miércoles, 25 de julio de 2018

Love of Lesbian: Un disco, una canción.




Para este ejercicio no evocaré a toda la discografía de esta peculiar banda española del llamado indie-rock, sino sólo a los tres discos que bien conozco de pi a pa. Si bien de los otros dos discos anteriores de la banda (los que son en español, ya que cuentan con otros tres discos en habla inglesa) conozco alugnas canciones, con estas la verdad no tengo una proyección muy personal, y ustedes saben que mi relación con la música, al menos con la que me marca significativamente, es porque de cierta manera comulgan con vivencias personales de su sirviente escritor.

De modo que, aunque para mi ha resultado un ejercicio muy difícil, acá les compartiré una sola canción del disco "1999 (o como generar incendios de nieve con una lupa enfocando a la luna)", "La Noche Eterna. Los Días No Vividos", y "El Poeta Halley"; esa canción que bien no puede ser uno de los sencillos, o si; o no puede ser la mejor, pero que la elijo porque en ella encuentro parte de mi vida retratada. Sin más acá les dejo a las tres elegidas.



1.-Allí donde solíamos gritar.
Probablemente para propios y extraños, quiero decir, para los verdaderos fans de Love Of Lesbian y los que los escuchamos habitualmente, seguramente este es el mejor disco considerado por todos y el favorito. Un disco lleno de recuerdos, nostalgias, autoflagelación, masoquismo, (como diría una publicación hace poco sobre este disco, quien este libre de amores que nos hicieron sufrir que arroje la primera piedra) memorabília, influencias y memorias de la juventud llenas de lágrimas. El disco narra una historia cronológicamente desde 1999 que parece se extiende más de la cuenta, hasta un 2009 en el que la edad te hace despertar con la mayoría de sus canciones de corte indispensable. Sin lugar a dudas no podía escoger otra canción que no fuera Allí donde solíamos gritar, y si bien en lo particular yo no podría hablar de un lugar a donde iba con cierta chica a gritar para liberarnos de nuestros problemas y nuestros demonios al tiempo que escuchábamos grandes héroes musicales, si me hace recordar tres lugares específicos que marcan mi memoria donde compartí tiempo y memoria con tres mujeres que de cierta manera marcaron hondamente mi alma.




2.-Oniria e Insomnia.
Uno de los sencillos de este disco doble llamado "La Noche Eterna. Los Días No Vividos" el cual lo conforman 18 grandes canciones de las cuales podría mencionar algunas como Los Días No Vividos, o Belice, sólo por mencionar. Una gran canción con la típica historia que a mi me encanta de un amor trágico, incompleto, autodestructivo, y no creo que haga más falta por decir más que decir que esta llena de una esperanza sin futuro, y un pequeño homenaje al gran Fred Astaire.




3.-Contraespionaje.
De "El Poeta Halley" mi canción favorita no es uno de los sencillos seleccionados para su promoción, es una canción que habla mucho de dos cosas que me han perseguido durante mi vida, una es precisamente la actividad que promueve/fomenta/menciona la canción: el espionaje, o como lo dice la canción, el contraespionaje, el salir a la ciudad a observar a la propia gente local que pasa a veces el tiempo no haciendo nada, o que creemos que no hacen nada por no prestar atención por nuestras ocupadas vidas. Y la segunda es este temor a veces absurdo que me caracterizaba por el temor al vivir, al esperar que pasaran las cosas, sin jamás tener una figura fuerte y mayor que me dijera las palabras que Dufayel le dijo a Amelie. Pero de eso hace años creo que me curé.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario