sábado, 31 de octubre de 2015

7 cosas que solo los introvertidos entienden -y disfrutan-



1. Aman la cancelación de fiestas.
Los introvertidos aman que se cancelen los eventos. Bueno, tal vez el amor es una palabra demasiado fuerte. Pero una persona introvertida, realmente no le importaría que una gran fiesta a la que fue invitado, de repente se cancele o se posponga.
Ir de fiesta con un gran grupo de personas durante un largo periodo de tiempo, disminuye la energía de una persona introvertida. Para gastar menos energía, prefieren disfrutar de conversaciones uno-a-uno en vez de actividades de grupo. Puede que conozcas a alguien que sea conocido por “aburrido” porque siempre se quiere ir de las fiestas antes de tiempo. Deja las críticas y piensa que tal vez esa persona está cansada y necesita recargarse y pasar un tiempo a solas. Él podría ser una persona introvertida.


2. No tienen problema con estar callados.
La sociedad tiene una percepción errónea del silencio. Es como si algo estuviera terriblemente mal si alguien quiere sentarse a estar solo y en silencio.
Recuerda que existe un silencio amigable. Esto se da cuando dos personas están tan relajados y cómodos unos con otros que no necesitan de palabras para estar tranquilos. Así como también, se puede encontrar la soledad que es el refugio de la creatividad.
Las personas introvertidas disfrutan del silencio porque es durante esos momentos de tranquilidad que muchas personas, y no sólo las introvertidos, producen ideas de mil millones de dólares, relajan su mente, y recargan su cuerpo para enfrentar un nuevo día.


3. Consiguen recargarse de energías al estar solos.
No hay planes para un viernes por la noche? ¡No hay problema!
Aunque la mayoría de las personas estarían horrorizados y quizás hasta deprimidos ante la idea de pasar el fin de semana sin actividades sociales, los típicos introvertidos ya están comenzando su lectura o a hacer la lista de películas. Eso, o ya están en la calle para pasar un rato en una librería, arreglar el jardín, o escribir poesía acompañada de un café.
Pero recuerda que estar solo no equivale a soledad. El punto es que los introvertidos necesitan “tiempo a solas” para conservar su energía. Esto no quiere decir que están solos todo el tiempo. El equilibrio es la clave, como Martí Olsen Laney explica en su libro The Introvert Advantage: How to Thrive in an Extrovert World (La Ventaja De Los Introvertidos: Cómo prosperar en un mundo Extrovertido): “las personas introvertidas necesitan equilibrar su tiempo a solas con el tiempo afuera, o pueden perder otras perspectivas y conexiones.”


4. Son cómodos con comer solos.
Comer solos tiene mala fama, ¿Cierto? ¡Ojalá siempre tuviéramos a alguien al lado que nos acompañara!
Para la mayoría de los introvertidos, comer solos es una experiencia relajante y una buena oportunidad para disfrutar de una buena comida en paz. Ten en cuenta que las personas introvertidas tienen un umbral bajo para la estimulación y se distraen fácilmente. Es muy bueno que la gente esté empezando a darse cuenta del valor de cenar en paz, al estar solos.


5. A ellos les gusta simplemente observar.
Tan divertido como esto puede sonar, lo hacen.
Las personas introvertidas son observadores por naturaleza. Son los más callados que prefieren sentarse en la banca y observar lo que los rodea. Y no están juzgando a la gente cuando hacen esto. Esto no significa que los introvertidos son paredes, ellos pueden hablar hasta por los codos si el tema que se está tratando es algo que les apasiona o que saben mucho. Ellos simplemente no sienten la necesidad ni la energía para ser personas sociales.
Como Susan Caín dice, “No somos anti-sociales; somos simplemente socialmente diferentes”.


6. Tienen pocos amigos.
Más que nadie, las personas introvertidas son maestros en dar prioridad a la calidad por encima de la cantidad, sobre todo cuando se trata de amigos. Ellos forman menos pero más profundas relaciones con la gente. Aunque sorprendentemente, la gente con este tipo de personalidad prosperan en el mundo web, tal vez porque la comunicación y la creación de redes en línea les da más tiempo para pensar y reflexionar acerca de cómo expresar sus respuestas con respecto a las conversaciones del mundo real.


7. Ellos se toman las cosas con calma.
 La mayoría de las veces, tomar las cosas con calma es visto como una debilidad, pero la capacidad de “ponerse en los pies del otro” se ve favorecida con la reflexión. Las personas introvertidas prefieren hacer las cosas poco a poco y pensar cuidadosamente antes de tomar decisiones importantes. Sus innatos dones de hacer las cosas con calma y de internarse en su mundo interior y reflexionar sobre experiencias y situaciones, les permiten comprender mejor a los demás y ser más empáticos.
Los introvertidos son buenos para incomodar a los extrovertidos sin siquiera intentarlo. Pueden parecer misteriosos y no mostrar mucha reacción o expresión facial. Así que tómate el tiempo para conocer a esas personas y aprender qué es lo que los motiva. Haz esto especialmente cuando tu personalidad se incline hacia la extroversión. Muy pronto estos aspectos pueden quedar en vías de extinsión.

Via: Upsocl

2 comentarios:

  1. Cumplo cada uno de los puntos, aunque es cierto que cada día soy un poco menos introvertida.
    Un post muy interesante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que con la edad eso suele pasarnos a todos los introvertidos. Pero como dice el post, tarde o temprano volvemos a la soledad para recargarnos de energias. Me gusta la frase de Lord Byron que dice: "Sólo salgo para reafirmar mi necesidad de estar solo".
      O algo así
      Jajajaj
      Saludos

      Eliminar