martes, 14 de febrero de 2017

Usted, su París; y el resto del mundo.


En mis condiciones actuales
me es imposible ofrecerle algo
pero intentando convencerle
y tentando a una buena fortuna que jamás he conocido
quiero, sin esperanza o pretensión
ni siquiera ambición alguna
ofrecerle un trato:

Le cambio su porte francés por mi acento mexicano
le cambio su "Si tu vois ma mere" por mi "En el último trago" (haga de cuenta por mi que usted no pierde nada)
le cambio sus hermosos ojos oscuros que están detrás de esos lentes con los que usted tanto pelea y tanto odia y yo tanto amo, por mi calvicie prematura

Le cambio aquel camisón color y olor cielo por mi sombrero gris
le cambio una vez mas mi capuchino vainilla francesa por ir una noche mas a su apartamento y no dormir

Le cambio su narrativa por mi lírica
le cambio su "Rayuela" por mi "Horal"
le cambio su Cortàzar por mi Sabines

Y para no hacérsela mas larga
le cambio su fascinante presencia por mi espantosa realidad
le cambio su hermosísima existencia por mi infinita soledad

Johnny AntuHap

No hay comentarios.:

Publicar un comentario