como el comentario de Diane sobre la joven chica, los lentes de Spud; los recuerdos como droga a los cuarenta, ahora las frases y no las referencias de Simon, hacen de esta película algo bueno.

Creo que alguien que no ama la primera película de 1996, o no la ha visto, difícilmente entenderá el significado y lo especial de esta película, puede que la disfrute, incluso puede que le guste, pero no caerá en la magia que el director quería para nosotros, pero si eres un amante de la joya que es Trainspotting, seguro al igual que yo, quedarás mas que satisfecho y agradecido con Boyle al dejarnos una gran película. Así que no duden en disfrutarla he ir a verla mientras la tengamos en cartelera en La Paz.








No hay comentarios.:

Publicar un comentario