viernes, 4 de mayo de 2018

La Sombra del Viento.




 Siempre se me ha dificultado escribir cuando tengo que hacerlo de un libro, y aun más cuando es un libro del cual disfruté mucho, no sé por donde empezar. Ahora lo haré simplemente como me salga.

La Sombra del Viento de Carlos Ruiz Zafón se publicó por primera vez en el año 2001, y es una novela con tintes históricos, de intriga, suspenso, misterio, y de amor, todo esto enmarcado y entrelazado por la guerra civil española. La trama se detona cuando a Daniel Sempere, siendo un niño pequeño su padre quien es dueño de una librería, lo despierta de madrugada para llevarlo a un lugar secreto llamado El Cementerio de los Libros Olvidados, resguardado y conocido por sólo unos muy pocos amantes de los libros que resguardan varias piezas que sobrevivieron a la quema de estos durante una de las dictaduras más duras que sufrió una Barcelona añorada y soñada pero jamás olvidada, así como toda España, entonces Daniel rescata un libro que se supone no debería de existir, y desde ese momento su vida queda marcada, como la de sus cercanos, siendo perseguido por el recuerdo de un autor que nadie conoce, pero todos supieron de él, que su historia se perdió como la vieja Barcelona, salen de las tinieblas rostros y nombres tenebrosos, mientras vemos como cada vez se entrelazan, o más que eso la vida de Daniel y Julián Carax, el autor de La Sombra del Viento dentro de la novela, está más ligada que nunca, pues su propia historia podría ser la misma que Carax, venida en otro tiempo.

Descriptivo, armonioso, intrigante, es uno de esos libros que realmente no te deja que dejes de leer, te atrapa tanto, hace que te involucres tanto con la historia de tantas maneras que no sólo es en lo emocional, que uno no siente que pase el tiempo, las horas, la madrugada, hacen que cuando termina quede tan satisfecho como triste, todos los personajes son magníficos, y sin duda alguna el que más y más sabiduría tiene en él es el comiquísimo Fermin Romero de Torres, quien es el vagabundo que echa en más de una ocasión la mano a Daniel. (De hecho por aquí les compartiré varias de sus frases, sino es que la mayoría, no sólo las que les comparta acá, sino las significativas del libro, son de él) Este personaje es el que todo escritor quisiera escribir, un personaje cualquiera, secundario que va creciendo y al final sin robar protagonismo, se vuelve muy relevante y el más atractivo.

No les voy a dar tantos detalles como tal, válganse con saber que es de los libros que más recomiendo, de los que más haya yo disfrutado leer, y seguro muchos de ustedes ya lo han leído, otros más espero les sirva este escrito para que les despierte su curiosidad.

Ahora les comparto esas frases que me marcaron.

Pd: Si llegué a omitir alguna les pido una disculpa. Aunque ahora ya tengo el libro en físico, cuando recabé las frases, la primera vez que leí esta maravillosa novela, lo hice en .pdf




Una publicación compartida por Alejandra Ruiz Sv (@alecuata) el




Una de las trampas de la infancia es que no hace falta comprender algo para sentirlo. Para cuando la razón es capaz de entender lo sucedido, las heridas en el corazón ya son demasiado profundas


Las casualidades son las cicatrices del destino. No hay casualidades, somos títeres de nuestra inconsciencia


Estamos dispuestos a creer cualquier cosa menos la verdad


Si me hubiera parado a pensarlo, hubiera comprendido que mi devoción por Clara no era más que una fuente de sufrimiento. Quizás por eso la adoraba más, por esa estupidez eterna de perseguir a los que nos hacen daño


Hay peores cárceles que las palabras


El tiempo me ha enseñado a no perder las esperanzas, pero a no confiar demasiado en ellas, son crueles y vanidosas, sin conciencia


"Lo difícil no es ganar dinero sin más -se lamentaba-. Lo difícil es ganarlo haciendo algo a lo que valga la pena dedicarle la vida."


"...el azar o su pariente de gala, el destino... quizá debiera decir que el libro me había adoptado a mí."


"Un secreto vale lo que aquellos de quienes tenemos que guardarlo"


"Los regalos se hacen por gusto del que regala, no por mérito del que recibe."


"La gente se complica la vida, como si no fuese suficientemente complicada."


París es la única ciudad del mundo donde morirse de hambre es todavía considerado un arte


"Los libros son espejos: sólo se ve en ellos lo que uno ya lleva dentro."


"Los recuerdos son peores que las balas."


El destino suele estar a la vuelta de la esquina. Como si fuese un chorizo, una furcia o un vendedor de lotería: sus tres encarnaciones más socorridas. Pero lo que no hace es visitas a domicilio. Hay que ir a por él


A veces nos creemos que las personas son décimos de loteria: que están ahí para hacer realidad nuestras ilusiones absurdas


Es curioso cómo juzgamos a los demás y no nos damos cuenta de lo miserable de nuestro desdén hasta que nos faltan, hasta que nos los quitan. Nos los quitan porque nunca han sido nuestros..


"Alguien me dijo una vez que en el momento en el que te paras a pensar si quieres a una persona, ya has dejado de quererla para siempre."


"Como quien escapa a través de las páginas de una novela, porque aquellos a quienes necesitamos amar son sólo sombras que viven en el alma de un extraño."


Cuando muera todo lo que es mio será tuyo, menos mis sueños


Quien quiere de verdad quiere en silencio, con hechos, nunca con palabras.


"Su mera presencia se me antojó una estratagema propagandística en favor del vacío moral del universo y la brutalidad mecánica con que éste destruía las piezas que ya no les resultaba útiles."


"Cuando todo el mundo se empeña en pintar a alguien como un monstruo, una de dos: o era un santo, o se están callando de la misa la media"


Hablar es de necios, callar de cobardes y escuchar de sabios


Ambos se preguntaban si habían sido las cartas que les había servido la vida, o si había sido el modo en que las habían jugado."


"Las casualidades son las cicatrices del destino."


(En un asilo) Juanito sólo sabe tirarse pedos y ésos lo único que saben es reírselos y aspirarlos. Como ve, aquí la estructura social no es muy diferente a la del mundo exterior.


"Este mundo no se morirá de una bomba atómica como dicen los diarios, se morirá de risa, de banalidad, haciendo un chiste de todo, y además un chiste malo"


No hay segundas oportunidades, excepto para el remordimiento


Las grandes glorias de las que se vanglorian muchos, palacios, factorías y monumentos, insignias con las que nos identificamos, no son más que cadávares, reliquias de una civilización extinguida."


"("Es que la gente es mala...") Mala no; imbécil, que no es lo mismo. El mal presupone una determinación moral, intención y cierto pensamiento. El imbécil o cafre no se para a pensar ni a razonar. Actúa por instinto, como bestia del establo, convencido de que hace el bien, de que siempre tiene la razón y orgulloso de ir jodiendo, con perdón, a todo aquel que se le antoja diferente a él mismo, bien sea por el color, por creencia, por idioma, por nacionalidad, o por sus hábitos de ocio. Lo que hace falta en el mundo es más gente mala de verdad y menos cazurros limítrofes."


"El hombre más sabio que jamás conocí, Fermín Romero de Torres, me había explicado en una ocasión que no existía en la vida experiencia comparable a la de la primera vez en que uno desnuda a una mujer. Sabio como era, no me había mentido, pero tampoco me había contado toda la verdad. Nada me había dicho de aquel extraño tembleque de manos que convertía cada botón, cada cremallera, en tarea de titanes. Nada me había dicho de aquel embrujo de piel pálida y temblorosa, de aquel primer roce de labios ni de aquel espejismo que parecía arder en cada poro de la piel. Nada me contó de todo aquello porque sabía que el milagro sólo sucedía una vez y que, al hacerlo, hablaba un lenguaje de secretos que, apenas se desvelaban, huían para siempre. Mil veces he querido recuperar aquella primera tarde en el caserón de la avenida del Tibidabo con Bea en que el rumor de la lluvia se llevó el mundo. Mil veces he querido regresar y perderme en un recuerdo del que apenas puedo rescatar una imagen robada al calor de las llamas"


"Es como la marea, ¿sabe usted? —decía, ido— La barbarie, digo. Se va y uno se cree a salvo, pero siempre vuelve, siempre vuelve… y nos ahoga. Yo lo veo todos los días en el instituto. Válgame Dios. Simios es lo que llegan a las aulas. Darwin era un soñador, se lo aseguro. Ni evolución ni niño muerto. Por cada uno que razona, tengo que lidiar con nueve orangutanes."


"Las mujeres, con notables excepciones, son más inteligentes que nosotros, o cuando menos más sinceras consigo mismas sobre lo que quieren o no. Otra cosa es que se lo digan a uno o al mundo. Se enfrenta usted al enigma de la naturaleza. La fémina, babel y laberinto. Si la deja usted pensar, está perdido. Recuerde: corazón caliente y mente fría. El código del seductor."


"Quiero volver a ser un hombre respetable, ¿sabe usted? No por mi, que a mi el respeto de este orfeón de monas que llamamos humanidad me la trae flojísima, sino por ella."


La televisión amigo Daniel, es el Anticristo y le digo yo que bastarán tres o cuatro generaciones para que la gente ya no sepa tirarse pedos por su cuenta y el ser humano vuelva a la caverna, a la barbarie medieval, y a estados de imbecilidad que ya superó la babosa allá por el pleistoceno. Este mundo no se morirá de una bomba atómica como dicen los diarios, se morirá de risa, de banalidad, haciendo un chiste de todo, y además un chiste malo."


Me encogí de hombros. —Probablemente porque un extraño nos ve como somos, no como quiere creer que somos. —¿Es eso también de tu amigo Carax? —No, eso me lo acabo de inventar para impresionarte. —¿Y cómo me ves tú a mí? —Como un misterio. —Ése es el cumplido más raro que me han hecho nunca. —No es un cumplido. Es una amenaza. —¿Y eso? —Los misterios hay que resolverlos, averiguar qué esconden. —A lo mejor te decepcionas al ver lo que hay dentro. —A lo mejor me sorprendo. Y tú también. —Tomás no me había dicho que tuvieses tanta cara dura. —Es que la poca que tengo, la reservo toda para ti. —¿Por qué? Porque me das miedo, pensé."


" Me incliné sobre ella y recorrí la piel de su vientre con la yema del dedo. Bea dejó caer los párpados, los ojos y me sonrió, segura y fuerte.
-Hazme lo que quieras .. -susurró.
Tenía diecisiete años y la vida en los labios."


Querido Daniel, cuanto antes usted se de cuenta de esto, mejor: Nada en esta cochina vida vale dos duros si no tienes alguien con quien compartirlo."


"-Sólo se quiere de verdad una vez en la vida, Julián, aunque uno no se dé cuenta."


"Ya tiene la vida suficientes verdugos para que uno vaya haciendo doblete y ejerciendo de Torquemada con uno mismo."


" La mayoría de nosotros tenemos la dicha o la desgracia de ver cómo la vida se desmorona poco a poco, sin que nos demos cuenta..."


" ¿Sabe el loco que está loco? ¿O los locos son los demás, que se empeñan en convencerle de su sinrazón para salvaguardar su existencia de quimeras?"


" Sentí que se me encogía la garganta, y a falta de palabras, me mordí la voz."


"Cada libro, cada tomo que ves, tiene alma. El alma de quien lo escribió, y el alma de quienes lo leyeron y vivieron y soñaron con él."


"Probé a ordenar los recibos del mes, pero el sonido de los fajos de papel me recordaba el roce de la ropa interior deslizándose por las caderas y los muslos pálidos de doña Beatriz Aguilar, hermana de mi íntimo amigo de la infancia."


"Lo bueno se hace esperar. Hay pardillo por ahí que se creen que si le ponen la mano en el culo a una mujer y ella no se queja, ya la tienen en el bote. Aprendices. El corazón de la hembra es un laberinto de sutilezas que desafía la mente cerril del varón trapacero. Si quiere usted de verdad poseer a una mujer, tiene que pensar como ella, y lo primero es ganarse su alma. El resto, el dulce envoltorio mullido que le pierde a uno el sentido y la virtud, viene por añadidura."


La espera es el óxido del alma


El vino convierte al sabio en necio, y al necio en sabio


El modo más eficaz de hacer inofensivos a los pobres, es enseñarles a querer imitar a los ricos.


Nunca hubo engaños entre nosotros, ni siquiera sin palabras.´


Nada existe hasta que lo ves, así como no existes para nadie que no te ve.


Por una mujer así, cualquiera pierde el sentido común


Lo fácil que era perderle la antipatía a quien se tiene por enemigo en cuanto deja de comportarse como tal”.


Recuerde: corazón caliente, mente fría. El código del seductor


La gente que no tiene vida siempre se tiene que meter en la de los demás”.


“La vida pasa volando, especialmente la parte que vale la pena vivir


Tres cabezas piensan mejor que dos, especialmente si la tercera es la mía


Como si creyera que con aquel beso podría engañar al tiempo y convencerle de que pasara de largo, de que volviese otro día, otra vida


Mientras se trabaja, uno no le mira a la vida a los ojos


Tenía alma de poeta, y por tanto de asesino


Las mujeres escuchan más al corazón y menos a la tontería. Por eso viven más


Recuérdame, aunque sea en un rincón y a escondidas. No me dejes ir


Al leer ponemos la mente y el alma, y ésos son bienes cada día más escasos



1 comentario: