domingo, 12 de junio de 2016

Pies y sombras.



“Viajar es muy útil, hace trabajar la imaginación. El resto no son sino decepciones y fatigas. Nuestro viaje es por entero imaginario. A eso debe su fuerza. Va de la vida a la muerte. Hombres, animales, ciudades y cosas, todo es imaginado. Es una novela, una simple historia ficticia."


"I retrait moments, no persons" 
















Lo mejor de los viajes siempre van a ser las personas.


Las que conocemos antes del viaje,


"Me hace falta vivir una temporada en Mazatlán". Decía la chica del pelo rizado que quería tener bucles perfectos para siempre como los que se le hacían en Mazatlán. Vaya uno a saber si sería la mar, o la playa, o la brisa, o todo.








las que conocemos durante el viaje,


y las que no llegamos a conocer pero que nos dejan algo, un detalle que los hace sobrevivir en nuestros recuerdos, una mirada, una risa que provocamos en ellos, una sonrisa que nos provocaron, una peculiaridad, una particularidad, una fotografía.
















Las sensaciones, los momentos, los sueños; porque incluso los sueños cambian después de un viaje.



























Incluso cuando los viajes cortos se vuelven largos, o los viajes largos se vuelven cortos; o los recuerdos se extienden más que los viajes, o a veces menos.




























Pero sin duda alguna lo mejor de los viajes siempre van a ser esas fotografías que no tomamos, esos momentos que vives tan intensamente que no vale la pena buscar o tomar la cámara para capturar los momentos. Como las luces encendidas en las pistas del aeropuerto en la noche, o ese par de bebés bailando, el anciano en la pista de baila con más vida que todos los presentes en el salón, la luz del sol entre las olas que se quiebran para convertirse en espuma mientras nadas para llegar antes que ellas a la orilla de la playa, los siete colores que tiene el cielo justo antes de que el sol cae, o el techo de todas las palapas alineadas, o los juegos pirotécnicos que alumbran a la mar de noche y a la playa, todos los aviones alineados antes de salir, todas las avionetas de todos los tamaños y colores en la pista del aeropuerto, la lluvia roja y la última linea de luz en el cielo. Hay un par de frases de "La Vida Secreta de Walter Mitty" que siempre recuerdo cuando estoy de viaje, junto con esa frase de Mark Twain y el poema de Gabriel García Márquez, y no sé por qué.




Las cosas hermosas no buscan llamar la atención







Viaja como cuando haces el amor, sin un gramo de madre.
Dejar que te succione toda la leche el universo, la vida.
Dejando que el miedo y la incertidumbre sean conductores, no aislantes.
Siendo huérfano en busca de tu verdadera familia. Incluso si esa familia es tu propia familia.
Porque viajar es conocer a las personas en su esencia, completamente; sin mascaras, sin filtros. Las amas u odias sin puntos medios.
Sin embargo tarde o temprano hay que volver a despertar, para volver a soñar.
Viajar es vivir en su estado más puro, más salvaje. Es robarle al tiempo el destino, o robarle el destino al tiempo; es la vida misma. Es salir de todo plan que se haya escrito, que haya hecho para ti el universo.







Aquí les comparto algunos de los escritos en mi bitácora de vuelo.









Y Aquí les comparto algunas de las canciones que me acompañaron en este viaje.



"De madrugada y por la puerta de servicio me pasabas el hachis, al borde del precipicio jugabamos a Thelma y Louis"







                                                      "Acá subtitulada"




                                                  "Crazy crazy, easy tiger"


2 comentarios:

  1. Un viaje es un sello que besa al alma en forma de recuerdo... es lo que siempre digo.

    Un saludo de luz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no puede ser mas atinado tu pensamiento Athenea. Un saludos igual para ti.

      Eliminar