miércoles, 13 de mayo de 2015

Dear Rosemary....


Una carta escrita que nunca nadie leyó....


Dear Rosemary:

Hola Rosemary como has estado, espero que muy bien. No sé si te acuerdes de mí, yo espero que si. Te escribo esta carta desde mis pensamientos y sin tinta ni papel sabiendo que quizá jamás vas -a leer- a recibír. Me doy cuenta que ya te casaste y que tienes un par de hijas, me da mucho gusto y te felicito, no sabes cuanto me alegra que seas muy feliz. Me doy cuenta también que ya no vives en Orange, yo tampoco vivo ya en Orange, ya tengo poco mas de diez años que me fuí de haya por cuestiones familiares, y también por como estaba la situación de inseguridad en ese momento por allá. Que triste es ver en lo que se ha convertido el lugar donde naciste y creciste, donde conociste a la gente más importante de tu vida. A tus primeros amigos, tus primeras enseñanzas de vida y sobre la vida. Supe de tu dirección por una hermana de Tiffany que era compañera de mi hermano en la escuela, ya te había escrito alguna vez, pero jamás recibí noticias de ti, quizá esta ni siquiera es tu dirección, quizá yo inventé todo o simplemente jamás me quisiste contestar, pero no importa. Sólo espero que estés bien, y como eres una de las primeras personas que conocí en la vida después de mi familia y mis amigos de la calle, quizás la primera persona que conocí fuera de mi casa y que consideré (y aún considero) como mi amiga hace muchos años. Te sonará raro el comentario que te voy a hacer y espero que no te moleste, pero últimamente he soñado mucho contigo, en mi sueño te veo en el laboratorio de quimica de la secundaria ensayando oratoria y no se porque este sueño me hace tan feliz, cuando sueño esto y me despierto al día siguiente esto me llena de felicidad el día, lógicamente en el sueño no estamos solos en el laboratorio, están los demás también, todos los del salón, pero el sueño se trata de ti. Podría decir que fuiste la primer amiga que tuve cuando nos conocimos en el kinder y después en la primaria, me acuerdo mucho de tu mamá, espero que también este bien, mi mamá me pregunta muy seguido que si no se nada de ti, pues como estoy en contacto con muchos viejos amigos de la infancia se le hace muy raro que no sepa nada de ti, de vez en cuando me dice que ella pensaba que yo me iba a casar contigo, pero siempre le dijo que nunca se debió hacer falsas ilusiones, tiene una foto donde estamos tu y yo, tú vestías un vestido blanco precioso y yo al estilo Pancho Villa, creo que estabamos en segundo de primaria, dice que es su foto favorita. La verdad Rosemary es que no me gustaría perder el contacto con una de las primeras personas que conocí y que consideré importante en mi vida, pues yo creo que los primeros amigos que tienes en la vida son los que realmente te conocen de verdad, como en verdad eres, ya que los años nos van transformando en otra persona dependiendo lo que va uno viviendo, muchas veces en algo que no queremos o que no queriamos ser, claro que no en todos los casos ocurre por fortuna, afortunadamente o desgraciadamente este no es mi caso. Y aunque en los últimos años que nos vimos no nos hablábamos mucho o mejor dicho yo no te hablaba, lo cual no me perdonaré, pero que se que en ese momento aunque hubiera querido no lo hubiera podido cambiar, pues siempre fui muy reservado, muy timido, muy callado. Pero por fortuna encontré un medio para que esto no sea un problema ahora y poder expresar mejor mis sentimientos, la escritura. Ya tenía mucho tiempo queriendo escribirte otra vez o enviarte una foto o simplemente un corto mensaje, pero no me sentía muy seguro de hacerlo, hasta ahora que me entró la motivación y la inspiración. Solo quiero que sepas que siempre te tuve y te tendré un gran cariño y afecto y lo importante que fuiste y eres para mi, pues mientras te sigas apareciendo en mis sueños de vez en cuando, seguiré sintiendo un cariño muy especial por ti. Bueno Rosemary espero en verdad de todo corazón que estes muy bien y que seas muy feliz, al igual que toda la gente que te rodea y espero en verdad puedas leer este mensaje que más que un mensaje sería una carta por ambos lados de la hoja, aunque lo más probable sea que al ver mi nombre en el sobre la rompas sin siquiera darle la oportunidad a las palabras. Y si me pudieras contestar, sería un gran detalle que yo apreciaría por toda la vida, aunque no estás obligada a hacerlo, se despide de ti tu viejo amigo....

Juan.



Esta vez quise, aunque no se si debí, compartir con ustedes algo muy personal y mio, esta en realidad es una carta que hace algún tiempo le escribí a una vieja amiga de la cual en su momento estuve enamorado, sólo le cambié los nombres y los lugares y las fechas, pero la esencia es la misma, solo lo hice porque se que si ella no la leía tenía el derecho, mas que nada la carta que yo, de ser leída por alguien más que la persona que la escribió.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario