viernes, 30 de septiembre de 2016

(XIII)


-Las noches son más largas y la vida más corta cuando uno está enfermo o está triste. No me gusta hablar de estas cosas. Mejor vamos a la cama.
-Pero también a veces la vida es más larga y la felicidad no acaba si estás con la persona correcta. Sabes; sonará oportunista a estas alturas de la vida lo que te voy a decir, aún después de tanto tiempo de aquellas tardes bajo la lluvia, pero; eso justamente me pasaba cuando estaba contigo, aún me pasa, aunque esta vez nuestro tiempo no sea más largo que esta noche. Vamos a la cama.
-Podría ser mas largo, si así lo quieres.
-Me parece que esta vez no. Por mucho que lo quisiera, no debemos; ya no lo necesitamos, no necesitamos eso que los demás tienen Juan. Sabes de mi amor aunque no este contigo, o acaso en verdad necesitas de mi presencia para amarme.
-Jamás la necesite.
-Ya ves. No me hagas creer que eres otra persona, una a la que aun amaría, pero que ya no seria el hombre de mis sueños. Yo te amo, y te amaría como fuera; siempre. Pero a estas alturas de mi vida no nos necesitamos, además tu vida no esta aquí.



-Tus ojos me dicen algo.
-¿Qué te dicen?
-Que te bese.
-¿Y por qué no lo hac....?


2 comentarios:

  1. Interesante dialogo. Parece que la pregunta final fue contestada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pareció una buena forma de concluir este capitulo. Que bueno que se alcanzó a percibir. Saludos Demiurgo.

      Eliminar