jueves, 10 de mayo de 2018

Diez.


Hoy hace un año fue la última vez que nos vimos, la última vez que pude besar tus labios, antes de que emprendieras el viaje que emprendiste y ahora realizas con tu vida y de la cual yo ya no formo parte, como páginas arrancadas de un viejo diario de secundaria, y prometí que así sería; no por orgullo, no por egoísmo, no por lo que tú llegaras a pensar si seguía ahí al pendiente de ti, como esperando un paso en falso de alguien para volver a empezar, sino por el hecho de darte la oportunidad de que fueras completamente feliz con alguien más que te brindara todo, y tú sabes que no hablo de lo material, porque sé que a ti jamás te importó lo material, sino eso tan lindo que tú me brindabas, tan valioso para mi que con lo poco que compartíamos yo me sentía el hombre más feliz y más realizado del mundo: tiempo. Y si te dejé ir es porque sabía precisamente que nuestras necesidades de eso era completamente diferente, mientras yo necesitaba muy poco, sabiendo que era intenso, sincero y real, tú necesitaba completamente de este recurso, y yo sabía que conmigo no lo ibas a encontrar, por eso entendí que tu quisieras hacer aquello que nos ha mantenido distanciados.

Y aunque ha sido duro y difícil hacerlo, y no tienes una idea de lo cruel que fueron los primeros días de eso, no poder ni siquiera escribirte aunque no me leyeras, aunque tu recuerdo se reflejaba de a poco en algunas ficciones de este que es mi refugio, aun de vez en vez siento que muero un poco cada noche que te hago el amor sin hacértelo en mis sueños. Pero supe guardar distancia, y si lo hice hasta ahora fue porque te veía en la distancia bien, feliz, sin más yagas en tu mirada por los errores pasados; y con esto no trato de decir que ahora que por fin vuelvo a escribirte se deba a que ya no vea ese bienestar en tu vida, es simplemente que como alguna vez te lo dije, algunos somos masoquistas y aprendemos muy tarde la lección, y aun sigo buscando mi camino, aunque la verdad sé que ese se revelará el día que por fin me aleje del todo del tuyo y deje de verte para siempre. Aunque si eso llegase a pasar en los próximos días, sabes que siempre estaré para ti, aunque no esté.

3 comentarios:

  1. lo podría haber escrito...
    ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy completamente seguro que habrías podido hacerlo f. Al parecer compartimos en cierta forma algunas historias de vida muy similares, ya lo dicen por ahí: "Las historias no se repiten, pero algunas riman."

      Abrazo para el sur.

      Eliminar
  2. Me gusta el desenlace del tipo que queda en un limbo, cercano al infierno.

    Abrazo!

    ResponderEliminar