lunes, 20 de febrero de 2017

Hasta el último hombre (Hacksaw Ridge)





Hacksaw Ridge es la mas reciente película del realizador norteamericano Mel Gibson, siendo su sexto trabajo (desde Apocalypto, 10 años atrás) un drama bélico con tintes religiosos de producción a gran magnitud narrando un hecho verídico situado en la Segunda Guerra Mundial.

Antes de proseguir con mi reseña y critica les comentaré que esta la haré desde tres perspectivas, lo cual creo hará de esta reseña algo mas corto y no tan pesada. (Como suelo hacerlo)

La primera perspectiva es desde lo popular. La película es estrenada en el bloque del año en el que esas películas que quieren ser tomadas para la temporada de premios se exhiben, y esta no es la excepción (muy pocas películas, por muy buenas que estas sean, si no se exhiben en esta época del año, muy poco se toman en serio y en cuenta, en últimas fechas que yo recuerde sólo sería "Gran Hotel Budapest" del genial Wes Anderson) nominada a seis premios Oscar nos harían pensar que es una gran película, pero como a su servidor esto no es suficiente o necesario para saber si una película es buena o mala, por eso esta es la perspectiva popular.

La segunda perspectiva es desde lo narrativo y lo técnico. La película se podría dividir en dos partes, la primera parte nos narra la vida del personaje principal, Desmond Doss, y el porqué es un Objetor de Conciencia y decide enlistarse para la guerra, y se toma su tiempo pero no es lenta ni aburrida, y la segunda parte nos narra lo que es su duro camino para que lo acepten como parte del ejercito y como se desarrolla la acción en el campo de batalla, y el por qué fue tan importante este hombre para Estados Unidos en la guerra y la conquista de Hacksaw Ridge, en Okinawa (de aquí el nombre de la película, y me parece muy acertado el título mas no así el nombre que se le dio para America Latina, pero se entiende el por qué le ponen este nombre) y es que como lo mencionaba en el principio la producción es inmensurable, aun con un presupuesto "relativamente" pequeño en comparación al presupuesto que manejan películas de este género como "Salvando al Soldado Ryan" que tuvo el doble de presupuesto, y hablando de esta película precisamente, la parte del primer enfrentamiento y del reconocimiento del lugar, cuando van entre los caídos en el campo de batalla, la recreación del terreno es por demás pulcra, efectos visuales de primera, algo que no se veía desde "Rescatando al soldado Ryan". (De hecho la escena es muy parecida en intensidad a la escena de inicio de este filme del señor Steven Spielberg, y es difícil ver películas bélicas sin hacer referencias o comparaciones a las grandes obras cinematográficas que tenemos del género como lo son, "Platoon", "Apocalipsis Now" o  "Full Metal Jacket" y "Paths of Glory" del maestro Stanley Kubrick) La verdadera acción viene cuando llega el contra ataque nipón al día siguiente de la llegada de la brigada de Desmond, cientos de auténticos kamikases japoneses saliendo de madrigueras como ratas (aquí se ve la mano del director en su lado mas crítico y nacionalista, tratando de referir a la lucha japonesa como una lucha de ratas, además nos remonta una de las escenas de estas madrigueras al par de grandes películas dirigidas por Clint Eastwood referentes a la batalla de Iwo Jima donde magistralmente nos narra la batalla disputada en este monte desde la perspectiva de dos soldados de los dos bandos, las cuales si no han visto son mas que recomendables las películas) entonces cuando son abatidos casi en su totalidad los militares americanos y se van en retirada Desmond al hacerse un cuestionamiento de que hace en ese lugar (y hay algo a comentar sobre esa escena que tocaré mas delante) empieza a escuchar los lamentos de sus camaradas y los gritos de auxilio de aquellos que lo llamaban cobarde, y así vemos el porque este hombre se hace leyenda y como hace que sus compañeros vuelvan a la batalla con valentía al lado de él.

Ahora les hablo desde la perspectiva personal, y es que he de comentarles que el género bélico es uno de mis favoritos, pues puedes exponer mas de un género, y la verdad es que esta película no me decepcionó. Las actuaciones impecables, empezando por Sam Worthington, la guapísima Teresa Palmer y el gran actor Hugo Weaving quien interpreta al padre de Desmond, un veterano alcohólico de la Primera Guerra Mundial, y a Rachel Griffinths como la madre de Desmond. Mención especial le deberíamos dar a Vince Vaughn por su papel del Sargento Howell, y es que he de confesar que al principio al verlo en la pantalla me creó algo de humor involuntario, pues cada vez que hablaba creía que iba a decir algo gracioso, o mas que eso, que iba a estar fuera de lugar, de contexto, mas bien que no iba a dar el ancho para el papel que se le dio, pero entre mas avanzaba la trama, mas le creía el personaje, así que eso habla un poco de sus tablas y de que alguna vez actuaba bien, y eso se le agradece mas que a nadie a Mel Gibson, el atreverse con ese tipo de actores. Y para terminar mencionar a Andrew Garfield, el protagonista que sin duda se esta convirtiendo en un referente de su generación, quizá poquito por detrás de Eddie Redmayne pero sin duda notable su trabajo, la escena que les mencionaba hace un rato, la linea que dice es muy parecida a una linea que sale en el trailer de "Silence", la película mas reciente de Martin Scorsese (aun sin fecha de estreno en México) que también habla de religión, y aunque los dos personajes, en teoría son muy diferentes, aquí veremos que tan buen actor es este joven. Así que si gustas de películas con mucha acción, pero que sean buenas, que se tomen la delicadeza de contarte bien una historia, y que no sea aburrida, que tenga romance, risas, mucha camaradería (otra de las razones por la cual me gusta el género bélico es precisamente por esto, que son películas que hablan sobre la amistad y estar ahí para dar la vida por otro, aunque estés quitando una vida precisamente) y que te hable de religión, que te deje un buen mensaje al final, tienes que ver esta película, que dicho sea de paso esta bellamente fotografiada y para mi será la única estatuilla que recibirá el 26 de febrero, en mi quiniela había puesto también a la mejor edición, pero algunas fallas que si bien cualquier otra persona quizá no lo habría notado, incluso Gibson hubiera sido para mi un serio contendiente a la estatuilla a mejor director de no ser por estos errores que cuando uno es muy cinéfilo simplemente no puede ignorar y dejar pasar a la hora de determinar si una película es mala, buena, muy buena o una obra de arte, pero la película no deja de ser muy buena, no deja de ser de lo mejor que veremos en el año.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario