lunes, 6 de junio de 2016

La Gran Belleza y sus frases


"La Gran Belleza es sin duda la película que siempre ha querido hacer Terrence Malick y jamás le ha salido"

O al menos esa es mi percepción de este filme italiano que no sólo rinde homenaje y tributo a los más grandes directores de cine como Fellini, u otros; también hace un homenaje al que para mi gusto podría ser el mejor filme creado sobre la tierra: "La Dolce Vita".

Es una película que gusta y busca rescatar entre lo mundano y lo superficial la poesía de lo cotidiano y lo sagrado de la vida. Bajo la dirección de Paolo Sorrentino, además de todos los actores y personajes que hacen de este filme un placer en todo sentido la figura de Jep que es como la del Marcello de la obra antes citada de Fellini no hacen más que uno quiera ser esa clase de hombre, que busca la soledad para buscar la belleza, para buscar la poesía, conciente que un sólo momento en nuestras vidas puede ser la vida misma y después de eso ya no haber más, sólo vivir del recuerdo y sobrevivir entre la sociedad mundana siendo genial en apariencia. Hombre que sólo pudo crear una novela, porque el recuerdo que le permite aun vivir le permitió crearla, pero al no haber sido capaz de presenciar más belleza en la vida, jamás sintió la necesidad de volver a escribir, hasta que se encuentra con la realidad de que ya no es un joven, y que la vida es una gran belleza que no todos tienen la sensibilidad de percibir; pero el era Jep, y el había nacido para ser un escritor.

El saber de la muerte de la único mujer que amó le hace querer volver a escribir, sabiendo que alguna vez conoció la gran belleza de la vida, y ese recuerdo lo hace seguir viviendo en un mundo vulgar y mundano, lleno de mentira, en una Roma vacía, hueca, muerta; donde al parecer sus mismos habitantes reconocen que lo mejor de ese lugar son los turistas.
La Gran Belleza es de esas películas que a mi me gustan (al igual que La Dolce Vita), sin final y sin continuación. El final es una delicia, y uno o comprende a la perfección, toda la película tiene sentido hasta el final.
 Que la poesía es un truco, sí; y que también es una mentira, también lo és. Pero la vida también es una mentira, la realidad ni siquiera existe más que en nuestra cabeza, y a veces es mejor una bella mentira que una fea realidad. Y la vida y la poesía son el truco y mentira más bellos de todos.









“Viajar es muy útil, hace trabajar la imaginación. El resto no son sino decepciones y fatigas. Nuestro viaje es por entero imaginario. A eso debe su fuerza. Va de la vida a la muerte. Hombres, animales, ciudades y cosas, todo es imaginado. Es una novela, una simple historia ficticia."









 De pequeños, a esta pregunta mis amigos daban siempre la misma respuesta… “Los culos”. Pero yo respondía: “El olor de las casas de viejos”. La pregunta era: ¿Qué es lo que realmente te gusta más en la vida? Estaba destinado a la sensibilidad. Estaba destinado a convertirme en escritor. Estaba destinado a convertirme en Jep Gambardella.



-Te gustaba ese chico.
-Me gustan todos y ninguno.

El arróz recalentado está más rico que el que está recién hecho.

¿Qué haces esta noche, chérie?
Como decía la gran de Blasi que me ha precedido en este puesto… esta noche haré dos cosas: Una sopa y echar un polvo.
Dos cosas en contradicción.
Era lo que decía yo. Y ella me decía: “No, Dadina. No son contradictorias. ¡Son dos cosas calientes!”


-¿Por qué nunca habla?
-Porque sólo escucha.

[Jep sobre el poeta]







"Romano. A mi edad una mujer hernosa no es suficiente"


- ¿Alguna vez contaste las mujeres con las que has estado?
- No soy bueno en aritmética.
- Pues yo siempre he sido muy bueno.
- Hubieras podido contar igualmente, sólo has tenido seis. Te las presenté yo.




Es muy simpática.
Entonces es horrorosa.

-Creo que a lo mejor vuelvo a escribir.
-Esa es una grandísima noticia Jep. Pero entonces es que ha pasado algo.
-No, no. ¿Por qué?
-Porque si después de tantos años tienes la necesidad de volver a escribir es que ha pasado algo.

-En Roma siempre pasa algo, pero no ha pasado nada.


“El descubrimiento más importante que hice pocos días después de haber cumplido los 65 años fue que no podía perder el tiempo haciendo cosas que no quería hacer”




¿Usted piensa que todos los hombres se le acercan para llevarla a la cama? ¿No podría ser que fuera simplemente banal y sana curiosidad humana?
Nunca me ha pasado.








Ramona: ¿Conoces a Venditti?
Jep: Yo conozco a todos.
Ramona: Es muy bonito conocer a tanta gente.
Jep: No es garantía de felicidad.
Ramona: ¿La gente te ha decepcionado?
Jep: Yo he decepcionado.


Muchos creen que un funeral es un evento casual, sin reglas. Eso no es así. Un funeral es el evento mundano de la alta sociedad por excelencia. Nunca deben olvidar que en un funeral... se actúa. Bonito. Bonito, pero prueba el otro. Con paciencia, se espera que los familiares se liberen de la muchedumbre. Una vez seguros de que toda la platea está sentada... sólo en ese momento, puedes darle el pésame a la familia. De esta forma, todos te pueden ver. Se toman las manos de los dolientes... y se apoyan las propias sobre sus brazos. Se susurra algo al oído, una frase segura... dicha con autoridad. Por ejemplo: "En los próximos días, cuando sientas el vacío... sabe que puedes contar siempre conmigo." El público preguntará... "¿Qué está diciendo Jep Gambardella?" Ese es definitivamente el vestido correcto. Te puedes retirar a un rincón
por tu cuenta... como si meditaras sobre tu propio dolor. Sin embargo, en este punto se necesita una habilidad más. El lugar elegido debe estar
al mismo tiempo aislado... pero claramente visible al público. Además... una actuación es buena cuando carece de exceso extremo. Así que, la regla fundamental: iUno nunca debe llorar en un funeral! Porque no hay necesidad de robarle la actuación del dolor a la familia. Esto no está permitido. iPorque es inmoral!




-Ha sido bueno no hacer el amor.
-Ha sido bueno quererse mucho.
-Me había olvidado de lo que era quererse.





-Dime una cosa Stefania: ¿Alguna vez hicimos el amor nosotros?
-Claro que no.
-Qué injusticia, pero podemos ponerle remedio. Ah... menos mal que aún nos queda algo bonito por hacer en esta vida.  Pero el futuro es maravilloso.


-Puedes hacerme desaparecer.
-Crees que si pudiera hacer desaparecer personas seguiría aquí a mi edad haciendo esto. Sólo es un truco.

-Hace 40 años que vivo en Roma, y pensé que eras el único que se merecía una despedida.
-Pero por qué te vas Romano.
-Roma me ha desilusionado.


¿Por qué no ha vuelto a escribir otro libro?

Buscaba la gran belleza. Pero… no la he encontrado


La pobreza no se escribe, se vive.


¿Y sabe por que sólo como raíces?
No. ¿Por qué?
Porque las raíces son importantes.




“Termina siempre así, con la muerte. Pero antes, hubo vida. Escondido debajo el bla, bla, bla, bla. Y todo sedimentado bajo los murmullos y el ruido. El silencio y el sentimiento, la emoción y el miedo. Los demacrados, caprichosos destellos de belleza. Y luego la desgraciada miseria y el hombre miserable. Todo sepultado bajo la cubierta de la vergüenza de estar en el mundo. Bla, bla, bla, bla. Más allá, está el más allá. Yo no me ocupo del más allá. Por tanto, que esta novela dé comienzo. En el fondo, es sólo un truco. Sí, es sólo un truco”




2 comentarios:

  1. Coincido contigo, sencillamente ...sublime .
    Recomendable en el fondo y la forma.

    ResponderEliminar
  2. Coincido contigo, sencillamente ...sublime .
    Recomendable en el fondo y la forma.

    ResponderEliminar