sábado, 1 de julio de 2017

Lo Niego Todo de Joaquin Sabina.


Cuando Joaquin Sabina a principios de año anuncio un nuevo álbum discográfico, he de confesar que yo fui uno de esos que pensó, mas que qué necesidad tenia de ello, pensé: "El hombre podrá hacerlo" Porque vamos, no soy de los que piensan que con Joaquin "todo tiempo pasado fue mejor" pero es evidente que no es el Joaco de años atrás, no hablemos de la edad ni del físico ni de la salud, hablemos de la voz, yo pensé que no le daría la voz para mas, ya casi con 70 años de vida, y habiendo vivido prácticamente todo y habiendo hecho de igual manera todo dentro de la música, y fuera de esta también, yo no pensé que pudiera hacer algo con la calidad de sus trabajos épicos como Hotel, Dulce Hotel, o Física y Química que he de confesar es mi disco favorito de Sabina, o el emblemático 19 Días y 500 Noches, pero vaya que si nos ha callado a mas de uno el hocico.

Para empezar he de aclarar desde antes es que yo desde antes de salir a las luz el disco no lo daba del todo perdido, pues cuando me entere de que el que se lo producía era nada mas y nada menos que Leiva, me emociono de sobre manera, ya que Leiva digamos que es mi artista del momento español favorito, musicalmente hablando por supuesto, y si bien cuando compartieron proyecto con la cancion de Tiramisú de Limón, yo estaba tan fascinado, cuando me enteré que harían este disco en mancuerna dije: "Habremos de ver entonces que resultado nos dan."

Y la verdad no me han decepcionado. En este disco Sabina nos ha reivindicado una gran regla de oro dentro de la música, que la apariencia, la edad, la voz incluso vale un tremendo comino, cuando lo que cantas, las letras, el sentimiento, y lo genuino del material es real. Nada mas hay que acordarnos de Dylan, Cohen, Chavela Vargas, Jose Alfredo Jimenez, para reafirmar esta regla. Acá no nos tratan de vender al Sabina de antaño, y uno agradece eso infinitamente, ya no hay un ser eterno, ya no es un indestructible, ya no habla de putas ni de sus conquistas, al menos no como lo hacia antes con un aire de presente, o de grandeza, ahora lo ve lejano, incluso pareciera se disculpa dentro de sus letras, pero sabiéndose él, y no arrepintiéndose de nada, porque habría de hacerlo si ha vivido la vida que todo hombre quiere vivir, sea ficticia o no.


Así como en la portada, vemos a través de su canto, escuchamos y sentimos a un Sabina mas humano, sintiendo a la muerte mas cercana, y se defiende celebrando la vida, lo vivido, lo bueno y lo malo.

Como ya lo he dicho el hombre ha hecho dentro de la música ya lo ha hecho todo, en ritmos y géneros también, se ha hecho un esplendido vals en Jugar Por Jugar, una rumba con la maravillosa Con Un Par, un flamenco con la obra maestra de 19 Días y 500 Noches que la tildaban de el declive de Sabina por allá en el '99 y ahora es una de sus canciones mas celebradas (yo diría que Sabina era un adelantado para su generación, pero luego creo que no, Sabina, era un necesario para su época, sin el habría habido mucho reprimido) y ni que decir de Y Nos Dieron Las 10, que es un tributazo a las canciones de Jose Alfredo Jimenez que como le encantan dicho sea de paso. (Y a mi también) Pues en este disco vuelva a hacer algunos temitas como Posdata y ¿Que estoy Haciendo Aquí? (en este ultimo haciendo un reggae) que uno disfruta porque este hombre puede hacer lo que se le pegue su regalada gana.

En este disco algo nos queda muy claro, y es que si algo tienen de especial todos los discos de Joaquin Sabina en su carrera, como El Hombre Del Traje Gris, Mentiras Piadosas, Esta Boca Es Mía, Yo, Mi, Me, Contigo y Alivio De Luto, es que los arreglos, pueden cambiar, las disqueras y los músicos y los productores también, pero mientras este hombre aun tenga la condición de poder escribir, aun así tenga la voz mas ronca que un ebrio de cantina, la buena música de Sabina, jamas se nos va a acabar.

Con el primer sencillo, cuando saliò a la luz Lo Niego Todo, algo teníamos ya muy claro, que el disco seria de una calidad tremenda, en primer lugar, en segundo, que seria como una especie de autobiografia, una clase de confesión o tributo a si mismo si le podríamos llamar, y no se si tributo, porque indaga por toda su carrera, tanto en sus grandes éxitos y temas, como en sus grandes tropiezos, y eso uno lo agradece, porque hace de este un disco honesto, cosas que uno no se encuentra y se topa muy a menudo en la industria musical hoy en día, sin mencionar que la forma en que empieza el disco con esas primeras tres canciones me parece es una joya, (primero el escuchar Quien Mas, Quien Menos y deleitarnos una vez mas con el ensamble de voces de Sabina y Olga Roman, en serio para los que somos sabineros de corazón esto es orgasmico, después No Tan Deprisa que es otra de mis mas favoritas, y para rematar Lo Niego Todo) así como el entretiempo que hace Leningrado, y como termina con Churumbelas que me parece un tributo a una de sus canciones que para que les digo a cual si se van a dar cuenta en cuanto la oigan, y la maravillosa Por Delizadeza, que por acá abajo les dejo también el como nació la ultima cancion del disco. Y una tercera cosa, que a mi no me disgustaba tanto era la presencia muy notoria de la influencia musical en los instrumentos de Leiva, y no es gran problema en realidad, porque en algunas canciones no se nota tanto este sello del productor, pero hay en temas como Lagrimas de Mármol, que aunque la letra es divina y seguramente sera el segundo single del disco, simplemente es como si fuera mas un tema de Leiva que de Sabina, pero como lo he dicho, es un problema que no es tan problema para mi. (Salvo en esta cancion, y quizá en Sin Pena Ni Gloria Las Noches de Domingo Acaban Mal)

Una opinión que quizá yo si compartiría con un comentario que me topé por ahí en Youtube es que probablemente, y para sorpresa de todos, este sea el mejor disco que ha hecho Sabina en lo que va del siglo XXI, aunque por supuesto yo no desprestigio ninguno de los trabajos que ha hecho Sabina, o mejor dicho, no daría ninguno de sus discos por perdidos, porque aunque, claro, es un genio, como todos los grandes músicos, no nos pueden entregar siempre trabajos tan sofisticados.

Solo les digo ya para terminar que para mi el disco, casi por completo es una joya, aunque no todos los temas me encantes, fácil 6 o 7 hacen de que este disco valga todo el dinero del mundo, si de algo sirve el dinero. No los entretengo mas y acá se los dejo para que lo escuchen.






Mi tema favorito del disco lo pueden escuchar por aquí


Aquí la historia de Por Delicadeza.



1 comentario:

  1. Siempre me cayó muy simpático y reconozco su valía desde ese disco a dúo con Fito Páez, pero su música nunca me atrajo... En fin...

    ResponderEliminar